Saijaku no Mahou Tsukai – Capítulo 05

Capítulo 05 – Takatsuki Makoto se Reúne con su Amigo

 

EZ: 6/7


La historia de mi amigo con Fuji-yan es de alrededor de un año.

 

Estábamos en los asientos de al lado en clase, y nos hicimos amigos después de una acalorada charla sobre juegos.

 

Me gustan los juegos RPG y a Fuji-yan le gustan los Simuladores de Citas .

 

Nos gustan los diferentes géneros de juegos, pero fuimos capaces de formar una buena relación entre nosotros prestándonos los juegos que nos gustaban.

 

Han pasado 9 meses desde que dejó el Templo del Agua.

 

Ahora tiene su propia tienda.

 

Subió de rango muy rápido.

 

Somos estudiantes de secundaria, sabes…

 

También tenemos a nuestro Héroe de la Luz que se las arregló para escalar hasta ser un Caballero Capitán de Highland.

 

Es un caso demasiado especial.

 

No, tal vez todos mis compañeros de clase han tenido una gran historia de éxito.

 

Puede que sea el único que se ha quedado en el polvo…

 

Me siento deprimido ahora.

 

Llegué a la ubicación objetivo.

 

Tienda Fujiwara.

 

Eso es lo que está escrito en un gran cartel de tienda.

 

Está aquí.

 

Espero que la personalidad de Fuji-yan no haya cambiado.

 

He estado haciendo entrenamiento de mago y aventurero en el templo durante todo un año.

 

Como habitantes de otros mundos, estamos exentos de pagar las clases, así que en cierto sentido, llevábamos un estilo de vida fácil de ser atendidos por el gobierno.

 

NEETs a nivel nacional. <No en Educación, Empleo o Entrenamiento.>* (EZ: *Ninis en español)

 

Fuji-yan puede haber tenido habilidades útiles, pero en Japón sería considerado menor de edad. Y aun así, se las arregló para entrar en un gremio de comerciantes, y llegó hasta el punto de que ahora tiene su propia tienda después de 9 meses.

 

Muchas cosas deben haber pasado.

 

Me pregunto si seremos capaces de tener conversaciones adecuadas después de este año de estar encerrado en el templo.

 

Estoy preocupado.

 

“Disculpen”. (Makoto)

 

Entro lentamente en la tienda hablando en voz baja.

 

“Bienvenido”.

 

Me recibió una empleada.

 

Cuando miro ahí…

 

¡¿Un empleado con orejas de conejo?!

 

Una empleado beastkin conejo con cabello rizado marrón claro me dio la bienvenida.

 

Sus grandes y claros ojos son lindos.

 

“Cliente, ¿es usted un aventurero? Tenemos buenos artículos para usted.”

 

Me habla con una sonrisa.

 

Su acento era interesante, sin embargo.

 

Una empleada con orejas de bestia.

 

El gusto de Fuji-yan está funcionando a tope aquí.

 

“Uhm, ¿está el dueño Fujiwara-san aquí?” (Makoto)

 

“Oh, ¿eras un comerciante? Si es un trato de negocios, lo escucharé primero.”

 

Su tono cambió.

 

“No, no es eso. Soy un amigo de Fujiwara-san…” (Makoto)

 

Los ojos de la empleada se volvieron agudos.

 

“Amigo de Goshujin-sama <maestro>, dice usted. ¿Puedo preguntarle su nombre?”

 

“Takatsuki Makoto”. (Makoto)

 

“¡¿Viene de un mundo paralelo?!”

 

“S-, sí, así es.” (Makoto)

 

“Por favor, espere un poco ¡Regresaré pronto!”

 

Desaparece dentro de la tienda y regresa con una pequeña herramienta.

 

Esta cosa del tamaño de un cigarro tiene varios botones, y la empleada los presiona.

 

Y luego, coloca la herramienta frente a su boca.

 

“¡Goshujin-sama! ¡Goshujin-sama! ¡Takatsuki-sama ha llegado!”

 

“¿Qué? ¡¿Está ahí?!”

 

Escuché una voz nostálgica.

 

“Aquí, Takatsuki-sama.”

 

El empleado me da lo que parece ser un dispositivo de comunicación.

