Saijaku no Mahou Tsukai – Capítulo 42

Capítulo 42 – La Reunión de Takatsuki Makoto

 

EZ: 2/2


“¡Hah!”

 

Yo… Sasaki Aya… me desperté.

 

“¿Eh?”

 

¿No morí?

 

Miro mi propio cuerpo.

 

No hay una gran herida.

 

Aunque recuerdo que mi cuerpo fue desgarrado.

 

Miro a mí alrededor.

 

Este es el espacio en la parte de atrás de la cascada que me gusta.

 

El que está justo a la salida de la guarida.

 

“¡Madre-sama! ¡Todos!”

 

Corrí a la guarida.

 

¡Eso fue un sueño! ¡Todo el mundo está vivo!

 

¡Ese debe ser el caso!

 

La gran roca familiar que protege la entrada de la guarida fue destruida desde el interior.

 

El interior, que normalmente estaba tan animado, ahora estaba en silencio y no hay nadie.

 

“Frío…”

 

No es el hogar habitual.

 

Es la misma que la de esa pesadilla.

 

No fue un sueño…

 

“Uh…uh…wuuu…”

 

Mis lágrimas se desbordan.

 

Los últimos momentos de todos se me quemaron en los ojos.

 

Esos ojos huecos.

 

La sangrienta Madre-sama.

 

¿Por qué… Hizo algo así…

 

La guarida de las Lamias tenía un hechizo que sólo permitía a las Lamias entrar.

 

Por eso es imposible que los enemigos entren —a menos que alguien las traicione.

 

Hermana Mayor-sama —no, esa perra.

 

Mis hermanas, Madre-sama, mis Hermanas Mayores…

 

No sé por qué, pero estoy viva.

 

Entonces, aplastaré al enemigo.

 

No debo morir hasta entonces.

 

 

Después de eso, cazé monstruos. Cazaba, cazaba, cazaba, cazaba y seguía cazando. (EZ. Nai Wa~~)

 

Especialmente arpías.

 

Las aplastaba completamente preguntándome si esa jefa podría salir, pero cuando se van volando, es difícil atraparlas.

 

Han empezado a huir en cuanto me ven.

 

¡Maldición!

 

El lugar en el que duermo es la guarida de las Lamias donde no hay nadie.

 

La puerta ha sido destruida, así que no es tan segura como antes, pero no conozco ningún otro lugar.

 

Pensé que tal vez la traidora volvería, pero no se mostró.

 

¿Adónde se fue?

 

Tal vez mordió el polvo en algún lugar.

 

Pero en la remota posibilidad de que esté viva…

 

La mataré.

 

Matar a esa traidora y a la jefa de las arpías es mi razón de vivir.

 

Pero no soy tan fuerte.

 

Ahora que lo pienso, Madre-sama dijo esto:..: “Si quieres ser más fuerte, come humanos. Ellos tienen fuertes poderes bendecidos por los Dioses. Si te comes a un humano con un alto maná, puedes hacerte más fuerte. Como yo.”

 

La actual yo no puede derrotar a la jefa de las arpías.

 

Tengo que hacerme más fuerte…

 

No puedo elegir mis métodos.

 

◇◇

 

Seguí luchando solo durante un tiempo.

 

Un día…

 

Noté que se hizo un gran sonido desde el lago subterráneo.

 

Salté rápidamente de mi guarida.

 

Pensé que tal vez un enemigo había atacado, pero parece que no fue así.

 

Los monstruos se están reuniendo.

 

Eso es… ¿humanos?

 

¿Son los llamados aventureros de los que hablaban las hermanas mayores?

 

Hay dos humanos.

 

Una chica de cabello rojo brillante, y un chico de cabello negro con ropa gris.

 

La chica debe ser una maga, tiene un bastón después de todo.

 

¿Qué es el hombre? Una armadura ligera, y una daga.

 

¿Un ladrón, tal vez?

 

Mana desborda de la maga femenina.

 

Puedo sentir una poderosa fuerza vital.

 

(Si la ataco… si me la como, ¿quizás pueda hacerme más fuerte?)

 

Pero antes de eso, están las odiadas arpías.

 

¡Me ocuparé de ellas primero!

 

Observo a esos dos mientras aplasto a las arpías.

 

Si tuviera que comparar, la más fuerte debería ser la mujer maga.

 

El hombre tiene una fuerza vital comparable a la de los Goblins de por aquí.

 

Eso es lo que pensé al principio.

 

Pero…

 

(No… El problemático es el hombre.)

 

Estaban rodeados por varias decenas de monstruos.

 

La maga mujer está desesperadamente casteando magia, y tratando de evadir la serpiente marina y las redes de las arachnes mientras levanta gritos.

 

Por otro lado, el hombre que sostiene una daga…

 

(¿Tiene ojos en la espalda?)

 

Evitaba los ataques de las arpías que venían de la espalda con mínimos movimientos.

 

Escapando ágilmente de la serpiente marina que salta del agua.

 

Cortando hábilmente las telarañas.

 

A pesar de que no parece tener mucha fuerza física, lidiaba con todos los ataques despreocupadamente como si estuviera bailando.

 

(Además, ¿qué pasa con esa calma suya?)

