Saijaku no Mahou Tsukai – Capítulo 239

Capítulo 239 – Takatsuki Makoto se encuentra con el Dragón Sagrado

 

EZ: 1/2


—El héroe Abel y el dragón sagrado Helemerck.

 

Lo he visto aquí y allá en las estatuas de bronce de los asentamientos, los libros ilustrados y los murales de las iglesias sobre la Era Oscura.

 

Se dibuja en muchos lugares como la figura más simbólica de los Héroes Legendarios que derrotan a los Grandes Señores Demonios.

 

Y entonces, hay un dragón con escamas blancas y puras acostado frente a mí.

 

Ooh… así que ese es el legendario Dragón Sagrado…

 

Me olvidé de mi Habilidad Mente Clara y me emocioné por un momento.

 

“M-, Maestro…” (Momo)

 

Momo me agarró del brazo con fuerza.

 

“¿Qué pasa, Momo?” (Makoto)

 

“No, ‘¿qué pasa?’ preguntas…” (Momo)

 

Momo estaba temblando.

 

“Makoto-san… ese es el señor de Laberintos”. (Abel)

 

“¿El señor de Laberintos?” (Makoto)

 

Abel dijo eso mientras miraba al dragón blanco.

 

“El legendario Dragón Antiguo que se rumorea que está en el Piso Más Profundo de Laberintos y se dice que ha vivido durante más de 10.000 años… Pensar que realmente existía…” (Abel)

 

La voz del héroe Abel estaba temblando.

 

¡¿10.000 años?!

 

¡Eso es impresionante!

 

Como se esperaba del Antiguo Dragón del Salvador Abel-sama.

 

“Bueno, por ahora, vamos a hablar con él”. (Makoto)

 

“”¡¿?!””

 

El héroe Abel y Momo me miraban con una mirada extraña.

 

Como si estuvieran mirando a un bicho raro.

 

¿He dicho algo tan raro?

 

Miré a la Gran Espíritu del Agua.

 

“¿Qué pasa, Nuestro Rey?” (Dia)

 

“No, no es nada”. (Makoto)

 

Esta es la misma de siempre.

 

Ella se está estirando.

 

Camino hacia el dragón blanco, y el Héroe Abel y Momo me siguen lentamente.

 

El gigantesco dragón blanco tenía los ojos cerrados, pero no es como si estuviera durmiendo eh.

 

Como prueba de ello, cuando llegamos a unos 10 metros cerca de él, abrió sus ojos ligeramente y nos miró.

 

Mirarlo de cerca realmente da un nivel de presión totalmente diferente.

 

“Encantado de conocerte, mi nombre es Makoto”. (Makoto)

 

Me presenté.

 

Pero no hubo respuesta.

 

¿No me ha oído?

 

“Uhm~, ¿puedes oírme… Dragón Sagrado-sama?” (Makoto)

 

“……”

 

¿Eh?

 

¿Será que el lenguaje humano no funciona?

 

Esto es preocupante…

 

“¿Será que no entiendes lo que yo—?” (Makoto)

 

(¿Cual es tu negocio aquí, humano?)

 

Una voz resonó dentro de mi cabeza.

 

¡¿Podría ser…?! ¡¿Del tipo que habla directamente a tu mente?!

 

“Uhm… estamos viajando para derrotar al Gran Señor Demonio. ¿Puedes prestarnos tu ayuda?” (Makoto)

 

Me di cuenta después de decir esto, pero ¿no es algo que sería mejor que dijera el Héroe Abel?

 

(¿Por qué debería prestar mi ayuda a los humanos?)

 

La respuesta que obtuve no fue favorable.

 

O más bien, fue muy fría.

 

“M-, Makoto-san…” (Abel)

 

“Maestro…” (Momo)

 

El Héroe Abel y la Gran Sabio-sama están tirando de mi ropa por la espalda.

 

“¿Qué pasa?” (Makoto)

 

Cuando me di la vuelta, los dos tenían la cara rígida.

 

“V-, vayamos…” (Abel)

 

“Creo que Dragon-sama está enfadado…” (Momo)

 

¿De verdad?

 

Es un legendario Dragón Sagrado, así que no creo que tenga tan poco temperamento.

 

Vuelvo a mirar al dragón blanco, pero parece que ya ha perdido el interés en nosotros, tenía los ojos cerrados.

 

Tampoco parece reaccionar ante el héroe Abel.

 

¿Eh? ¿No nos prestara su ayuda?

 

¿Hemos venido demasiado pronto…?

