Tensei Yuujo wa Akiramenai – Capítulo 22

Capítulo 22 – Los Pequeños (P.O.V. de Bart)

 

“Miren esto”.

 

Terminé de cenar y les mostré a los tres sentados alrededor de la hoguera, el interior de la caja de la barrera.

 

“¡Oye! Nunca antes he visto la piedra con un color tan oscuro.”

 

“Lo mejor que Alistair pudo hacer fue convertirla en un rosa intenso.”

 

Todo el mundo dijo eso con asombro.

 

“Casi no quedaba color cuando se la di a Alistair hoy”, murmuré al recordar ese momento.

 

“Incluso cuando se derrumbó, el color era sólo un poco más oscuro.”

 

Todos se quedaron en silencio y luego Mill habló: “¿La pequeña chibi hizo eso?”

 

“No se me ocurre ninguna otra explicación”.

 

“Pero sabes, eso significa que canalizó la magia en la piedra y la activó por sí misma.”

 

“Sip”.

 

¿No la recogió y me la enseñó?

 

“Oye, ¿no significa eso que recogimos otra persona que puede usar su magia libremente? ¡Tenemos mucha suerte!” Mill dijo eso alegremente.

 

¿Es un tonto? Mill tenía ojos marrones oscuros y pelo castaño claro, su complexión era normal. Pero, tenía una buena personalidad y era realmente bueno en la caza.

 

Pero los otros dos miraban a Mill con incredulidad cuando habló así.

 

“¿Q-, qué?”

 

“Escucha, realmente no quiero usar el poder de Alistair. Sólo tiene 10 años. No le gusta depender de los demás, así que le dejo trabajar canalizando su magia. La chibi es todavía sólo una bebé! ¿¡Estás diciendo que quieres hacerla trabajar!?”

 

“Pero-…”

 

“¡Sin peros!”

 

Mill se puso de mal humor.

 

Este tipo, en realidad.

 

“Oye, ¿por qué se desmayaron los dos chibis?”

 

“Porque usaron demasiada magia”.

 

“Oh”.

 

¿¡Finalmente lo entiendes!? Pensé eso exasperado. Ya lo había entendido, pero a veces el discurso y la conducta de Mill me molestan.

 

Todos somos amigos de infancia. Todos venimos de los barrios bajos, pero todos nos convertimos en aprendices de cazadores y trabajamos duro en diferentes grupos de cazadores. Finalmente, a los 15 años, pudimos hacer un grupo de nosotros cuatro.

 

Después de eso, nos convertimos en cazadores bastante famosos porque éramos buenos cazando juntos. Éramos tan buenos trabajando juntos que una chica una vez me rechazó con, “Ya que trabajan tan bien juntos, ¿por qué no vuelven a su grupo?” Haa. Bueno, todo está bien ahora.

 

“Somos grandes cazadores. Vivimos de forma demasiado egoísta, así que decidimos acoger a un huérfano y por eso Alistair está con nosotros ahora, ¿verdad? Y aun así, ¿desde cuándo hemos sido mimados por Alistair?”

 

“Sólo estamos nosotros cuatro, así que es difícil de vigilar por la noche. Resulta que tenemos a Alistair y la vieja caja barrera con nosotros, así que el la usa”, la persona que me respondió fue Kyaro. Tenía cabello largo castaño claro. Tenía un complejo porque su cara era un poco más linda que la de una chica y era bajo. Así que se dejó crecer el flequillo para ocultar su cara y sus ojos verdes. Aunque no tiene sentido que haga esto.

 

¡Deja de mirarme!

 

“No beneficiará a Alistair si no practicamos cómo cazar sin una barrera. Solo estás celoso porque él tiene la caja barrera y puede usarla,” dijo Kyaro y nuestro otro camarada, Clyde, asintió en acuerdo. Tenía pelo negro y ojos marrones oscuros y era enorme. Y era un hombre de pocas palabras.

 

“Bueno, nuestro pueblo está protegido por la barrera, así que no le diré nada a Alistair, pero no sé qué pasaría en otros pueblos”, dijo Mill mientras miraba la tienda donde Alistair estaba durmiendo.

 

Así es. El pueblo donde vivimos, Lentforce, estaba situado al otro lado de las Montañas Walsall, al oeste de la Capital Real. Era imposible viajar a la Capital Real porque las Montañas Walsall eran empinadas, pero era un pueblo afortunado que estaba ubicado al borde de la barrera de Kingdom. También se encontraba cerca de las minas de Rhodolite .

 

En pocas palabras, las personas que se encontraban dentro de la barrera de Kingdom no consideraban a Lentforce como parte del mismo. Pero tampoco reconocemos a Kingdom como nuestro propio reino.

