Tensei Youjo wa Akiramenai – Capítulo 88

Capítulo 88 – Reunión

 

EZ: Capítulo Único, disfrútenlo~~
Por si las dudas si la novela sigue viva pero no había podido subir o preparar cap de la misma…


El grupo comenzó a avanzar sorteando sin problemas al gruñón Herman. ¿La cesta del dragón fue siempre tan grande? Dejé escapar un pesado suspiro.

 

No voy a hacer sonar el silbato y hacer que los dragones se exciten. Me comportaré a partir de ahora y me llevarán a la capital. Hm hmm. Hm hm hmm.

 

“Kyee”.

 

“Kyee”.

 

Oops. Mi emoción se desbordó. Fingí no notar la fría mirada del Príncipe hacia mí, y me senté correctamente.

 

El sol de otoño calienta la pradera. Yo, que estaba cansada por mi confrontación con el tanuki, parece que me quedé dormida antes de darme cuenta.

 

“¡Lei!” dijo Alistair. Seguro que Mill está preparando el desayuno en el primer piso, pero yo todavía tenía sueño.

 

“Lei. Lei. ¡Estamos casi en el pueblo!”

 

Me desperté de repente. Oh sí, ya no estoy en Lentforce. Estamos casi en la capital. Frente a mí, vi una gran ciudad, a la que la ciudad de Lentforce no podía compararse, con un gran castillo al fondo y montañas que se alzaban detrás del castillo como si lo protegieran.

 

La ciudad estaba junto a las montañas, al igual que Lentforce, pero esta ciudad no tenía una barrera. En otras palabras, era vulnerable a la amenaza de los huecos por la noche. Sin embargo, pude ver que las montañas estaban en realidad bastante lejos a medida que nos acercábamos. Parecían estar cerca debido a su altura.

 

Aun así, ¿por qué la capital está cerca de una cordillera así? Sería más seguro si la hicieran en la pradera.

 

Mis dudas no importaban a medida que nos acercábamos a la ciudad. La ciudad no estaba rodeada de murallas, sino que todas y cada una de las casas estaban construidas con solidez.

 

Muchas personas estaban reunidas en la entrada del pueblo, vitoreando a gritos.

 

“¡Príncipe Hubert!”

 

“¡Bienvenido!”

 

Muchas voces resonaban para dar la bienvenida al Príncipe. El Príncipe a veces agitaba las manos a las personas y parecía un príncipe. Me miró y entrecerró los ojos como si estuviera diciendo algo.

 

“Es porque me miras con esos ojos, Lei”.

 

“Lei Shiem-pe milla ashi”. (Lei siempre mira así.)

 

“No, definitivamente lo pensaste, Huu parece un Príncipe.”

 

“… Gufo.”

 

Dijo Alistair, que estaba a mi lado, y creo que el caballero no pudo contener la risa. No estás calificado para ser un guardia, ¿verdad?

 

Las personas debieron darse cuenta de nuestra interacción porque sus vítores se hicieron más silenciosos y pronto se callaron.

 

“Esh kui-pa e Awishthair”. (Es Culpa de Alistair.)

 

“Es porque pusiste una cara rara”.

 

“No llo hi-she”.

 

Nos prestaban más atención cuando hablábamos en susurros.

 

“Es una Lisburn”.

 

“Realmente tiene ojos azules veraniegos”.

 

“Nunca pensé que llegaría a ver dos de ellos en tan poco tiempo”.

 

Susurraban entre ellos, pero en el buen sentido. Algunos se agarraron el pecho y miraron a Alistair con ojos anhelantes. Aunque en realidad no había ningún beneficio por formar parte de los Cuatro Marqueses. ¿Se respetaba tanto a los Cuatro Marqueses? ¿O los Nii-samas hicieron algo?

 

“Lei, esos ojos”.

 

“Lei Shiem-pe milla ashi”. (Lei siempre mira así.).

 

Alistair, que debía estar nervioso al mostrar sus grandes ojos, se rió, y las personas se pusieron ruidosas. Le prestaron atención para ver de qué se reía. Ah, maldición.

 

“Oh, es tan linda”.

 

“Me pregunto quién será”.

 

“Oh, quizás…”

 

Al parecer, no podían ver el color de mis ojos por encima de la cesta. El Príncipe frenó su dragón.

 

“Leila, se convirtió en un espectáculo, pero tengo que mostrarte a las personas en este estado de ánimo, o de lo contrario no estarán satisfechos”.

 

“No she pue-e evitai”. (No se puede evitar)

 

“¡¿Es eso lo que se supone que debes decir?!”

 

Huu sonrió irónicamente y se bajó ágilmente de su dragón. Las personas también se pusieron en movimiento al ver la sonrisa irónica del Príncipe. El Príncipe es popular, después de todo.

 

“Hubert-sama sonrió”.

 

Ahora que lo pienso, tenía cara de póker cuando lo conocí. De hecho, se le llama el Príncipe de Hielo. Yo sonreí.

 

El Príncipe abrió la cesta y me abrazó mientras sonreía.

 

El Príncipe tiene el pelo rubio oscuro y los ojos morados oscuros. En resumen, se parece a mí sí sólo ven nuestros colores de pelo y ojos. Una bebé regordeta, que tenía el cabello y el color de ojos más claros que el príncipe, inclinó la cabeza mientras sonreía. No, sólo perdí el equilibrio cuando me sujetaron y mi cara se inclinó hacia un lado.