 

“Hola, ¿eres tú, Fuji-yan?” (Makoto)

 

“Oooh, esa forma de llamarme, y esa voz, no hay duda de que es Takki-dono!!” (Fujiwara)

 

“Ha pasado mucho tiempo. Estoy en Makkaren ahora, así que vine a visitarte.” (Makoto)

 

“¡He estado esperándote! Quiero regresar de inmediato, pero lamentablemente tengo una reunión de negocios pronto, así que ¿¡te parece bien reunirte conmigo en la tienda a las 18 en punto!?” (Fujiwara)

 

“Sí, lo tengo. Entonces, nos vemos luego.” (Makoto)

 

Devuelvo la herramienta a la empleada, y le digo que volveré más tarde.

 

Fuji-yan no ha cambiado.

 

Por lo que pude ver ahí, parece que está bien seguir hablándole de la misma manera que antes.

 

Me siento aliviado.

 

Como todavía faltan unas horas para mi encuentro con Fuji-yan, he decidido explorar las afueras de la ciudad.

 

La empleada me dijo que el bosque que está al norte de la ciudad tiene monstruos débiles como ratas gigantes.

 

Quiero probar la daga que obtuve de la Diosa.

 

◇◇

 

“Esto es impresionante”. (Makoto)

 

Obstruyo el movimiento de la rata gigante con Ice Arrow, y lo termino con la daga.

 

Prácticamente no hubo resistencia.

 

La cuchilla pasó como si fuera una tela para cortar.

 

“He conseguido una buena arma”. (Makoto)

 

Demos gracias a la Diosa.

 

“Diosa-sama, gracias”. (Makoto)

 

Junté mis manos y recé.

 

(¿Verdad? Se Agradecido.)

 

Siento como si hubiera escuchado la voz de la Diosa.

 

Puedo imaginarla con una expresión engreída y empujando su pecho hacia afuera.

 

Desollé las ratas gigantes y fui a venderlas a una tienda de herramientas.

 

Aparentemente también puedo venderlas en el Gremio de Aventureros, pero ya que tuve la oportunidad, quise ir a la tienda también.

 

“3,000G.”

 

Vendo las tres pieles de rata gigantes.

 

Con ese dinero, compro una funda para la daga que me dio la diosa.

 

El centro de la ciudad está lleno de energía. Hay cosas como tiendas de comestibles, ropa, armas y herramientas en fila.

 

Incluso había una tienda de mascotas para comprar un familiar.

 

Cuando te alejas de la carretera principal del distrito comercial, entras en el distrito de comida donde puedes encontrar restaurantes y bares.

 

Aún más atrás de eso, están las posadas, y más profundo, está el distrito del placer donde puedes encontrar las tiendas lascivas. No tengo el dinero, así que no tiene nada que ver conmigo.

 

Revisé algunas tiendas de armas que despertaron mi interés.

 

Creo que la daga de la Diosa estará bien por un tiempo, pero si es posible, me gustaría aspirar a convertirme en un espadachín mágico.

 

Tengo aptitud para la magia, pero me falta la fuerza física para convertirme en espadachín.

 

Por eso no puedo blandir una espada correctamente.

 

Intenté hacer ejercicio físico para conseguir algo de fuerza, pero sentí que mi cuerpo no ganaba mucha con ello. Como si mi constitución hubiera cambiado para adaptarse a este mundo y a las estadísticas.

 

Pero en este mundo, escuché que hay espadas sagradas y espadas demoníacas que hacen que las personas luchen como si fueran maestros.

 

Quiero encontrar algún día ese tipo de espada mágica.

 

Reviso la tienda para ver si hay una espada mágica aquí.

 

También había un número de personas como-aventureros aquí.

 

“Jean, no necesitas una espada tan cara como esa todavía, ¿verdad?”

 

“Sí, pero la agudeza de mi espada actual es algo deficiente contra los monstruos más fuertes.”

 

Y dentro de esa gente, había un hombre con aspecto de guerrero y una chica con aspecto de sacerdotisa.

 

Malditos normis.

 

“Cielos, cómprame algo de equipo también de vez en cuando”.

 

“Entonces, hoy renunciaré al arma y te compraré ropa nueva, Emily.”

 

“¡Sí, ese es mi Jean!”

 

La chica envuelve sus brazos alrededor del brazo del hombre.

