Tensei Yuujo wa Akiramenai – Capítulo 20

Capítulo 20 – Cuando Leila se despertó, había –

 

EZ: 1/2


Aparentemente, tengo fiebre. La siguiente vez que abrí los ojos no estaba encima del Dragón Rug, sino en una tienda oscura. Tenía mucha sed.

 

“A-, Au-a”. (Lei dice; agua)

 

Siento que últimamente no he dicho nada más que agua. Sentí que alguien se levantaba junto a mí al oír mi voz.

 

“Chibi, ¿te levantaste?”

 

Este chico es,

 

“Awishthair”.

 

“Así es, lo recordaste. ¿Cómo está tu fiebre?” Él respondió y puso su frente sobre la mía. El chico estaba un poco más caliente.

 

“Mm, parece que tu fiebre se ha ido,” se rió con alivio. Luego, abrió el frasco, me sostuvo y me dio agua.

 

“Tu fiebre no bajó durante dos días, así que tuvimos que acampar junto al río. Parecía que estabas atrapado en una pesadilla”.

 

¿Lo estaba? No puedo recordar nada durante mi fiebre.

 

“No dejabas de decir, Hannah, Niini y Otousyan. Tu familia se preocupaba mucho por ti”.

 

Así es, Hannah ya no está aquí. Y puede que no sea capaz de ver a mi hermano y a mi padre de inmediato. En ese momento, la entrada de la tienda se abrió, y la persona llamada Bart se asomó adentro.

 

“¿Cómo está la chibisuke?” Instintivamente cerró la boca. ¿Qué pasó? Entonces, Alistair, torpemente, pero con firmeza me abrazó.

 

“Parece que no te das cuenta de esto, pero estás llorando”, susurró Alistair. ¿Están sus ropas mojadas con mis lágrimas?

 

“Puedes llorar en voz alta. No tienes que contenerte”.

 

Fui descuidada inmediatamente después de nacer, pero después de eso, fui realmente feliz. ¿Están mi hermano y mi padre de luto por mi pérdida? ¿Padre sigue abrazando a mi hermano aunque yo ya no esté ahí?

 

No lloré como lo hice cuando Hannah falleció. Sin embargo, la parte posterior de mi pecho se sentía tan dolorida que era difícil respirar. Mis lágrimas continuaron empapando la ropa de Alistair.

 

“Uo, uooah”.

 

Acababa de despertarme, pero estaba cansada de llorar, así que me apoyé en el pecho de Alistair.

 

“¿Crees poder comer?”

 

Meneé la cabeza. No tengo apetito. Sólo hice lo que pude para comer mientras montaba los dragones. Bart, que estaba espiando, desapareció en poco tiempo.

 

“Tampoco tengo mucho apetito ahora, pero no tendrás fuerzas si no comes”, dijo Alistair. Miré su cara y vi que estaba pálido. ¿Era porque me estaba cuidando? No, no es por eso. Alistair es como mi hermano y Gill. Debe ser porque su poder mágico se superpone sobre él como si fueran uno solo.

 

Y se estaba desvaneciendo ahora.

 

“Maa-gia”. Nyai”

 

Alistair se sorprendió.

 

“Chibi, ¿lo sabes?”

 

“Un po-o”. (Lei dice; poco)

 

“Tengo que hacerlo. Una de las razones por las que me sacan a cazar a pesar de ser tan pequeño es por la barrera”.

 

“Balle-la”.

 

Me sorprendió. ¿No es la barrera algo que padre mantiene? No, espera. Una barrera usada para la caza.

 

“Pe-que-a Balle-la”.

 

“Así es, Chibi. Si podemos hacer barreras lo suficientemente grandes para dormir, entonces nuestra cacería será más segura y eficiente. Pero, la mayoría de las herramientas usadas para las barreras personales son muy viejas, así que consumen mucha magia. Por lo que necesito suministrarle magia de forma diligente. Pero, normalmente no uso tanto poder mágico”.

 

Alistair parecía un poco preocupado.

 

“No me entiendes aunque diga esto”.

