Saijaku no Mahou Tsukai – Capítulo 40

Capítulo 40 – La Tragedia de Sasaki Aya

 

EZ: Cap Único y algo sad…

Disculpen por la hora de subida [esto fue mucho por mi culpa debí hacer las cosas más temprano] disfruten… o lloren el cap


“Supongo que ya es hora…”

 

Me he vuelto fuerte.

 

Soy la número 3 en fuerza dentro de la gran familia de las Lamias.

 

Confío en que no perderé ante los monstruos de este lago subterráneo uno a uno.

 

Mis hermanas de la misma edad son ahora lo suficientemente independientes.

 

Ahora pueden cazar apropiadamente.

 

Madre-sama parece estar pensando en dar a luz a sus próximos hijos.

 

Cuando eso suceda, seré una hermana mayor.

 

Si tengo hermanas pequeñas, definitivamente me encariñaré y no podré irme.

 

La próxima vez que salga sola, vayámonos.

 

Eso es lo que decidí en secreto.

 

◇◇

 

“¡Esto es malo! ¡Las pequeñas hermanas están siendo atacadas por un Tigre de Hielo!”

 

Ese aviso fue repentino.

 

Ese día no fue un día en el que tuve un turno de caza.

 

Para cuando corrí hacia ahí, ya había varias de mis hermanas muertas.

 

Los Tigres de Hielo son tigres de piel azul que hacen un ataque llamado Aliento de Hielo.

 

Cada vez que el Tigre de Hielo exhala un aliento blanco, puedo sentir mi cuerpo haciéndose más apagado.

 

“¡¿Qué pasa con esto?!”

 

Golpeo al Tigre de Hielo volando con ira y furia.

 

Los Tigres de Hielo que vieron morir a su camarada de un solo golpe salieron corriendo.

 

“Todas…”

 

Me tambaleo en el camino hacia los cadáveres de mis hermanas.

 

Fue horrible.

 

Sus entrañas fueron devoradas, sus brazos destrozados…

 

Las hermanas que estaban bien estaban todas destrozadas.

 

“Por qué… por qué…”

 

“Los Tigres de Hielo son nuestro enemigo natural. El aliento que exhalan enfría el aire, y entorpece los movimientos de nosotras, las Lamias”.

 

La Hermana Mayor-Sama, murmura esto mortificada.

 

Esas palabras me hicieron estallar.

 

“¡¿Por qué no me lo dijeron más rápido?!”

 

“Conoces la ley de la caza. Es mejor no dar rienda suelta a tu imaginación hasta que veas al enemigo. Adquiere experiencia y hazte más fuerte”.

 

“¡No es eso lo que quiero decir! ¡Si me hubieran dicho lo de los Tigres de Hielo más rápido, no habrían muerto!”

 

“¡¿Estás diciendo que yo soy la que está equivocada?!”

 

“¡Eso es! ¡Estás equivocada, hermana Mayor-sama!”

 

Me enfrenté a Hermana Mayor-sama por primera vez.

 

Probablemente no estaba en un estado mental correcto por ser la primera vez que presencié la muerte de mis hermanas.

 

¡Aunque podría haberlas protegido si hubiera estado ahí!

 

“¡No entiendes nada en absoluto!”

 

“¡Tú, cabeza hueca, Hermana Mayor-sama! ¡Las has matado a todas!”

 

“¿Estás diciendo que lo hubieras hecho mejor?”

 

“¡Mejor que tú!”

 

Normalmente, la Hermana Mayor lo dejaría a un lado diciendo “que se le va a hacer”, pero ahora mismo estaba poniendo una cara realmente enfadada.

 

“¡Tú…!”

 

Me dio un puñetazo.

 

“¿Qué estás haciendo?”

 

Le di un puñetazo en la espalda.

 

A partir de ahí, se convirtió en una gran pelea de puños.

 

“”E-, Esperen.””

 

Las hermanas mayores y pequeñas hermanas supervivientes intentan interponerse entre nosotras para detenernos, pero nadie puede detener una pelea entre la número 2 y 3.

 

La Hermana Mayor-sama es fuerte.

 

No sé su edad, pero nació mucho antes que nosotras, y ha estado liderando las Lamias durante mucho tiempo.

 

Si la comparara con la alocada y llamativa belleza que es Madre-sama, sería una belleza ligeramente fría, larga, delgada y bien proporcionada.

 

Esa Hermana Mayor-sama tenía un gran ceño fruncido en su hermoso rostro, agarrando mi pelo, y moviendo su puño.

 

Comparado con eso, soy un poco mayor de un año, y mi cuerpo había madurado recientemente.

