Kage no Jitsuryokusha ni Naritakute! – Capítulo 171(/170)

Capítulo 171(/170) – Viaje de campo de un Mob

 

Disfruté del aire refrescante de la mañana al salir de la tienda.

 

Aún quedaban algunos rastros del banquete de la última noche.

 

Realmente no esperaba un banquete para los recién llegados. Nos prepararon varias carnes, vino y postres, y comimos todo lo que quisimos. Todo el mundo estaba de buen humor. También adulé en secreto a Quinton.

 

“¿Te despertaste, jovencito?”

 

“Ah, hola”.

 

El ojisan (palabra utilizada para dirigirse a un hombre de mediana edad en Japón) que venía del campo se me acercó. Asentí para saludarlo.

 

“Hoy comenzará la misión. Revise tu equipo cuidadosamente.”

 

“Ah, es verdad”.

 

La forma de empezar las frases con “ah” era mi forma de actuar como un personaje mob.

 

De hecho, me prestaron una armadura de cuero de segunda mano y una lanza, porque no tenía ninguna. Bueno, no había otra opción para mí que aceptar.

 

La armadura de cuero era ligera y delgada, así que no debería obstruir mis movimientos. Está bien para mí siempre y cuando no haga eso, pero si alguien realmente me preguntó si podía protegerme, no estoy seguro.

 

La lanza que tengo era muy común. Y la espada puede ser empuñada por cualquiera, no necesitas ninguna habilidad real para apuñalar al enemigo en el pecho. Se ajustaba al estatus de mi personaje mob, así que estaba bastante satisfecho.

 

Cuando equipé todo el conjunto, me veía como un perfecto personaje mob.

 

“Esta armadura te queda bien, ¿verdad?”

 

“Ah, no”.

 

“Vamos, muchacho.”

 

“Ah, muchas gracias”.

 

El ojisan del campo y el otro tipo que hipotecó a su esposa entablaron una conversación conmigo. Aunque estaban armados con casi las mismas armas que yo, parecían más bandidos que soldados. Pero dijeron ser personas decentes, lo que me sorprendió.

 

“Bueno, si estamos en peligro, te protegeremos, pero ten por seguro que lo haremos”.

 

“Si estás cansado, puedo llevar el equipaje por ti. Puede que no parezca un hombre fuerte, pero en realidad soy la persona más fuerte de mi pueblo!”

 

“Si te metes en problemas, sólo dímelo. Una vez golpeé a un jabalí tan fuerte que lo mandé a volar”.

 

Estos ojisanos mostraron los músculos de los que se sentían orgullosos. Eran algo estrictos mientras que eran amables y gentiles. Parece que ayer, los tres decidieron agruparse conmigo. Actuaríamos juntos como un equipo de cuatro miembros de ahora en adelante.

 

“¡Ah, muchas gracias! ¡Déjenme masajearles los hombros para recompensarlos!”

 

“Oh, ¿en serio? En realidad, me da rigidez en los hombros”.

 

¡Grandioso! Ahora puedo convertirme en el personaje mob que halaga a las personas y les da un masaje en los hombros.

 

De hecho, he notado que tienen los hombros algo rígidos a simple vista. Yo era bastante bueno en los masajes. Pensaba mucho en mi conocimiento del cuerpo humano. Ya que sabía cómo destruir a un hombre, entonces naturalmente debería saber cómo tratarlo.

 

Toqué el hombro del Ojisan que estaba sentado ahí, y comprobé sus huesos y músculos. La razón de esto parecía ser que los músculos alrededor de sus omóplatos estaban demasiado rígidos y su columna vertebral estaba algo distorsionada.

 

Usé la fuerza de mis muñecas para masajear sus hombros y relajar sus músculos. La fuerza de mis muñecas era limitada, así que secretamente inyecté magia para relajar aún más sus tendones y ajustar su columna vertebral y sus omóplatos. (EZ: los va a chetar XD)

 

Bien hecho. Perfecto.

 

“¡Eso es impresionante! ¡Mis hombros son tan ligeros como plumas! Oh, ¿qué está pasando?”