 

Exploten.

 

Y mientras pasaba el tiempo de esta manera, llegó el tiempo prometido.

 

Fui a la tienda de Fuji-yan a la hora exacta, y vi a un hombre familiar de buen físico andando por ahí.

 

Hace 9 meses que no veo esa cara.

 

“Fuji-yan”, le llamé.

 

“¡Takki-dono!” (Fujiwara)

 

Rápidamente corre hacia mí.

06

“¡Ha pasado un tiempo!” (Fujiwara)

 

“Parece que te va bien”. (Makoto)

 

“Ahora, ahora, he reservado un lugar! ¡Vamos!” (Fujiwara)

 

Fuimos a una calle donde hay restaurantes alineados, y llegamos a un tranquilo restaurante que estaba en una calle lateral que parecía estar escondida.

 

Conoce un lugar con mucha clase.

 

Parece ser un lugar que frecuenta Fuji-yan, nos llevan a una habitación privada en el interior.

 

“”Salud””.

 

Tocamos nuestras copas juntos.

 

Fuji-yan está bebiendo cerveza. Me decidí por un cóctel de frutas.

 

En realidad es la primera vez que bebo alcohol en un establecimiento.

 

En este país, puedes beber alcohol cuando tienes más de 13 años, así que no es contra la ley.

 

“¿Cómo es?” (Fujiwara)

 

“Es como un jugo”. (Makoto)

 

“¿Quieres probar un poco de cerveza en su lugar?” (Fujiwara)

 

“No, gracias. Intenté beber un poco en el templo, y sabía mal”. (Makoto)

 

“El sabor termina gustándote después de unas cuantas rondas”. (Fujiwara)

 

“¿En serio?” (Makoto)

 

Mientras estábamos teniendo esa conversación, los platos fueron traídos uno tras otro a nuestra mesa.

 

Filetes gruesos, gambas fritas, sashimi de pescado de agua dulce, pasta con mucho queso encima, y sopa con muchos ingredientes.

 

“Delicioso, es delicioso.” (Makoto)

 

“Ooh, así que es de tu agrado.” (Fujiwara)

 

“Es el mejor. Es completamente diferente de la comida de sabor suave del templo.” (Makoto)

 

“Eso era insípido”. (Fujiwara)

 

Disfrutamos de la comida por un tiempo.

 

“Me preocupaste, sabes. No hubo comunicación tuya ni siquiera después de un año.” (Fujiwara)

 

“Me mantuve cerca del límite de tiempo de 1 año después de todo. Yo fui el último que quedó. No me invitaron a ningún grupo.” (Makoto)

 

“Es así”. (Fujiwara)

 

Fuji-yan mostró piedad en su expresión.

 

Sonrío ante eso.

 

“En realidad, ayer derroté a un grupo de goblins en solitario y salvé a una persona que estaba siendo atacada.” (Makoto)

 

“¿Qué? Para derrotar a un grupo de goblins solo, normalmente tendrías que ser un Mago Intermedio o un Espadachín Intermedio. ¿No fue peligroso?” (Fujiwara)

 

“Me pregunto. Fue relativamente fácil. El uso de las habilidades que tenía a mano no estaba mal”. (Makoto)

 

Le cuento la información de mis habilidades que obtuve de la Diosa.

 

Fuji-yan hizo ‘Hohoh’ y escuchó con interés.

 

“Ya que me he registrado con seguridad en el Gremio de Aventureros, lentamente haré lo mejor que pueda desde el rango de piedra.” (Makoto)

 

“Aventurero, eh. Es imposible para mí, pero me atrae un poco la idea.” (Fujiwara)

 

“Pero, estás teniendo mucho éxito como comerciante.” (Makoto)

 

“No, no, todavía tengo un largo camino por recorrer. Todavía tengo una deuda que tengo que pagar cuando hice mi tienda.” (Fujiwara)

 

“Y también tienes una empleada con orejas de conejo. Parece que te estás divirtiendo.” (Makoto)

 

“¡¡Pfft!!” (Fujiwara)

 

Fuji-yan escupe su cerveza.