 

Normalmente, no debería ser posible para mí ganar en una pelea contra Hermana Mayor-sama, pero quizás gracias a estas llamadas habilidades, estábamos a la par.

 

La Hermana Mayor-sama y yo nos tirábamos del pelo, nos enrollábamos alrededor de nuestros cuerpos y seguíamos golpeándonos.

 

En el momento en que mi conciencia estaba a punto de volar, Hermana Mayor-sama perdió la conciencia por completo.

 

“Gané…”

 

Después de eso, también me desmayé.

 

 

 

“Haah, ¿qué están haciendo?”

 

“…”

 

“…”

 

Más tarde, fuimos muy reprendidas por Madre-sama.

 

La Hermana Mayor-sama y yo no nos mirábamos a los ojos.

 

La hermana Mayor-sama  tampoco mira hacia aquí.

 

“Hey ahora, ustedes son el centro de esta familia. Llévense bien entre si.

 

Madre-sama que no se preocupa por las cosas pequeñas se exasperó con nosotros. Al final, las dos no dijimos ni una sola palabra, y terminamos el sermón.

 

◇◇

 

Desde la pelea con Hermana Mayor-sama, se formaron facciones en nuestra familia.

 

La primera fue el grupo de Hermana Mayor-sama.

 

La otra era un grupo con mi persona como centro.

 

El Grupo de Hermana Mayor-sama continuó con el método de que los jóvenes fueran el centro y que los mayores se unieran para hacer un seguimiento si era necesario.

 

Por otro lado, nuestro método era que yo me pusiera al frente cuando cazaba.

 

Al principio, pensé que nuestro grupo era el mejor porque, aunque fuéramos atacados por enemigos, no teníamos muchas bajas.

 

Pero ese no era el caso.

 

El método de caza de Hermana Mayor-sama les ayudó a crecer individualmente.

 

Mi grupo dependía únicamente de mí.

 

(Lo estropeé…)

 

Estoy feliz de que confíen en mí, pero esto no es bueno.

 

Ya no puedo irme.

 

(Hermana Mayor-sama podría tener razón…)

 

“…”

 

“…”

 

Incluso cuando Hermana Mayor-sama y yo pasamos cerca de vez en cuando, no nos hemos hablado durante días.

 

Aunque en el pasado, éramos hermanas que se llevaban bien.

 

Estoy tratando de encontrar el momento adecuado para que podamos estar juntas a solas, pero esa oportunidad no llegó.

 

Hermana Mayor-Sama siempre está con alguien últimamente…

 

No tuve más remedio que acercarme a la fuerza a Hermana Mayor-sama y susurrarle.

 

“Oye, tengo algo de lo que hablarte a solas. Ven a la parte de atrás de la cascada.”

 

“?! ¿Q-Qué pasa contigo? ¿No deberías estar bien ahora mismo?””

 

No.

 

No hay manera de que pueda hacer algo tan feo como bajar la cabeza delante de todos.

 

“Esta noche, ¿de acuerdo?”

 

“…De acuerdo.”

 

Muy bien, muy bien, terminemos esta pelea de hermanas con esto.

 

◇◇

 

Volví a mi cama y esperé el momento en que tenía que reunirme con Hermana Mayor-sama.

 

Sólo que, debido a las cacerías que he estado haciendo todos los días, terminé adormeciéndome.

 

(¡Oh, mierda! Espero no haberme quedado dormida.)

 

Traté de despertarme rápidamente…

 

Pero noté una anormalidad.

 

(¿El aire está frío?)

 

Debido a que la guarida de las Lamias está cerca de alguna cueva de lava o lo que sea, la temperatura es elevada.

 

Somos débiles al frío después de todo.

 

“¡Todos! ¡Hermanas mayores! ¡Madre-sama!”

 

Miro a mí alrededor para contarles sobre esta anormalidad.

 

“¿Eh?”

 

Y una pesadilla estaba presente ahí.

 

Mis hermanas mayores, hermanas, sus cuerpos eran blancos pálidos y estaban desplomados en el suelo.

 

No parece que estén respirando.

 

Las que respiraban estaban siendo atacados por Arpías.

 

“¡Ustedes…! ¡¿Desde dónde…?!”

 

Nuestra guarida tiene una entrada que no puede abrirse a menos que un miembro de la familia la abra desde dentro.

 

¡No hay forma de que los enemigos puedan entrar!

 

“¡Kyahahahahahaha!”

 

Las arpías se ríen con una voz que resuena en los oídos.

 

“¡Maldición!”