 

Las personas podrían pensar que prosperaríamos, pero eso no era cierto. La comida y las cosas que hacen nuestra vida más fácil, todo viene de Kingdom y nuestro pueblo estaba al otro lado de la cordillera. Se tardaba tres semanas en llegar aquí en Dragones Rug a lo largo de la frontera, y muchos huecos aparecían a lo largo de las cordilleras, por lo que los productos eran caros.

 

Pero como pueblo fronterizo, tenemos pocos delitos que involucren a los usuarios de magia, porque no saben cómo llevar a los secuestrados a otros pueblos.

 

Alistair y su madre, Nora, vinieron a nuestro pueblo como si estuvieran escapando de algo. Podrían haber contratado a un guardia pero no tenían dinero. Podrían haber vendido la caja barrera que tenían por un alto precio, pero entonces se habrían visto involucrados en un crimen si no fueran discretos mientras vendían en la Frontera.

 

Se las arreglaron para llegar a Lentforce desde la frontera en un mes montando dos Dragones Rug. Los encontramos en las afueras del pueblo cuando estaban exhaustos y los ayudamos.

 

Nora parecía una persona gentil con cabello y ojos marrones, pero estaba preparada para morir mientras llevaba a su hijo aquí. Alguien que era mayor que nosotros, no, la edad no importaba. Ella era una persona fuerte con una habilidad comerciable en la costura y fue bienvenida en Lentforce.

 

Pero, fueron atacados por los huecos en el camino a Lentforce porque se tardaron en activar la barrera. Nora se debilitó, y por eso falleció y dejó a Alistair. Pero fue un niño fuerte y probablemente habría hecho cualquier cosa para sobrevivir aunque no lo hubiéramos ayudado. Aun así, los cuatro sabíamos que había un límite a lo que se podía hacer a la edad de 10 años.

 

“Alistair probablemente sabe más sobre el significado de los colores de los ojos que nosotros. Pero aun así estaba preparado para hacerlo. La niña que Alistair acogió es también como nuestra niña. ¿Les parece bien?”

 

“Sip”.

 

“Sí”.

 

Kyaro y Clyde estaban de acuerdo conmigo. Mill no ha respondido aún. ¿En qué está pensando? Alto, no es que estés pensando en algo bueno.

 

“Oye, Bart”.

 

Ven…

 

“¿No crees que es heroico para nosotros criar a una bebé? Las chicas probablemente se volverán locas por nosotros en la ciudad, ¿huh?”

 

“No lo harán. En serio, es que tú. Hey, Kyaro, Clyde. Oi?”

 

¿Por qué están inquietos y se arreglan el pelo? No estamos en la ciudad. Hmph.

 

Los Huecos estaban merodeando fuera de la barrera invisible. De repente me pareció gracioso que pudiéramos estar en esta situación porque éramos idiotas viviendo en la dura frontera. Los niños están durmiendo por ahora. La dura vida de la Frontera les espera mañana.

 

“Podríamos volvernos populares”.

 

Lo estás arruinando, Mill.

Capítulo 23 – Esperen por Mí

 

Me desperté por la luz brillante, aunque la habitación debería haber estado a oscuras hasta que llegara Hannah porque las cortinas no estaban abiertas.

 

Oh, cierto. Hannah es-

 

“No ehs casha”.

 

Estaba dentro de la tienda. Intenté moverme y algo comenzó a retorcerse a mi lado.

 

“Awishthair”, cuando susurré eso, el bulto que se retorcía a mi lado se levantó vigorosamente. Siento que las mismas cosas se repiten. Pero, me alegro. La magia de Alistair se ha recuperado considerablemente. Él está bien.

 

“Todo el mundo está-! ¡Los Huecos están-! ¡La Chibi-!” Gritó, así que le respondí: “Aai”.

 

Entonces, me abrazó de inmediato.

 

“¡Chibi!”

 

“Awishthair, Due-lle.”

 

¿Qué haría si olvidara mi nombre durante la noche? De todos modos, me ha estado molestando desde ayer, pero ¿por qué me llamas chibi? ¡Te llamo por tu nombre! Y, algo esta, algo va a salir!

 

“Oye, ¿estás despierto? ¡Oye, Alistair! ¡La Chibi se va a desmayar!”

 

“…… -ishthair.”

 

Es que todos ellos. Alistair rápidamente me dejó ir. La persona que habló fue él.

 

“Barth”.

 

“…… Lo recordaste. Lo que sea. Si te levantas, entonces ven a comer”.

 

¡Comida! ¡Es comida!

 

“…… Oh, tus ojos están brillando. Alistair, si te parece bien, llévala al río a lavarse la cara.”

 

“Bien”.

 

La carpa era baja, lo que me pareció bien, pero Alistair tuvo que salir arrastrándose. Todavía me sentía adormecido. Alistair giró sus hombros y los traqueteo de una manera no infantil.

 

“Chibi, no, Lei, ¿tú también te sientes cansada?”

 

“Ai”.