 

“Bien, conociste a la empleada de mi tienda.” (Fujiwara)

 

“Esa Empleada-san era linda.” (Makoto)

 

“B-, Bueno, no es que la haya elegido por su apariencia, ¿sabes?” (Fujiwara)

 

“Fue un sueño tuyo, ¿verdad? Poder contratar a una chica linda como esa con orejas de conejo. Ahora estás en el lado de los ganadores”. (Makoto)

 

“Es una empleada que conocí en el País del Fuego, y que contraté como guardia. Puede que se parezca a eso, pero en realidad es una aventurera de rango plata, ¿sabes?” (Fujiwara)

 

“Hoh. Aunque no parecía tan fuerte. Así que no sólo es linda, sino que también es una fuerte aventurera, eh”. (Makoto)

 

“Fufufu, ella fue cara después de todo….. ah.” (Fujiwara)

 

“¿Eh?” (Makoto)

 

¿Cara?

 

Fuji-yan, ¿qué estás diciendo?

 

“Olvida eso”. (Fujiwara)

 

“No, no, no hay manera de que pueda. ¿Qué quisiste decir con cara?” (Makoto)

 

“E-, esa empleada, era una esclava.” (Fujiwara)

 

“Uwaaa…” (Makoto)

 

¡Fuji-yan compró una esclava sexual!

 

“No es una esclava sexual, ¡¿de acuerdo?!” (Fujiwara)

 

Me respondió como si me leyera la mente.

 

“Nuestra relación es puramente de socios de negocios. Yo también le pago un salario”. (Fujiwara)

 

“Ya veo. Así que eres su empleador”. (Makoto)

 

“Sí”. (Fujiwara)

 

Eso es impresionante.

 

Como era de esperarse de alguien que ha estado navegando por los tormentosos mares de la sociedad.

 

Puedo decir que ha experimentado muchas cosas.

 

Hablando de experiencia, hay algo que me interesa preguntar.

 

Parece que el alcohol ya está haciendo efecto, así que debería estar bien entrar en este tipo de temas también.

 

“Fuji-yan, todavía eres virgen, ¿no?” (Makoto)

 

“¡¡Pffft!!” (Fujiwara)

 

Fuji-yan vuelve a escupir la cerveza que estaba bebiendo.

 

“¿A-, a qué viene esa pregunta tan repentina?” (Fujiwara)

 

Si te mantienes virgen durante 30 años, te conviertes en un mago – es el tipo de leyenda urbana que existe en Japón.

 

En clase, a menudo decíamos “¡Somos la alianza virgen! “¡Apuntemos a convertirnos en magos!”.

 

Recuerdo que Sasaki-san decía “¿Son idiotas?” y nos miraba con una mirada fría.

 

Qué nostalgia.

 

Estás cumpliendo nuestra promesa, ¿cierto?

 

“¿Fuji-yan?” (Makoto)

 

Fujiyan aparta la mirada como si se sintiera incómodo.

 

N-, no me digan…

 

“Tienes que asociarte con una variedad de personas como comerciante, sabes… Hay veces que tengo que ir obligatoriamente a ese tipo de establecimientos.” (Fujiwara)

 

E-, Ese tipo de establecimientos…

 

Recuerdo el distrito del placer que pasé cuando estaba explorando la ciudad.

 

“He perdido las calificaciones para convertirme en un mago.” (Fujiwara)

 

“¡T-, traidor!” (Makoto)

 

Pedí la bebida más cara del restaurante, y después de tomar un sorbo, la tosí.

 

¿Qué es esto?

 

¡¿Es veneno?!

 

“C-, Cálmate por favor, Takki-dono.” (Fujiwara)

 

“Estoy tranquilo. Con mi [Mente Clara], siempre estoy tranquilo”. (Makoto)

 

“No se ve de esa manera en absoluto.” (Fujiwara)

 

“Pero ahora que lo pienso, cumplí la promesa y me convertí en un mago, mientras que tú rompiste la tuya y no pudiste convertirte en uno. En otras palabras, yo gano.” (Makoto)

 

“Esa lógica es extraña”. (Fujiwara)

 

Lo sé.

 

Y siento una increíble sensación de derrota.

 

Dejemos este tema.

 

Aún así, mi amigo subió las escaleras de la edad adulta mientras estábamos separados.

 

“Por cierto, ¿qué has estado haciendo después de dejar el templo?” (Makoto)

 

No hay duda de que tuvo éxito como comerciante, pero quería oírlo con más detalle.

