I’m the Evil Lord of an Intergalactic Empire! | Novela Web | 112 – El Rey demonio

112 – El Rey demonio

 

EZ: Capítulo Semanal de Lord liam, disfrútenlo~~


Un acorazado gigante había llegado al territorio de los Banfield.

 

Era el acorazado que la Séptima Fábrica de Armas había construido para Liam.

 

En el puente de la nave, Nias bailaba extasiada mientras leía los datos presentados en la pantalla del monitor.

 

Sus ojos brillaban mientras hablaba del espléndido acorazado que había creado.

 

“¡Es absolutamente brillante! Quiero enseñárselo a los que se burlaban de mí y decían que sólo era posible en teoría. ¡Mírenlo! Miren sus especificaciones. Están mucho más allá de lo que esperaba. Su tasa de conversión de energía es una locura también. ¡Y la producción! Esta es una nave de combate como ninguna otra. Ah~ Tengo tanto talento que me está poniendo nerviosa.”

 

Algunos soldados miraban mientras Nias tenía la cara pegada al monitor.

 

Eran los soldados que Liam había asignado para recoger su acorazado. Al ser soldados de élite, Liam les confió su nave.

 

Los otros miembros del personal de la Fábrica de Armas estaban sorprendidos por el frenético baile de Nias, pero no se detenían cuando se trataba de su trabajo.

 

“¿Es que no se da cuenta de lo que está pasando ahora?”

 

“Esto sólo demuestra que el talento es inversamente proporcional a la cordura.”

 

“Hey, ahora está rodando por el suelo. Alguien debería detenerla.”

 

Fue una exhibición vergonzosa.

 

Sin embargo, su emoción era comprensible, ya que el rendimiento de la nave superaba con creces las expectativas de todos.

 

El único problema era que su dueño había desaparecido.

 

De repente, Nias se detuvo.

 

Mirando el monitor de la nave, ladeó la cabeza.

 

“¿Oh? Ha captado una señal de socorro. Pero es de un lugar lejano. Para captar una señal que viene de tan lejos, mamá está orgullosa de ti.”

 

Se refería al acorazado como su hijo y hablaba como si fuera su madre.

 

Las personas que la rodeaban ya no sabían qué decir.

 

Fue entonces cuando el capitán se levantó y apartó a Nias del monitor.

 

Nias se cayó con un “¡Fugya!” pero nadie se preocupó por ella.

 

“Esta señal de socorro… ¡que alguien se ponga en contacto con el planeta hogar inmediatamente y reúna a todos nuestros aliados!”

 

Con esa orden del capitán, las personas del puente se pusieron a trabajar.

 

 

Nogo, uno de los Cuatro Reyes Celestiales, había sido asesinado.

 

[Gorius], el Señor Demonio, estaba sentado en el trono que había dentro de su castillo.

 

Su cuerpo tenía la forma de un humano, pero estaba hecho de llamas parpadeantes, y sus ojos consistían en dos agudos destellos de luz.

 

Gorius no necesitaba comida.

 

En cambio, le gustaba consumir emociones negativas como la malicia, desesperación y el miedo.

 

Tras haber otorgado a los hombres bestia algunos de sus poderes, Gorius se enfadó cuando supo que habían sido derrotados.

 

“Así son los hombres bestia, supongo.”

 

Había aceptado a los hombres bestia bajo su ala para que aterrorizaran a los humanos en su lugar.

 

Sin embargo, planeaba deshacerse de ellos a su debido tiempo.

 

En esencia, sólo eran herramientas que Gorius utilizaba para exprimir eficazmente las emociones negativas de la raza humana.

 

Sus subordinados restantes se adelantaron, luchando por quién debía sustituir a Nogo para aterrorizar a los humanos.

 

“¡Mi Señor, por favor, déjeme ser el siguiente en atacarlos!”

 

“¡No, yo seré el siguiente!”

 

“Creo que soy apto para el trabajo porque…”

 

Gorius estaba a punto de hartarse de todo esto.

 

(Manipular a estas insignificantes criaturas se está volviendo cansado muy rápido. Oh, ¡si pudiera dominar el mundo más rápidamente!)