 

Probablemente porque ambos usamos nuestra magia hasta el límite. Si esto hubiera sido una historia, entonces nuestro poder mágico habría aumentado bastante, pero la realidad era que nuestras vidas estaban en peligro. Tendré cuidado. Y tengo que decirle a Alistair que tenga cuidado también de alguna manera. Si no lo hago entonces, se excederá de nuevo.

 

Me estremecí cuando recordé lo que pasó ayer. Los Huecos casi me alcanzaron. Alistair y yo habríamos muerto si no hubiera activado la caja barrera. Sabía por qué se apoyaban en la caja barrera, y también podía entender lo fuertes que eran los cazadores ya que lucharon contra los Huecos a pesar de que no podían hacer una barrera.

 

Quiero ir a lavarme la cara al río, pero había algo que tenía que hacer primero.

 

“Kyyee”.

 

Tuve que tener un enfrentamiento con este dragón. Me mantuve firme con mis piernas separadas frente a él. El dragón presionó suavemente el borde de su boca sobre mí. No quería dejarme ir al baño sola.

 

“¿Qué? ¿Quieres orinar? Puedes hacerlo ahí.”

 

Miré a Bart. Puede que sea pequeña, ¡pero cómo puede decirle eso a una dama!

 

“Oh, ah, lo siento. Él, ¿huh? Oye, tú. Está bien. Estoy aquí, ¿no? Es seguro, así que déjala ir sola”.

 

“Kyyyee”, el dragón resopló por las palabras de Bart. ‘¿Por qué debería escuchar a un humano?’ Probablemente estaba diciendo eso.

 

Alistair sonrió irónicamente a su lado y alcanzó la nariz del dragón: “La seguiré hasta la mitad del camino. Esto está bien, ¿verdad?” Dijo, y el dragón se apartó del camino como para decir: ‘Bien entonces’. Y finalmente pude ir al baño correctamente porque Alistair estaba conmigo. ¿A los dragones les gustan las cosas pequeñas? ¿O también reconocen a Alistair como parte de su grupo porque es pequeño?

 

“Chibi”.

 

“Awishthair”.

 

“Sup, Lei. Soy Mill. Hice un poco de sopa esta mañana.”

 

“Miww, Gadshiash.”

 

Los hombres ya comieron y las únicas porciones que quedaron fueron para Alistair y para mí.

 

“Mill, gracias. Es raro que hagas sopa por la mañana.”

 

“Porque siempre hago comida sencilla por las mañanas. Pero ustedes dos se desmayaron ayer. Quería que se saciaran de nutrientes. ¡Aquí!”

 

Cuando Alistair agradeció a la persona llamada Mill, se rió tímidamente. Sus ojos marrones eran suaves. Para mí, eran todos adultos, pero eran más jóvenes que mi padre. ¿Qué edad tiene padre? La cuchara se detuvo.

 

“Vamos Lei. Bebe.” Alistair vio esto y me instó.

 

“Aai”.

 

Mientras tanto, la gente pequeña y grande empacaba las carpas y las colocaba sobre el dragón de equipaje. Había cinco Dragones Rug para montar y dos para el equipaje. El equipaje fue reacomodado y preparado para que yo pudiera sentarme en él perfectamente.

 

Cuando la persona grande me levantó y me puso en el equipaje que tenía la forma de una silla, me cruzó una banda sin apretar. Era como un cinturón de seguridad. Luego, se paró atrás y asintió de satisfacción. Parecía que lo aprobaba. Era algo cómodo tener mi cuerpo fijado en un solo lugar.

 

“Soy Kyaro. El grande es Clyde”, el pequeño hizo las presentaciones.

 

“Awishthair. E hom-be pe-eño Wyaro. Cwyde, e hom-be gan-de”. (Lei Dice;
alistair. el hombre pequeño Kyaro, clyde el hombre grande)

 

“¡No me llames pequeño! Eres más pequeña que yo, ¿verdad?” Kyaro, que respondió de inmediato, tenía unos bonitos ojos verdes. Clyde le dio una palmadita en los hombros a Kyaro.

 

“¿Estás tratando de consolarme? ¿¡Hah!?”

 

Bart habló como si esto fuera algo habitual: “Vamos. Procederemos lentamente mientras observamos a la Chibi. Trataremos de no detenernos en ningún otro pueblo antes de llegar a Lentforce. Hemos estado viviendo a lo grande últimamente”.

 

Bart sonrió.

 

“Usaremos esta caja barrera”, me miró mientras decía eso.

 

“Esto es para su transporte y los costos de vida. Recibí el pago por adelantado”.

 

“Sólo sé honesto y di que vamos a cuidar de ella”, dijo Kyaro en estado de shock. Los demás se rieron mientras miraban. Asentí firmemente y miré hacia atrás.

 

Padre y hermano probablemente estén ahí. No se olviden de mí. Definitivamente volveré.

 

 

 

Correcciones en los Comentarios


AnteriorIndice – Siguiente

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s