 

“Ooh, escúchame. Al principio fui miembro de una organización llamada la Compañía Frantz.” (Fujiwara)

 

La Compañía Frantz es la mayor empresa del continente.

 

Escuché que había exploradores de ahí en la época del Templo del Agua.

 

“Al principio, era una vida cotidiana usar mi [Almacenamiento: Superior] para llevar el equipaje.” (Fujiwara)

 

Fuji-yan habla con nostalgia. ¿No fue eso bastante duro?

 

“A veces almacenaba armas y me enviaban al País del Fuego, y otras veces almacenaba minerales y metales para venderlos en el País de la Tierra. También había trabajos como conseguir una gran cantidad de ropa del País del Bosque para entregarla al País del Sol. Prácticamente no había descanso, y sólo tenía un poco de tiempo para dormir.” (Fujiwara)

 

“…Eso debe haber sido duro.” (Makoto)

 

Y desde ahí, Fuji-yan sonríe.

 

“Pero, tengo [Evaluación: Superior].” (Fujiwara)

 

Cuando se le enviaba a diversos países, sacaba cosas de los bazares locales y las vendía a otros países para ganar algunos fondos.

 

“A continuación, encontré una persona en la que podía confiar en la empresa, y me ayudó a independizarme. Todavía no he podido devolverle todo lo que ha hecho por mí”. (Fujiwara)

 

Vaya.

 

¿Qué pasa con esa determinación y habilidades de comunicación?

 

Eso es imposible para mí.

 

“Pero me sorprende que puedas encontrar personas en las que puedas confiar en tan poco tiempo.” (Makoto)

 

Nadie me dio luz por mis puntos débiles en todas las areas.

 

Por otro lado, para Fuji-yan que tiene habilidades útiles, las personas que quisieran utilizarlo se acercarían a él.

 

“En realidad…” (Fujiwara)

 

Fuji-yan baja su voz a un susurro.

 

“Takki-dono, ¿recuerdas mi habilidad?” (Fujiwara)

 

“Uhm, [Almacenamiento], [Valoración], y… ¿era [Jugador de Galge]?” (Makoto)

 

“Sí, esa última es la cosa”. (Fujiwara)

 

Si recuerdo bien, es una habilidad que te permite llevar un registro de tus conversaciones.

 

“Cuando el dominio de mi habilidad aumentó, comenzó a leer la mente de las personas también…” (Fujiwara)

 

“¿Eh?” (Makoto)

 

¿Qué es eso? Eso es impresionante.

 

“Como la Diosa”. (Makoto)

 

“¿Eh? ¿Qué acabas de decir?” (Fujiwara)

 

“Te lo diré después. Entonces, ¿eso significa que estás leyendo mi mente ahora mismo?” (Makoto)

 

“Lo que acabas de decir despertó mi interés, así que terminé leyéndola… te explicaré mi habilidad”. (Fujiwara)

 

Resumiendo, la habilidad de Jugador de Galge era originalmente una habilidad bastante única que le permitía leer conversaciones en formato escrito.

 

Al hablar con las personas, aparecía una ventana de mensaje que sólo él podía ver, y la conversación se mostraba como texto.

 

Es un sistema que se ve normalmente en las aventuras gráficas.

 

Se podría decir que le sienta bien al amante de los simuladores de citas, Fuji-yan.

 

Por cierto, el texto está en japonés.

 

Dijo que al principio no era tan una habilidad muy buena, pero que era conveniente que no tuviera que tomar notas cada vez que hablaba con una variedad de personas como comerciante. Las personas a su alrededor decían que estaban impresionados por su asombrosa buena memoria.

 

“Pero, simplemente estaba mirando el registro de la conversación”. (Fujiwara)

 

Fuji-yan dijo esto mientras se reía.

 

“Me di cuenta de algo extraño hace medio año, diría yo.” (Fujiwara)

 

La habilidad que había estado mostrando las conversaciones en texto hasta ahora aparentemente comenzó a mostrar los pensamientos de la persona como texto entre paréntesis.

 

“Buenos días, Fujiwara-san. Usted se benefició mucho hoy.”

 

(Tch! Maldito bastardo de otro mundo en ascenso. )

 

Algo así.

