Tensei Youjo wa Akiramenai – Capítulo 30

Capítulo 30 – Viaje

 

(POV de Alistair)

 

“Niini, ¿huh?”

 

“¿Qué pasa, Alistair?”

 

“Ella-“, acomodé la cabeza de Lei mientras dormía, “a veces llama a Niini y Otousyama, pero nunca antes ha llamado a su madre”.

 

“Ahora que lo pienso, es verdad. Otousyan, Niini y Hannah, huh.”

 

“Hannah es la niña muerta. Llevaba un uniforme de sirvienta”.

 

“Oh, eso es muy triste.”

 

En Frontera, los Huevos toman la vida de aquellos que son descuidados. A los niños y mujeres jóvenes se les dice que no pueden salir por la noche. Lo mismo ocurre en Lentforce, a pesar de que se encontraba en una barrera y estaba vigilada durante la noche. Las personas que trabajaban de noche eran la excepción.

 

A las personas no se les permitía salir de noche en Lentforce porque apenas estaba en una barrera. No muchos sabían esto, pero la barrera a veces se debilitaba, y la posición se movía. Las personas en el medio de Kingdom probablemente tampoco se daban cuenta de esto.

 

Así que las personas de Lentforce no confiaban demasiado en la barrera. Las mujeres y niños ni siquiera soñaban con salir por la noche. ¿Lei y Hannah no sabían esto? ¿O lo sabían y se quedaron en una situación de desesperanza?

 

“Lei dijo que es feliz”.

 

“Sí. Se puede saber con sólo mirarla. Aunque le haya pasado algo terrible, sigue creyendo en los adultos y actúa como si fuera obvio seguir lo que le dicen”.

 

“Incluso nos hizo entrenar nuestra magia.”

 

“Es una niña rara”.

 

“Pero, probablemente no tiene una madre……”

 

Acaricié suavemente el cabello de Lei enredado por el viento.

 

 

 

(Lei POV)

 

Por fin estaba en un lugar en el que nunca había estado, así que quería ver los pueblos también en lugar de quedarme en la pradera todo el tiempo. Pero Bart y su equipo eran cazadores muy famosos aunque eran jóvenes, y probablemente se encontrarían con sus compañeros de caza en el pueblo.

 

“Tienen un niño con ellos.”

 

“Tiene ojos violetas”.

 

Era posible que esos rumores se extendieran.

 

“No vamos a esconderte en Trentforce, pero no queremos meternos en ningún problema. Así que sólo juega en la pradera.”

 

Por eso, siempre me quedé en la pradera. Normalmente se turnaban para ir a la ciudad; el grupo uno era Kyaro y Clyde, y el grupo dos era Mill, Bart y Alistair. Pero cuando Alistair iba al pueblo, traía pequeños dulces y comida inusual, así que era fascinante.

 

“Oye, ¿por qué estás comprando nueces weli? ¿Por qué sabes que a Lei le gustan?”

 

“No venden tantas cosas en Kingdom”, respondió Alistair a Kyaro que se quejaba. Estaba molesto porque me gustaban las nueces weli que Alistair había comprado. Kyaro y Clyde parecían estar pensando en comida inusual para comprarme, pero sólo podían conseguir dulces. Alistair les advirtió que no compraran demasiados dulces, así que compraron cosas comunes como queso y carne seca.

 

Por supuesto, me hizo feliz comparado con el pan y agua.

 

“Quiero comprar algo que haga que Lei esté más como ‘Increible’ o ‘Wow!'”, se rascó la cabeza Kyaro. Por otro lado, Alistair sólo tuvo a su madre y a sí mismo, así que estaba acostumbrado a salir de compras y a hacer las tareas domésticas desde que era pequeño. También vino a la Frontera desde Kingdom, así que recordó qué comida sería rara y deliciosa, así que la compró. Las nueces de Weli, que eran como castañas dulces, también eran uno de esos alimentos.

 

“La mitad de las Montañas Walsall se encuentra en Kingdom, así que ¿por qué no tienen nueces weli?”

 

“La persona de la tienda dijo que no se pueden cultivar si no estás junto al mar.”

 

“¡No puede ser!”

 

Kyaro parecía decepcionado.

 

“Lei Qie-e quesho”.

 

“Oh, Lei se preocupa por mí. Sí. Te lo compraré de nuevo.”

 

“Ai”.

 

Pero el queso y la carne seca tienen mucha sal, así que no compres demasiado de estos.

 

Luego, vendieron las pequeñas piedras mágicas en el pueblo y compraron piedras mágicas vacías baratas. Así, todo el mundo practicaba cómo rellenar las piedras mágicas después de la comida. Aparentemente, era interesante, y genial ya que podían vender las piedras mágicas llenas. Por supuesto, yo también practiqué.

 

 

 

Todos mejoraron muy rápido una vez que se dieron cuenta de que era lo mismo que sentir a los huecos durante las cacerías. Mejorar no significaba que dejaran de canalizar su magia hasta que casi desapareciera. Como Mill hizo el otro día, una o dos personas siempre dejaban algo de su magia y se quedaban de guardia. El resto, incluyéndome a mí, usábamos toda nuestra magia y yo dormía siestas.

 

Tal vez sea mejor para mi hermano practicar la difusión de su magia fuera de su cuerpo en lugar de sólo rotara adentro, pensé al recordar la práctica de la circulación de la magia en casa.

 

Aun así, cuando vi a todos cazar a los Huecos por la noche, me di cuenta de que es imposible. De ninguna manera alguien extenderían su magia si no lo necesitaban. VRUMM, cuando los Huecos aparecían, algo asqueroso vibraba por mi cuerpo. Pero mejoraron sus habilidades mientras permanecían vigilantes y trataron de sentir a los huecos lo más rápido posible, aunque les pareciera asqueroso porque su vida dependía de ello.

 

Eso es lo que era un cazador en Frontera.

 

La verdad es que no sé cuánta magia se necesitaba para acortar la vida de uno. Pero los jóvenes eran imprudentes, y canalizaban su magia hasta quedar casi agotada, así que terminé aprendiendo a discernir los sutiles cambios mágicos para detenerlos. Les quité las piedras mágicas de sus manos muchas veces mientras les advertía, “¡No!”

 

Inesperadamente, descubrí que su poder mágico aumentaba cada vez que casi lo agotaban y se recuperaban. No obstante, parecía que yo era la única persona que se daba cuenta de esto.

 

Todos concluyeron,

 

“Siento que mi poder mágico ha aumentado”.

 

“No hay manera de que lo haya hecho. Sólo lo estás haciendo delgado y usándolo efectivamente como dijo Lei.”

 

“Supongo que sí”.

 

“Hahaha”.

 

Así que pensé que no era necesario decírselos.

 

Se supone que nos tomaría tres semanas llegar a Lentforce, pero terminamos tardando un mes. Los comienzos de la primavera se convirtieron en la primavera, y yo, que me había puesto un poco morena, finalmente pude entrar en un pueblo con personas.

 

 

 

Correcciones en los Comentarios


AnteriorIndiceSiguiente

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s