 

Intenté luchar como siempre, pero mi cuerpo era pesado como el plomo.

 

Mi cuerpo estaba alzando un grito por el frío.

 

“¡Madre-sama!”

 

No puedo hacer nada.

 

¡Madre-sama, sálvanos!

 

Pero en el trono donde mi madre siempre está sentada, hay una mujer rubia desconocida.

 

Esa belleza tuvo tanto impacto como madre.

 

¡Y la que se desplomó bajo los pies de esa mujer es madre!

 

“¡Madre-sama!”

 

Traté de correr hasta donde está ella, pero las arpías de los alrededores me sujetaron.

 

“¡Suéltenme!”, me esfuerzo.

 

“¿Hoh? ¿Eres la joven serpiente que escuché que ha estado acosando a mi familia?”

 

“¿Quién eres…?”

 

“Soy la madre de las arpías. Hemos luchado contra las Lamias durante 300 años, y finalmente, ahora puedo acabar con esta molesta mujer.”

 

“Uuuh…”

 

La mujer que se hace llamar la jefa de las arpías patea a Madre-sama, y ella lanza un gemido.

 

“¡M-, madre-sama!”

 

“Eres tú, eh… Huye.”

 

“¡Ahahahaha! Observa. Los últimos momentos de tu madre.”

 

Después de decir esto, metió la mano en el pecho de mi madre y le arrancó el corazón.

 

“¡¡AAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAHHHHHHHHHHHHHH!!”

 

Madre-sama levanta un grito.

 

¡DETENTE DETENTE DETENTE DETENTE DETENTE DETENTE DETENTE DETENTE DETENTE DETENTE DETENTE DETENTE DETENTE DETENTE DETENTE DETENTE DETENTE DETENTE DETENTE DETENTE DETENTE!

 

“Qué hermoso color”.

 

¡Es lo que dijo, mientras la mujer que se llamaba a sí misma la madre de las arpías se tragaba el corazón!

 

Madre-sama dejó de moverse.

 

“¡¡TÚ!! ¡¡¡TE MATARÉ!!!

 

“Ahora bien, sólo tú permaneces.”

 

“¿Eh?”

 

Miro a mí alrededor.

 

Hermanas mayores.

 

Hermanas.

 

Todas.

 

Todas están muertas.

 

“No puede ser”.

 

“Aún así, qué increíble fuerza vital. Aunque todavía eres un joven monstruo. ¿Eres un monstruo variante?”

 

La jefa enemiga está diciendo algo.

 

¿Qué es lo que estoy haciendo?

 

Tengo que derrotar al enemigo.

 

“¡De acuerdo! ¡Hermana mayor-sama! ¡Hermana mayor, sálvanos!

 

La número 2 en la que nuestra familia puede confiar.

 

¡¿Qué estás haciendo en un momento como este?!

 

“La hermana mayor de tu familia fue la que nos invitó a entrar”.

 

Esa mujer… ¿qué acaba de decir?

 

“Aunque se supone que las Lamias son una raza que tiene un fuerte vínculo familiar.”

 

Me mira con una mirada de lástima.

 

No hay forma de que eso sea cierto.

 

La hermana mayor-sama no haría algo así.

 

“Nos dijo que por favor matáramos a la niña más joven y vivaz, ves. Con las hermanas matándose unas a otras, las Lamias están acabadas.”

 

Cuando escuché esas palabras, perdí todo el sentido de la razón y me resistí.

 

Mandé a volar a las arpías que me impedían hacerlo.

 

Y me lancé hacia el jefe enemigo.

 

El enemigo no se agitó en absoluto.

 

“Oye, no hay suficiente frío”.

 

En el lugar donde la madre de las arpías habló…

 

“¡¿Un Humano?!”

 

“No somos buenas con la magia, ves. Aunque ese debe ser el caso de ustedes también”.

 

Al ser golpeada por la magia de un mago humano, no podía moverme en absoluto.

 

“Ahora bien, adiós… Última de las Lamias.”

 

Esas fueron las últimas palabras que pude captar.

 

Las afiladas garras de la jefa arpía me destrozaron.

 

Morí.

 

Fue irritante que mi segunda vida terminara dentro del hielo frío.

 

(EZ: Nai Wa~~)

 

 

 

Correcciones en los Comentarios / Los Likes en los cap son muy agradecidos

EZ: Que va a pasar, ¿¡que sucedió!? lo sabremos en… unos cap más [no falta mucho], esperenlo con ansias~~


AnteriorIndiceSiguiente

2 comentarios en “Saijaku no Mahou Tsukai – Capítulo 40

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s