Kage no Jitsuryokusha ni Naritakute! – Capítulo 200(/199)

Capítulo 200(/199) – Misteriosa Arquitecta Eta Lloyd Wright

 

EZ: en la próxima subida de cap entraremos en hiatus hasta nuevas señales de cap~~

1/2


Al aterrizar, oímos el sonido de la puerta derrumbándose sobre nosotros.

 

“¡Corre con todo lo que tengas! Si fortaleces tu cuerpo mientras corres, no podrán alcanzarte.” (Christina)

 

Como me convertiría en un meteorito literal* si corriera demasiado rápido, corrí tras Christina a la velocidad de un espadachín mob.

 

Ella aumentó su velocidad con su suave control mágico.

 

“Vamos, los zombis nos superarán pronto. Estaremos acabados si nos detenemos.”

 

Christina me lo dijo eso mientras blandía su espada para matar zombis delante de nosotros.

 

“E-, entendido…”

 

El sonido de los zombis corriendo se podía oír desde atrás.

 

Eran extremadamente rápidos, comparables a los sabuesos que corren a toda velocidad. La gente común no tendría ninguna posibilidad de escapar si se encuentra con estos zombis.

 

Desafortunadamente, no había americanos(estadounidenses) en este mundo.

 

Ah, pero hay espadachines.

 

“¡Directo a lo largo de este camino!”

 

“Ha… Ha…”

 

No olvidé jadear fuertemente como un verdadero personaje mob.

 

Todos los zombis del frente fueron asesinados por Christina. ¡Gracias, señorita Mob!

 

“¡Ahí!”

 

Por alguna razón, al final de la calle, se erigió un moderno edificio de estilo japonés, como si hubiera sido traído de otro mundo.

 

Era la Compañía Mitsugoshi, sin duda.

 

El estilo arquitectónico era exactamente el mismo que he visto en mi mundo anterior. ¿Por qué hay un edificio de estilo japonés en un país así?

 

El estilo de construcción no encaja en este mundo, no importa cuánto lo pienses.

 

“No importa cuántas veces lo vea, ¡no puedo evitar maravillarme con su belleza! ¡Su estilo arquitectónico se mezcla perfectamente con la monótona calle! ¡La arquitectura va más allá de los tiempos! El estilo es tan diferente de la arquitectura tradicional y, aun así, da la sensación de tener una historia interminable detrás de ella! Propongo un brindis por Eta Lloyd Wright, el genial arquitecto, cuyo trabajo ganó unánimemente el primer lugar en la Arquitectura del año pasado!”

 

“¡¿Ehhhh?!”

 

Después de escuchar los elogios de Christina por unos modernos grandes almacenes japoneses, accidentalmente hice un ruido extraño.

 

¿Por qué?

 

¿Cómo es que este edificio es asombroso?

 

¿No es una blasfemia cultural a nivel de añadir mayonesa a los fideos chinos fríos?

 

(Chiste del editor: Es como añadir piña a la pizza, no me maten por esto)

 

fideos chinos fríos

Aunque no estoy en absoluto de acuerdo, llegamos a la Compañía Mitsugoshi de todos modos.

 

“No, está cerrado.”  (Christina)

 

“Entonces rómpela”.  (Sid)

 

Mientras desenvaine mi espada, la expresión facial de Christina cambió repentinamente.

 

“¡No te dejaré hacer eso!”

 

Extendió sus brazos ante mí como si fuera para proteger la puerta y me miró fijamente.

 

“Se dice que aunque el Palacio Real sea destruido, la rama de la Compañía Mitsugoshi Oriana debe ser protegida a toda costa.  ¡No dejaré que le pongas un dedo encima!”

 

“No, no, no, piensa en nuestra situación actual”.

 

¡Incontables zombis nos persiguen a toda velocidad!

 

“Sid-kun, ¿no sabes lo hermosa y detallada que es esta puerta?”

 

“¡No tengo ni idea!”

 

No importa cómo me vea, es sólo una puerta.

 

“Entonces déjame decirte, esta puerta…”

 

Christina mató a un zombi detrás de mí antes de terminar sus palabras.

 

“Una decoración tan delicada y hermosa…”

 

Y así, continuó mientras mataba muchos más zombis.

 

“La molestia está ocupada ahora. Destruyámosla”.

 

Mientras Christina estaba ocupada tratando con zombis, yo inyectaba magia en mi espada.

 

“¡¡Noooooooooooo!!”

 

Ignoré su grito de desesperación que sonaba como si su amante estuviera siendo asesinado.

 

ETA Lloyd Wright debe ser ETA.  Si la agarro por el cuello, hará hasta 10 o 20 puertas así.

 

Y entonces…

 

La puerta se abrió con un sonido de traqueteo.

 

“¡No derriben la puerta! ¡Entren! ¡Rápido!”

 

La voz de un hombre vino de adentro.

 

Agarré a Christina por el cuello y corrí hacia el edificio.

 

 

 

Correcciones en los Comentarios


AnteriorIndiceSiguiente

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s