 

De acuerdo con el libro de imágenes de la Leyenda del Héroe Abel, el Dragón Sagrado Blanco se convierte en su camarada después de derrotar a Bifrons.

 

‘El dragón legendario los reconoce después de derrotar a un Señor Demonio’, eso podría ser la cosa aquí.

 

Parece que no nos ayudará por el momento.

 

No se puede evitar. Volvamos.

 

Consideremos el hecho de que hayamos logrado llegar a la Planta Más Profunda de Laberintos como un progreso.

 

Fue en ese momento…

 

Se produjo un violento vendaval y el suelo tembló.

 

Una gigantesca sombra roja apareció frente a nosotros.

 

Un Dragón Antiguo que tenía escamas rojas como si estuvieran ardiendo.

 

Ese dragón se lamió los labios y habló en lengua humana.

 

“Oye, Madre Dragón, no te importará que me los coma, ¿verdad?”

 

O-, Oi oi.

 

Un Dragón Antiguo es como un abuelo o una abuela de más de un milenio, ¿verdad?

 

¡¿Hay un Dragón Antiguo de tipo yanqui como este?!

 

“¡Makoto-san! ¡Este dragón es el legendario dragón rojo comedor de pueblos! ¡Un violento Dragón Antiguo que le gusta atacar a los humanos! ¡La cantidad de pueblos que ha destruido son incontables!” (Abel)

 

“¡Hiih!” (Momo)

 

Momo gritó ante las palabras del héroe Abel.

 

Ya veo…

 

Un Dragón Antiguo que tiene gusto por comer humanos…

 

Así que un dragón como ese tiene sus ojos puestos en nosotros.

 

Esto es preocupante.

 

“Dragon Blanco-sama, no hemos venido a luchar. Nos iremos obedientemente, ¿podrías por favor perdonarnos?” (Makoto)

 

No hablé con el dragón rojo, sino con el dragón blanco sagrado que debe tener una posición más alta.

 

Pero…

 

(Haz lo que quieras.)

 

Me di cuenta de que esas palabras no iban dirigidas a nosotros, sino al dragón rojo.

 

Al instante siguiente, la boca del Dragón Rojo se deformó en una sonrisa, y nos atacó.

 

Esto… ¿qué debemos hacer?

 

Agarré la mano de Dia.

 

Magia del tiempo: [Aceleración mental]“. (Makoto)

 

Activo la Magia del Destino.

 

Es una magia elemental en la que he estado entrenando últimamente.

 

Este hechizo es originalmente un hechizo que te permite extender 1 segundo a varias decenas de veces más dentro de tu cabeza.

 

Ese efecto también se aplica a Dia, a quien tengo tomada de la mano.

 

Me sincronizo con Dia y le hablo.

 

(Dia, ¿puedes oírme?) (Makoto)

 

(Sí, Nuestro Rey. ¿Qué pasa?) (Dia)

 

(No quiero luchar contra el camarada del Dragón Sagrado…) (Makoto)

 

(Pero ese lagarto rojo está diciendo insolentemente que quiere comerse a Nuestro Rey…) (Dia)

 

Los ojos de Dia eran fríos.

 

Puedo ver que está ligeramente enfurecida.

 

(Dia, por favor, incapacita al lagarto sin matarlo.) (Makoto)

 

(Sí, Nuestro Rey.) (Dia)

 

El efecto del Aceleración Mental se agotó.

 

[Freezing Breath]“. (Dia) (EZ: Aliento Congelante)

 

Escuché la voz de Dia.

 

Dia sopló con un “fuuuh”.

 

Y entonces, el Dragón Rojo frente a nosotros se convirtió en una escultura de hielo en un abrir y cerrar de ojos.

 

…¿Esto… no está muerto?

 

“¿Dia?” (Makoto)

 

“Está bien~. Me contuve”. (Dia)

 

Dia se rió ante mi llamado.

 

Parece que ya se siente mejor.

 

“¿Eh?” (Abel)

 

“¿Qué?” (Momo)

 

El Héroe Abel y Momo son los que dejaron salir sus voces de asombro.

 

Y los Dragones Antiguos alrededor también.

 

Después de un breve silencio, los Dragones Antiguos se levantaron y dirigieron la intención asesina hacia nosotros.

 

Así que resultó así…

 

“Dragón Sagrado-sama, no queremos luchar contra ustees. Por favor, déjanos…” (Makoto)

 

“¡Goooooooh!”

 

“¡Bastardo! ¡Maldito humano!”

 

“¡No creas que puedes volver vivo!”

 

Mi voz fue borrada por los gritos furiosos de los otros Dragones Antiguos.