 

A pesar de que estaba luchando por su vida aquí, evitando los ataques de los monstruos por una diferencia mínima, se rascó la mejilla.

 

Es como si dijera: ‘Dios mío, esto es preocupante’.

 

(El problemático es ese hombre de cabello negro… Cazémoslo primero.)

 

Aumenté mi concentración.

 

Aún así, ese gesto de rascarse la mejilla…

 

Siento que lo he visto antes, pero no puedo recordarlo.

◇◇

-Punto de Vista Makoto –

“Maldición, no están disminuyendo en número.” (Makoto)

 

[Falling Meteor]!” (Lucy)

 

El hechizo que Lucy realizó provocó una gigantesca salpicadura de agua.

 

Este es ya el séptimo hechizo que se hace.

 

Maro a varios monstruos, pero todavía hay muchos.

 

“¿Estás bien, Lucy?” (Makoto)

 

“Sí, todavía estoy bien de mana”. (Lucy)

 

Tan sin fondo como siempre, Maga Monarca.

 

Pero su concentración ya está al límite.

 

“Lucy, no uses la magia por un tiempo. Seguiré evadiendo.” (Makoto)

 

“E-, Entendido…” (Lucy)

 

Lucy se balanceaba mientras envolvía sus brazos alrededor de mi cintura.

 

Miro a mí alrededor.

 

Hay más de 50 monstruos rodeándonos.

 

La mayoría de los monstruos son de clase baja o media.

 

Hay dos de los que tengo que tener cuidado.

 

Uno de ellos es el monstruo gigante con aspecto de cocodrilo.

 

El Cocodrilo Rey.

 

Había información sobre él en el gremio.

 

Aparentemente es el gobernante del lago subterráneo.

 

Sólo que parece que no está interesado en nosotros ahora mismo, y está atacando a Orcos y Goblins.

 

Por eso no me preocupa.

 

El problema es otro.

 

Cuando me di cuenta, ya estaba mezclada en el combate abierto, una sola lamia.

 

(Escuché que las lamias normalmente actúan en grupos, sin embargo…)

 

Esta Lamia está actuando sola.

 

A simple vista, parece que está luchando contra las arpías y arachnes y no tiene ningún interés aquí, pero…

 

(Ella nos está apuntando…) (Makoto)

 

La alerta de la Habilidad Detección ha estado sonando desde hace un tiempo.

 

(Además, es muy fuerte.) (Makoto)

 

Las lamias son de clase media.

 

Pero ésta aplasta a los orcos de un solo golpe, y arranca las alas de las arpías como si fueran de papel.

 

O más bien, las arpías huyeron al ver a esa Lamia.

 

Sólo en ese punto, tenemos suerte, pero esa Lamia es mucho más preocupante…

 

Han pasado 10 minutos desde la vez que usé la Magia Espiritual.

 

Quiero usar un gran hechizo y tratar con los monstruos, pero…

 

(En una situación en la que esa Lamia nos está apuntando, no quiero usar magia.)

 

Crearía una apertura.

 

Quiero distraerla si es posible.

 

“Lucy”. (Makoto)

 

“Haah, haaah… ¿Qué?” (Lucy)

 

“No, no es nada”. (Makoto)

 

Iba a decirle que tuviera cuidado con esa Lamia, pero no parece que tenga el margen de maniobra.

 

Me ocuparé de ello.

 

A propósito tengo mi espalda frente a la Lamia.

 

Tengo una vista de 360°, así que no es como si dejara a la Lamia fuera de mi vista.

 

(¿Tomara el señuelo?) (Makoto)

 

Evité los ataques de los monstruos de alrededor con mi espalda todavía dirigida a la Lamia por un tiempo.

 

Espero ese momento con una daga en la mano.

 

(¡Aquí viene!) (Makoto)

 

La Lamia se abalanza sobre nosotros, cerrando la distancia.

 

(¡Rápida!) (Makoto)

 

Balanceo mi daga en el momento en que me doy la vuelta, pero corta dolorosamente el aire.

 

¡¡¡[Magia de Agua: Ice Needle]!!!

 

Lanzo mi verdadera intención, el hechizo cegador.

 

Las agujas de hielo fueron creadas justo en la cara de la Lamia, y disparadas.

 

(¡¿Ella lo evitó?!) (Makoto)

 

Esta es la primera vez que se ha evitado este hechizo.

 

“¡Maldición!” (Makoto)

 

Esto es un poco malo.

 

Soy un desastre total en el combate cuerpo a cuerpo.

 

Los ojos de la Lamia y yo nos encontramos a corta distancia.

 

(Qué hermosa monstruo.) (Makoto)

 

Mientras mantengo una impresión fuera de lugar, reajusto mi postura para proteger a Lucy.

 

Pero no es para nada un ataque.

 

El monstruo delante de mí tenía los ojos bien abiertos como si se sorprendiera.

 

“¿Takatsuki-kun…?”

EZ: El tan esperado reencuentro!, mas detalles en los próximos cap [se viene también una ilustración del momento~~]

 

 

 

Correcciones en los Comentarios / Los Likes en los cap son muy agradecidos


AnteriorIndiceSiguiente

5 comentarios en “Saijaku no Mahou Tsukai – Capítulo 42

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s