 

“Ooh”, un rugido resonó en la ciudad. El príncipe sonrió irónicamente y dijo: “Eres muy popular. No estoy acostumbrado a sostenerte. ¡Bart!”

 

“Yo”.

 

“¿Puedes montar tu dragón mientras sostienes a Lei?”

 

“Puedo”.

 

El dragón Rug de Bart me olfateó y se giró hacia el frente como diciendo que estaba bien. Bart extendió sus brazos, me sujetó y yo estaba encima del dragón. Una alegría estruendosa.

 

“Increíble, Lei. ¿Quieres saludar?”

 

“No quiello. Niini e-bio hashei aigo”. (No quiero, nini debió hacer algo)

 

“¿Tu Nii-san? Eso seguramente explica tu popularidad si lo hizo. Ahora, vamos.”

 

“Ai.”

 

Para ser honesta, me sentía traviesa, así que saludé, pero la multitud vitoreó aún más fuerte, lo que me asustó, así que me detuve. No puedo ser una ídolo.

 

Terminamos desfilando por la ciudad y finalmente nos acercamos al castillo. ¿Está Nii-sama ahí? Me agarré a la ropa de Bart con ansiedad, y él me palmeó la espalda.

 

“Está bien. Sólo un poco más. Sólo un poco más”.

 

“Ai”.

 

Un espacio se abrió al final de la calle y se convirtió en una gran plaza con brillantes empedrados en el suelo. La gente del pueblo sólo nos siguió hasta aquí. El castillo estaba al otro lado de la plaza. Tenía paredes blancas de castillo, una gran puerta, caballeros, muchos guardias en la puerta, probablemente algunos funcionarios civiles, y algunas pequeñas figuras nostálgicas.

 

“Niini”.

 

“¿Esta vez es el verdadero?”

 

“Ai”.

 

Y probablemente ha crecido. ¿No es un poco flaco? La persona que está de pie fríamente con ropas nobles adecuadas es ciertamente Nii-sama. Estaba mirando directamente hacia aquí.

 

“Baha-me”.

 

“¿Pero no se supone que el Príncipe se baje primero o algo así?”

 

“Barth, baha-me”.

 

“Lei, ok. ¡Clyde!” Bart llamó a Clyde y Clyde me bajó del dragón. Alistair bajó ágilmente de su dragón y se acercó a mí.

 

“¿Debo abrazarte o tomarte de la mano?”

 

“Eshta bien. Kami-nalle”. (Está bien. Caminaré).

 

Caminé cuando estaba con Nii-sama. Alistair dio un paso atrás y me siguió por detrás. Onii-sama llevaba un rato mirándome fijamente, pero no se movió.

 

Lo sé. Lo sé. Incluso cuando lo conocí, no se movió de detrás de la puerta. La siguiente vez que nos vimos, estaba tan inexpresivo como Otou-sama. Hay mucho amor dentro de él, y siempre está gritando para que salga.

 

Pero no sale. Así es Onii-sama.

 

Así que, yo  iré. Empecé a caminar a paso ligero con confianza. Han pasado seis meses y la tambaleante Lei se ha puesto así de grande, Onii-sama. Nadie se movía ni hablaba. Yo era la única que avanzaba a pasos ligeros. Entonces, me puse delante de Onii-sama.

 

“Oh, oh, te estás tambaleando como siempre”.

 

“¡No me tamba-lleo!”

 

“Oh, oh. Justo lo que esperaba de ti, Lei”.

 

Sinceramente, nada en Gill ha cambiado, excepto su altura. Los pálidos ojos violetas de Nii-sama me miraban fijamente. Cielos, tanto Otou-sama como Nii-sama son unos cobardes. Aun así, nunca me olvidaré de ellos.

 

“¡Ai! ¡Niini!” Estiré mis dos brazos.

 

“¡Lei… Lei!” Onii-sama finalmente se movió y me abrazó.

 

“¡Lei! ¡Lei!”

 

“¡Niini!”

 

“Lei…”

 

Acaricié la espalda de Nii-sama mientras me abrazaba con fuerza. Va a salir. ¡Algo va a salir!

 

“Luke, parece que Lei tiene dolor”.

 

“Eh, oh.”

 

Nii-sama finalmente aflojó sus brazos. Entonces, me abrazó de nuevo.

 

“Niini, he vueito”.

 

“Bienvenida, Lei”.

 

Nii-sama parecía que iba a llorar y se esforzaba por no hacerlo. Entonces, finalmente, una lágrima cayó de sus ojos. Por fin. Por fin nos encontramos de nuevo.

 

 

 

Correcciones en los Comentarios / Los Likes en los Cap son en verdad muy agradecidos

Si lo desean bien pueden darle clic a la siguiente img si no tienen dinero para donar pero quieren apoyar el blog (si disculpen pero si es posible cómanse la publicidad con lo cual me ayudan mucho) [y veré si pongo solo esto (lo de los clics) en varios cap, gracias para quienes lo hagan por adelantado]


AnteriorIndiceSiguiente

2 comentarios en “Tensei Youjo wa Akiramenai – Capítulo 88

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s