 

Sí, lo sé. Alistair llenó la herramienta con poder mágico a intervalos fijos para crear una pequeña barrera. Pero, tuvieron que acampar porque yo estaba con fiebre, así que tuvo que usar más magia de lo normal.

 

“Come”.

 

Entonces, era mejor forzarlo a recuperar su resistencia. En ese momento, el hombre que me había llamado codiciosa apareció.

 

“Traje la cena”.

 

“Gracias, Mill”.

 

Alistair recibió dos porciones de algo que parecía una sopa caliente, junto con pan y queso.

 

“Te gusta el queso, ¿verdad?”

 

“Quesho”

 

Me gusta. ¿Recuerdas eso?

 

“No sé si puedes entenderme, pero perdóname por decir algo desagradable. Estás pasando por algo difícil y estuviste llamando a tu padre todo este tiempo, pero no me di cuenta de esto”, dijo mientras miraba hacia abajo. Luego se fue rápidamente después de haber entregado toda la comida.

 

“Mill dice lo que se le ocurre, pero es un buen tipo”.

 

Honestamente, siento que puedo perdonarlo ya que me dio comida. Alistair me ayudó a comer la sopa con una cuchara mientras rompía el pan en trozos pequeños. Comimos juntos, y nuestra comida desapareció en poco tiempo.

 

“Comimos más de lo que pensé que haríamos”.

 

“Ai”.

 

Me sentí un poco mejor después de comer.

 

“Oye, ¿estás listo?”

 

“Bart, sí, está bien”.

 

“Lo siento por esto. Ya es de noche, y tenemos que acampar de nuevo esta noche”.

 

“Oh, ¿la barrera? Claro, saldré”, Alistair aceptó ligeramente y salió de la tienda.

 

“Awishthair”. Lei tam-ben.” (Lei dice; tambien)

 

La mirada de Alistair parecía decir ‘te acabas de recuperar de la fiebre’, pero no quería quedarme dentro para siempre. Me abrazó y me llevó afuera.

 

“Sup”.

 

“¿Cómo está la Chibi?”

 

“¿Está bien ahora?”

 

Los hombres nos llamaron en cuanto salimos. Estaba confundida, y Alistair dijo, “Todos estaban preocupados por ti”. Pensé que era una molestia. Pensé que me llevaron con ellos porque no tenían otra opción. Bueno, probablemente es cierto. Aun así, ellos apreciaban a los niños pequeños. También hay gente amable aquí. Dejé de estar de mal humor y sentí que mi corazón se abría a ellos.

 

“Ga-shias”, no pude evitar decirlo, y me reí.

 

“Ugh”.

 

“Woah”.

 

“Tú…”

 

Todos se preocuparon por mí porque dejé salir una voz extraña.

 

“No tenéis remedio”, se burló Alistair.

 

“¿Qué pasa con ustedes? Lo que sea. Alistair, te lo dejo a ti.”

 

“Bien”.

 

Alistair asintió hacia Bart. Bart sostenía una pequeña caja del mismo tamaño que una caja de música en ambas manos. Alistair recibió la piedra mágica y se sentó con las piernas cruzadas en el suelo. Esa era probablemente la herramienta que usaron para crear la barrera.

 

Miré las manos de Alistair.

 

“Gan-des”. (Lei dice; grandes)

 

“Oi, Chibi. ¿Has visto una piedra mágica antes? Definitivamente te criaste en Kingdom”, dijo Mill de manera casual.

 

“Idiota, las piedras mágicas son preciosas en Kingdom, no hay forma de que dejen que un niño las toque”, alguien se enfadó. Pero era cinco veces más grande que la piedra mágica usada para la luz que he visto antes y era lo suficientemente grande como para caber en las manos de un niño. Era clara como un cristal. Debería haber sido violeta, pero el color casi había desaparecido.

 

Peligroso. Una campana de advertencia sonó en mi mente. ¿Qué le dijo padre a mi hermano? Recuérdalo. Recordé la voz de padre.

 

 

 

Correcciones en los Comentarios


AnteriorIndiceSiguiente

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s