 

“Eso es impresionante. Es un poder tramposo”. (Makoto)

 

“Sí, es verdad, pero…” (Fujiwara)

 

Gracias a esta habilidad, pudo encontrar a la gente que hablaba mal de él a sus espaldas, y a quienes le guardaban rencor.

 

Y fue increíblemente útil para encontrar a sus aliados.

 

Bueno, eso es un hecho.

 

“Es sólo eso, no es bueno para mi corazón.” (Fujiwara)

 

Parece que no podía decirle a nadie que había obtenido ese poder.

 

“¿Está bien que me digas esto?” (Makoto)

 

“No tengo a nadie más que pueda. Además, si no lo digo desde el principio, se hace cada vez más difícil decirlo después.” (Fujiwara)

 

Lo dice con una risa seca.

 

Cierto. Sería muy incómodo decirle a alguien que en realidad estaba leyendo su mente.

 

“¿No te asusta mi poder, Takki-dono?” (Fujiwara)

 

Fuji-yan pregunta eso con dudas.

 

“Eres la segunda persona que conozco que puede leer la mente después de todo. Creo que está bien.” (Makoto)

 

“¡Sí, eso! ¡Eso! ¡¿Qué es eso de una Diosa?!” (Fujiwara)

 

Fuji-yan salta.

 

Bueno, no es algo que tenga que esconder.

 

De todas formas está leyendo mi mente.

 

“En realidad, anoche…” (Makoto)

 

Le cuento cómo me convertí en el creyente de una diosa dentro de mi sueño.

 

Le mostré mi Libro del Alma.

 

“Fumu, dice Creyente de la Diosa, pero el hecho de que no muestre su nombre es extraño.” (Fujiwara)

 

“¿Verdad? No podría aumentar el número de sus creyentes de esta manera.” (Makoto)

 

“¿Esa Diosa va a estar bien?” (Fujiwara)

 

Fuji-yan parece estar preocupado.

 

Debe sentirse como si se encontrara con un amigo después de mucho tiempo y supiera que se ha unido a un extraño culto, eh.

 

Sí, eso es realmente preocupante.

 

“Ah, también, la Diosa me dio una daga después de convertirse en su creyente. ¿Puedes valorarla, Fuji-yan?” (Makoto)

 

“Hoh! ¡La daga de una diosa! Suena como que será increíble. Definitivamente me gustaría verla”. (Fujiwara)

 

(Ah, espera, esto es malo.)

 

Escuché una voz en mi cabeza.

 

¿Qué fue eso?

 

“Fuji-yan, es esta de aquí.” (Makoto)

 

“¡Fuooooh! Simple pero bellamente adornada. A simple vista parece un mito, pero es un metal que nunca he visto antes. ¡Este es claramente un material raro que tiene maná! ¡¡Es una gran arma!!” (Fujiwara)

 

“Parece que hay un hechizo de Prevención de Evaluación en ella.” (Fujiwara)

 

“Eso no tiene sentido, no tiene sentido! Mi habilidad de evaluación ha sido entrenada y afilada!!” (Fujiwara)

 

Parece que se está divirtiendo.

 

Fuji-yan mira la daga con emoción.

 

La miró con respiración agitada durante un rato, pero después de un rato, se congeló en su lugar.

 

De repente dejó de decir nada, y miraba fijamente la daga.

 

Fuji-yan, que siempre tenía una sonrisa en su rostro, tenía los ojos bien abiertos ahora.

 

“¿Fuji-yan? ¿Qué pasa?” (Makoto)

 

“U-, Uhm, Takki-dono, dijiste que obtuviste esta daga de una diosa, ¿verdad?” (Fujiwara)

 

“Sí, así es.” (Makoto)

 

¿Qué?

 

¿Cuál fue el resultado de la evaluación?

 

“¿Fuji-yan? Me gustaría saber el resultado de la evaluación.” (Makoto)

 

Parece que fue increíblemente difícil para él decirlo, pero finalmente habló.

 

“La daga de Takki-dono… ha sido valorada como la daga de la Diosa Malvada Noah…” (Fujiwara)

 

“…”

 

Parece que me he convertido en el creyente de un Dios/Diosa malvado(a).

 

 

 

Correcciones en los Comentarios


AnteriorIndiceSiguiente

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s