 

No, esto no funcionará.

 

Los Dragones Antiguos son más malhumorados de lo que pensaba.

 

“¡Makoto-san! ¡Huyamos!” (Abel)

 

“¡Maestro! ¡Los otros Dragones Antiguos están atacando también!” (Momo)

 

El héroe Abel desenvainó su espada, y Momo estaba casteando.

 

Pero sólo he venido a encontrarme con el Dragón Sagrado, no a luchar.

 

Y sobre todo, si los derroto, ¿el Dragón Sagrado se convertirá en nuestro camarada?

 

Miro al dragón blanco.

 

Pero el dragón blanco tenía los ojos cerrados.

 

Parece que no tiene intención de detener a los otros Dragones Antiguos.

 

“Parece que va a ser difícil huir, Nuestro Rey”. (Dia)

 

Dia me susurró como si se divirtiera.

 

Es cierto que estamos rodeados de Dragones Antiguos y no podemos huir.

 

Parece que estamos en una batalla ineludible.

 

Un dragón abrió su boca con la intención de disparar un aliento de dragón.

 

Haah…

 

Vuelvo a activar la Magia del Destino.

 

Magia del Tiempo: [Aceleración Mental]“. (Makoto)

 

(Dia, ¿puedes incapacitar a todos los Dragones Antiguos de aquí?) (Makoto)

 

(Veamos~. Podría ser difícil conmigo sola.) (Dia)

 

(…¿Con cuántas serían posibles?) (Makoto)

 

(Yo diría que 4-5 serían suficientes. ¿Las llamo?) (Dia)

 

(No hay otra opción.) (Makoto)

 

No se puede evitar.

 

(Tomaré un poco de tu maná para la invocación, Nuestro Rey. ¿Está bien?) (Dia)

 

(¿El mío…? Está bien.) (Makoto)

 

Aunque mi maná es casi nulo…

 

¿Es necesario algo así?

 

(¡Fufu! Muchas gracias. Entonces… vengan, mis pequeñas hermanas.) (Dia)

 

Dia agitó una mano y una luz azul se reunió en el aire, y al instante siguiente, cambió a la forma de las personas.

 

Aparecieron 5 Undines.

 

Sus apariencias son la viva imagen de Dia.

 

(¿E-, Eh…?) (Makoto)

 

Mi visión se oscureció durante un segundo.

 

Sentí como si la fuerza se desvaneciera de mi cuerpo.

 

Y entonces, sentí como si me colocaran pesos de plomo en ambos hombros.

 

Esta sensación… podría ser…

 

“Oye, Dia, ¿cuánta de mi esperanza de vida usaste para convocar a tus hermanas pequeñas?” (Makoto)

 

“¿Eh?” (Dia)

 

Dia puso una expresión de sorpresa.

 

Esta chica no tomó mi mana sino mi tiempo de vida.

 

O más bien, el maná y la vida útil de los Espíritus es infinita.

 

Estoy seguro de que Dia ve a ambos como lo mismo.

 

“Uhm… veamos… ¿alrededor de 10 años de maná?” (Dia)

 

“Ya veo”. (Makoto)

 

10 años de vida útil, eh…

 

5 Grandes Espíritus del Agua por 10 años.

 

Así que no puedo usarlo a mi antojo.

 

O más bien, cuando tomo prestada la ayuda de Dia, me cansa mucho. ¿Podría ser que esto también esté consumiendo mi vida útil?

 

Parece que tendré que recargarla en algún sitio.

 

“U-, Uhm… ¿eso no fue bueno…?” (Dia)

 

Dia preguntó inquieta con una mirada triste.

 

“No, está bien”. (Makoto)

 

De todas formas estamos en problemas.

 

“Te haré trabajar, Dia”. (Makoto)

 

Al decir esto, Dia hizo una gran sonrisa.

 

“Sí, Nuestro Rey. Por favor, ordéname lo que quieras. Vamos a enseñar a estos lagartos que sólo llevan unos pocos miles de años viviendo su lugar”. (Dia)

 

Dia sonrió cruelmente.

 

Los Grandes Espíritus realmente se mueven por sus emociones.

 

Suspiré ligeramente y ordené a las Undines.

 

 

 

Si lo desean bien pueden darle clic a la siguiente img si no tienen dinero para donar pero quieren apoyar el blog (Si es posible cómanse la publicidad con lo cual me ayudan mucho), gracias para quienes lo hagan por adelantado]


AnteriorIndiceSiguiente

4 comentarios en “Saijaku no Mahou Tsukai – Capítulo 239

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s