 

Ojisan sonrió y agitó sus hombros.

 

Bueno, no desperdicié mis esfuerzos en practicar las habilidades de masaje con mi hermana y Alpha.

 

“Oh, ¿en serio? En realidad, también me duele el cuello”.

 

“Siento dolor en mi cintura recientemente. ¿Podría ayudarme con eso?”

 

“Sólo, sólo déjenmelo a mí.”

 

También masajeé a los dos ojisans restantes. Tal vez ser un cirujano plástico o un masajista era una mejor opción para mí. Las eminencias en las sombras también eran muy competentes en la atención médica.

 

“¡Wow! ¡Parece que estoy volando en el cielo!”

 

“¡Ahora, aunque cien personas luchen contra mí juntas, no serán rival!”

 

Su felicidad era lo más importante.

 

Se decía que los humanos eran tales criaturas – cuando uno hacía que los demás se sintieran felices, esa persona también se sentía feliz. La felicidad es contagiosa.

 

Resultó que la felicidad indirecta parecía ser mejor para mí.

 

“¡Nos vamos! ¡Ahora reúnanse en cuatro filas!”

 

Quinton dio la orden. Entonces, nuestra marcha comenzó.

 

Sólo teníamos un descanso de una hora al mediodía, y luego seguimos caminando hasta que el sol se puso.

 

Aunque todos tenían más fuerza física que los japoneses modernos, aún así era demasiado duro. Debido al lujoso banquete, pensé que el trabajo era fácil. Pero en realidad el trabajo fue laborioso desde el primer día… No, un personaje mob sólo necesitaba seguir las órdenes.

 

No desafiar las órdenes y cumplirlas – esta era la regla que todo personaje mob debe seguir.

 

Pero también vi la fatiga en los rostros de las personas que me rodeaban.

 

La noche estaba cayendo. Parecía que entrábamos en el bosque. No me sorprendería que dejáramos a alguien atrás. ¿Acabamos de caminar 50 km hoy?

 

Pero resulta que nadie se quedó atrás hoy, después de esa ardua marcha. Supongo que es porque la moral de la tropa es muy alta. Ayer hablamos mucho sobre las apuestas de alto riesgo en el banquete.

 

Goldoh reunió a las personas que no habían recibido ningún entrenamiento profesional para formar esta tropa. Nuestra única ventaja era la alta moral.

 

Pero, aunque nuestra moral fuera alta, tenía un límite. Aunque era importante tener un impulso para hacer algo, no conseguirías nada si sólo tuvieras un impulso.

 

Justo cuando lo estaba considerando, la marcha se detuvo.

 

“Ahoguen las llamas a partir de ahora. No hagan mucho ruido.”

 

Goldoh se adelantó después de darnos instrucciones.

 

La luna brillante de esta noche fue de gran ayuda. La luz de la luna se filtró a través de las hojas.

 

Con la ayuda de la luz tenue, seguimos marchando hacia adelante en el bosque por un tiempo.

 

“Tomaremos un pequeño descanso aquí.”

 

Todos suspiraron cansados de relajación, casi cayendo al suelo.

 

“Pero, no hagan ningún ruido. No susurren. No enciendan fuego.”

 

“Pero Sr. Goldoh, si no encendemos fuego, no podemos cocinar…”

 

“No coman esta noche”.

 

“¿Eh?”

 

“Estamos ahora en las cercanías del territorio del Conde Rajta. Asaltaremos la ciudad por la noche cuando los habitantes se hayan dormido.”

 

Aunque todo el mundo guardó silencio, se extendió una atmósfera tensa.

 

“No se preocupen, puedo entender su inquietud, pero ganaremos esta batalla de todos modos.”

 

Para tranquilizarnos, Goldoh nos contó los detalles de su plan de batalla con una sonrisa en su rostro.

 

 

 

Correcciones en los Comentarios


AnteriorIndiceSiguiente

2 comentarios en “Kage no Jitsuryokusha ni Naritakute! – Capítulo 171(/170)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s