 

Gorius había sufrido bajo el poder de los Héroes muchas veces en el pasado.

 

No obstante, se las había arreglado para resucitar a lo largo de los años.

 

No sólo eso, sino que había ahorrado una gran cantidad de poder.

 

Como los humanos tenían la costumbre de pelear entre ellos, Gorius había sido capaz de desviar silenciosamente sus emociones negativas.

 

(Como sea, sólo estoy haciendo esto por diversión de todos modos. Incluso si un Héroe aparece, no es como si fuera capaz de vencerme. Después de todo, ya he trascendido el reino de un Señor Demonio.)

 

Gorius no tenía un cuerpo físico, así que era naturalmente inmune a los ataques físicos.

 

Justo cuando Gorius estaba pensando en matar a sus subordinados y ocuparse personalmente de los humanos, un Gigante entró en la sala de audiencias cubierto de sangre.

 

“Los hombres bestia le han traicionado, mi Señor. Han entrado en el castillo, y un Héroe los dirige.”

 

El Gigante entonces exhaló su último aliento.

 

El Señor Demonio entrecerró sus ojos, formando dos lunas crecientes.

 

“Ho~ así que has venido a tomar mi cabeza. Vaya, qué Héroe tan impaciente tenemos aquí.”

 

 

En el palacio real del Reino Aarl, la Reina Enora se sentía preocupada por la imprudente decisión de Liam de cargar con todo.

 

Los pesos pesados del reino estaban reunidos en el salón del trono.

 

“¿Se adelantó y atacó el castillo del Señor Demonio?”

 

“¿Por qué no consultó con nosotros de antemano?”

 

Para subyugar al Señor Demonio, supusieron que Liam necesitaría su ayuda.

 

Sin embargo, desde el principio, Liam no había considerado ni una sola vez la posibilidad de obtener ayuda del Reino Aarl.

 

Después de unos días de descanso, partió con los hombres bestia y cargó contra el castillo del Señor Demonio.

 

Lo que empeoró las cosas fue que se había llevado con él a menos de cien personas, alegando que sería “inútil tener a tantas personas marchando” detrás de él.

 

No había sido capaz de conseguir suficiente comida y agua, así que dejó atrás a la mayoría de los hombres bestia.

 

Dejando todo eso de lado, la mayor preocupación de Enora tenía que ver con las cabezas que les habían entregado antes de que Liam se fuera.

 

Las cabezas decapitadas de los ministros y de los generales que habían tramado el asesinato de Liam, se las había enviado el sirviente de Liam, Kunai.

 

También había dicho: “Ninguno de ustedes está libre de culpa. Cuando todo termine, será mejor que estén preparados.”

 

Casi como un complemento, les dijo que su gente vendría al Reino Aarl para ayudar a Liam.

 

(¿Planeta? Estaba diciendo un montón de cosas que no entendía, pero parecía convencido de que la ayuda llegaría.)

 

Si gente como Liam, que podían utilizar una magia misteriosa, si iban a venir realmente, el reino tendría que darles una cálida acogida.

 

Originalmente, tenían la intención de construir una relación amistosa cooperando en la subyugación del Señor Demonio, pero debido a la acción independiente de Liam junto con el intento de asesinato del que Enora no tenía conocimiento previo, todo se fue por el desagüe, y las cosas ya no se podían salvar.

 

“¿Qué debemos hacer?” preguntó preocupada. “Si el país de Liam-dono hace un movimiento para recuperarlo, tendremos que ir a la guerra.”

 

“No hay precedentes de esto”, dijo Citasan. “Debería ser imposible”.

 

“Pero sus conocimientos de magia podrían superar los nuestros”.

 

Enora miró a Citasan, el responsable de la magia de invocación.

 

“Citasan, ¿crees que es posible que el país de Liam-sama llame a nuestras puertas?”

 

“Es imposible, Su Majestad. Ese hechizo de invocación busca en numerosos mundos para encontrar un candidato que pueda derrotar al Señor Demonio. Es un viaje de ida, así que regresar es imposible. Ese sirviente suyo debe haber estado fanfarroneando”

 

Se sintió aliviada al escuchar eso, pero también la hizo pensar.

 

(Qué magia más cruel. No podemos devolverlos al lugar de donde vinieron a pesar de haberlos invocado aquí.)

 

Cuando pensó en Kanami, su corazón empezó a doler.

 

Ciertamente, Enora no estaba cualificada como reina, pero era una persona amable.

 

Un soldado se apresuró a entrar en medio del clamoroso encuentro.

 

“¡Es una emergencia! El ejército del Señor Demonio ha aparecido sobre nosotros”.

 

Llegaron noticias de que el ejército del Señor Demonio había invadido el reino mientras Liam estaba fuera.

 

 

-El castillo del Señor Demonio.

 

Después de irrumpir, Liam se había deshecho de todos los soldados y oficiales que se interponían en su camino.

 

Gorius, el Señor Demonio, se interesó por la espada de Liam después de ver la batalla.

 

“Esa arma debe haber sido fabricada con Orichalcum.”

 

“Tú lo sabes eh.”

 

La espada que Liam solía llevar de repuesto estaba hecha de Orichalcum.

 

Normalmente, se consideraría un objeto muy valioso, pero a los ojos de Liam, no era más que una espada ordinaria entre las muchas otras de su colección.

 

Gorius estaba convencido de su victoria.

 

“Felicito a la humanidad por su esfuerzo. No sé cómo la han procesado, pero estoy impresionado por todo lo que ustedes, los humanos, han sido capaces de lograr bajo presión.-El problema es, sin embargo, que esa cosa no será suficiente para vencerme.”

 

Liam miró fijamente a Gorius.

 

Al momento siguiente, el respaldo del trono en el que estaba sentado Gorius fue rebanado.

 

Se rió cuando vio que Liam levantaba una de sus cejas.

 

“¿Te preguntas por qué estoy bien? Es porque no tengo un cuerpo físico.”

 

No había sido capaz de seguir el ataque de Liam hace un momento, pero no importaba, ya que ni los ataques físicos ni los mágicos funcionaban contra Gorius.

 

A no ser que tuviera un rendimiento considerable, podía incluso resistir los ataques de la magia sagrada.

 

Gorius se levantó del trono.

 

“Qué lamentable. Debes de haberte esforzado mucho para alcanzar un nivel de espadachín tan elevado. Y no sólo eso, sino que te han concedido una espada de Orichalcum. Los humanos deben haber invertido mucho en ti, pero por desgracia, todo fue en vano.”

 

Mientras se acercaba a Liam, su cuerpo aumentó de tamaño.

 

La llama negra adoptó la forma de un humano mientras miraba fijamente a Liam.

 

“¡Todo, sí, todo lo que hiciste fue en vano! ¿Sabes de qué me alimento?”

 

Liam frunció el ceño mientras miraba a Gorius, tal vez molesto por la forma en que lo miraban.

 

“No me interesa.”

 

“Kukuku, qué terco eres. Me pregunto cuánto tiempo podrás mantener esa actitud tuya.”

 

Agitó su puño con suficiente fuerza como para hacer volar una parte de la muralla del castillo.

 

“Oh, ¿pudiste evitarlo?”

 

Sin embargo, Liam había esquivado su ataque sin dejar de mirar hacia arriba.

 

Gorius estaba de buen humor. Por lo tanto, decidió enseñar a Liam sobre la desesperación.

 

“He luchado contra los Héroes varias veces antes.”

 

“Es así.”

 

Liam no parecía impresionado, pero Gorius continuó con su discurso alegremente.

 

“Fui asesinado muchas veces, pero como puedes ver, he logrado volver a la vida cada vez. Así es, soy inmortal.”

 

Incluso cuando Gorius reveló que era inmortal, Liam no pareció inmutarse en absoluto.

 

Gorius supuso que estaba tratando de pensar en un plan para derrotarlo.

 

“¿Estás tratando de idear un plan para vencerme? Siento decirte esto, pero no puedes. No se me puede matar con espadas ni con magia, ¡y eso es porque soy la malicia misma!”

 

“¡Malicia!”

 

“¡Sí, malicia! Mientras haya energía negativa rondando, ¡podré revivirme una y otra vez! No importa cuántas veces me subyugues, volveré más fuerte que nunca. Ya sea a través de la espada o de la magia, ¡ninguno de los ataques podrá alcanzarme! Incluso si lo hacen, ¡puedo volver a la vida! ¿Por qué crees que es así? …¡Es porque no dejaré de existir mientras los humanos estén ahí fuera!”

 

Al terminar su discurso, juntó las manos y las hizo caer sobre Liam como un martillo.

 

Se creó un agujero en el suelo y el castillo empezó a derrumbarse, pero a Gorius no le importó.

 

Siguió golpeando con sus puños a Liam, y éste siguió retrocediendo.

 

“¡No pereceré mientras ustedes, los humanos, existan!”

 

Liam siguió esquivando un centímetro antes de que los puños del Señor Demonio pudieran conectar con él.

 

Gorius dio una patada en el lugar que Liam había estado.

 

“¡Puedo revivir tantas veces como sea necesario!”

 

Gorius rugió al cielo dentro del castillo del Señor Demonio, que se estaba convirtiendo en un montón de escombros.

 

“¡Porque soy la malicia misma!”

 

Cientos de miles de slash volaron hacia Gorius mientras reía.

 

Durante una fracción de segundo, las llamas fueron cortadas.

 

Sin embargo, pronto se recuperó.

 

“Impresionante, todavía no te has rendido.”

 

Liam no había sido herido.

 

“Fuiste entrenado para derrotarme, pero no puedes tocarme, ni siquiera con tu espada de Orichalcum. Has perdido tu tiempo.”

 

Sin embargo, había algo que preocupaba a Gorius.

 

(¿Por qué está completamente ileso?)

 

Ni siquiera un rasguño.

 

Aun así, parecía enfadado por alguna razón.

 

“¿Malicia? Tú… ¡Cómo te atreves a despreciar a los humanos!”

 

Gorius estuvo a punto de quedarse sin habla ante las declaraciones de Liam.

 

 

Malicia mi trasero.

 

Se alimenta de las emociones negativas de los humanos, pero pretende ser el maestro de la casa.

 

Es cierto que nadie en este planeta podría vencer a este tipo, pero… está subestimando enormemente a la raza humana.

 

“Has subestimado demasiado a tus maestros humanos.”

 

“…¿Qué… acabas de decir?”

 

Apoyo mi espada en el hombro y compruebo el brazalete de mi brazo izquierdo.

 

“Has estado parloteando sobre cómo puedes revivir mientras haya humanos en el planeta, pero eso también significa que dependes de nosotros los humanos para vivir.”

 

El Señor Demonio guarda silencio y yo miro al cielo nocturno.

 

El techo se ha derrumbado, así que las estrellas están a la vista.

 

“Puede que un ser diminuto como tú no entienda lo que digo, pero no eres el ser más malvado de este mundo(universo)… ¡los humanos lo son!”

 

“¿Qué?”

 

Probablemente sólo se ha enfrentado a humanos débiles hasta ahora.

 

En otras palabras, no sabe nada.

 

No sabe que hay otros humanos fuera de este planeta.

 

“¿Cómo puedes decir que eres malvado cuando ni siquiera has tomado un solo planeta? ¡Comparado con el número de personas que he matado, el número que tú has matado no significa nada!”

 

¿Sabes cuántas personas he matado?

 

¿Sabes cuántas cosas he destruido?

 

He matado a tantos que he dejado de molestarme en contar.

 

A mis ojos, este Señor Demonio no es más que un niño que dice ser un general en un parque infantil local.

 

Simplemente, es un pez gordo en un estanque pequeño.

 

“¿Tu cuenta de asesinatos ha alcanzado ya los cien millones?”

 

“…Debería estar en las decenas de millones. Para empezar, no hay tantas personas en este mundo.”

 

Has revivido muchas veces, ¿pero sólo está a ese nivel?

 

“Sí, los hay. Hay cientos de miles de millones de personas en este mundo(universo), quizás incluso más, ¡y yo soy un hombre que ha matado a las personas en cientos de millones!”

 

Por no hablar de los piratas, he masacrado a innumerables enemigos que bloqueaban mi camino.

 

Por eso, hay muchas personas que están resentidas conmigo.

 

Soy el mal. ¡Soy Malicia!

 

¡Un Señor Demonio de este pequeño mundo no tiene derecho a llamarse malvado!

 

“¿Puedes escuchar las voces de los muertos? Si puedes, pregúntales sobre lo cruel que soy.”

 

Este tipo parece una aparición de algún tipo, por lo que podría ser capaz de escuchar los susurros de los muertos.

 

Apuesto a que se sorprenderá cuando escuche todas las voces de resentimiento.

 

“¿Q-, qué es esto?”

 

Las luces amarillas que representan los ojos del Señor Demonio temblaron, probablemente por la sorpresa.

 

Lanzo mi espada a un lado y levanto mi mano derecha hacia el cielo.

 

“¡Un pez pequeño como tú no tiene derecho a afirmar que es malvado! Ese derecho está reservado únicamente a los humanos. Sí, ¡alguien como yo! ¡Yo soy el mal! ¡Ellen, mi espada!”

 

Avid baja del cielo como una estrella fugaz.

 

El Señor Demonio exclama sorprendido cuando Avid aterriza junto a mí, haciendo volar el resto del castillo.

 

“¿¡Q-, q-, q-, qué es eso! ¿QUÉ ES ESO?”

 

Avid se eleva sobre el Señor Demonio y, desde su cabina, aparece Ellen con mi espada en la mano.

 

“¡Maestro!”

 

Ellen me lanza entonces mi más preciada espada, y la empuñadura de la misma aterriza justo en mi mano extendida, casi como si hubiera sido absorbida por ella.

 

Al agarrar la empuñadura, desenvaino la espada.

 

“Regocíjate, Rey Demonio. Te daré el honor de morir por mi espada favorita. Te borraré tan completamente que nunca podrás revivir de nuevo.”

 

Es hora de cortar a este delirante hijo de puta.

 

——————————————————————

 

Brian (‘;ω;`): “¡Lord Liam está en problemas!… ¿En problemas? De todos modos, es doloroso.”

 

 

 

Si lo desean bien pueden darle clic a la siguiente img si no tienen dinero para donar pero quieren apoyar el blog (Si es posible cómanse la publicidad con lo cual me ayudan mucho), gracias para quienes lo hagan por adelantado]


Anterior – IndiceSiguiente

8 comentarios en “I’m the Evil Lord of an Intergalactic Empire! | Novela Web | 112 – El Rey demonio

  1. En este único volumen se le esta cumpliendo su sueño al prota.

    Liam: mi corazon es pura maldad………………muahhhhhhhhhhhjajajjajajajajja

    Esto me hace preguntarme…….acaso el fin de la novela sera cuando el prota descubra que no es para nada malvado, que hasta wallace tiene mas maldad que el prota en toda su vida.

    Para luego, caiga en la desesperación. Y de alli nazca un bebe guia (ya que el original ya fue derrotado) y lo llame papi a Liam.

    Le gusta a 1 persona

    • no creo que caiga en desesperación por algo así, supongo que le afectará, pero no tanto

      tampoco me puedo imaginar el final, pero supongo que sera un final feliz o sera contra algo que esté aún mas arriba del guia (o quizás los guias xd supongo que el que conocemos no es el único que existe)

      Le gusta a 1 persona

  2. este es un arco, pero de los GOD,,, diosss de veras se nota el contraste entre la aburrida trama del príncipe heredero. Y como dije anteriormente que sus ciudadanos los vean con buenos ojos no significa que Liam sea bueno sino mas bien menos malo respecto a los demas, ahora poco a poco se nota el contraste y esta buenisimo!!!

    Le gusta a 3 personas

  3. “tu cuenta ya supera los 100 millones?” UUUUUUFFFFFFFFFFF esa fue una pregunta fuerte, la entrada de Avid fue epica y todo, pero ese contraste de “la historia la escriben lso ganadores” y su total conciencia de eso, sin ganas de “ocultarlo” UUUUUUFFFFFFF UUUFFFFFFFFFFF Y RECONTRAUUUUFFFFFFFFF

    Le gusta a 2 personas

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s