Tensei Youjo wa Akiramenai – Capítulo 13

Capítulo 13 – El Dragón y yo

 

EZ: hoy si pude restablecer mi stock de cap por lo que son 2 disfrútenlos

1/2


Aunque pensaba en diferentes cosas para escapar de la realidad, el dragón seguía corriendo y me alejaba cada vez más de padre y mi hermano.

 

“Hannah”.

 

“¿Qué pasa?”

 

“¿Po-é e dwagon si-e a oto?” (Lei dice; Porque ese dragón sigue al otro)

 

“Oh, eso es…”

 

Decidí hacerle muchas preguntas a Hannah cuando se calmó. De hecho, el dragón que montábamos no tenía riendas ni nada. Pero estaba siguiendo correctamente al dragón que tenemos ante nosotras. Hay cosas más importantes de las que hablar que esto, ¿dicen? Los niños pequeños deben preguntar primero qué es lo que les interesa.

 

“Los Dragones rug viven en grupos. Si hay más de dos, entonces uno de ellos será el líder, y los otros seguirán a éste”.

 

“Hoo”.

 

Así que tenían ese rasgo. Por lo tanto, es inútil tratar de hacer que los dragones se alboroten y desvíen el curso llamando su atención. Pero entonces, una chica y un bebé no tenían suficiente fuerza para que eso ocurriera de todos modos.

 

“Aun-e vamo ejosh e dwagon nosh shi-e?”  (Lei dice; Aunnque vamos lejos el dragon nos sigue y de acá en adelante voy a usar los raw en japonés [curiosamente entiendo su habla de bebe más en japonés que en ingles] para entender que dice Lei)

 

“¿Va muy lejos? Aunque se usan dragones, los que se suelen utilizar para los carruajes son los dragones llamados Dab Dragon. Tienen cuatro patas y viajan a un ritmo más relajado. Los Dragones Rag son los más rápidos, y son usados por personas a las que les gusta la velocidad y por aquellos que necesitan apresurarse hacia alguna parte”, respondió Hannah con honestidad como siempre.

 

Esto significaba que las personas de la mansión no podrían alcanzarnos si no nos perseguían de inmediato. Esto es terrible. Mientras descansábamos, sólo podía ganar tiempo yendo al baño durante mucho tiempo o haciendo un berrinche.

 

Pero si yo seguía mi plan y él nos confiscaba la comida o aceleraba, entonces no tendría sentido.

 

Inmediatamente me di cuenta de por qué nos habíamos detenido frente a la ciudad; era para que pudiera cambiar rápidamente los dragones. Estaba muy emocionada de ver el pueblo fuera de la mansión por primera vez. Era temprano en la mañana, pero había granjeros locales por todas partes, vendiendo verduras y frutas de primavera que habían pasado el invierno.

 

“¡Frutas frescas de la frontera!” No pude evitar mirar hacia la voz que dijo eso.

 

“Lleva 10 días llegar a la frontera! De ninguna manera son frescas!”

 

“¡Claro que sí!”

 

La risa se extendió por toda la zona. Había puestos para los que iban a trabajar temprano por la mañana. Huele muy bien. Le dije espontáneamente: “Qieo, esho”.

 

“Leila-sama, no puede. La comida está sucia”.

 

No está sucia. El hombre no me lo comprará de todos modos. Destacaríamos si comiéramos en la ciudad y nos llevaría tiempo comer. Así que el hombre rápidamente cambió los dragones y nos apresuró. Estaba cansada de que me abrazaran y me sacudieran, pero Hannah, que no estaba acostumbrada a viajar, también estaba cansada.

 

Ese día, también comimos pan y agua para el almuerzo, y él evitó que mi plan de extender las pausas poniéndonos inmediatamente sobre el dragón. Estaba adormecida bajo el sol de la tarde, y Hannah comenzó a murmurar para sí misma mientras estaba atontada, “Me pregunto si Matthew recibió la medicina. ¿Por qué me llevó a mí también? ¿Por qué le hice esto a Leila-sama…? Pero la medicina de Matthew… Y si voy en contra de Remington, entonces el trabajo de mamá…”

 

Escuché a Hannah aunque estaba adormecida. Matthew Mamá. Hannah nunca habló de su familia frente a mí. Pero ella estaba acostumbrada a cuidar niños, podía entender lo que yo decía y me tomaba en serio.

 

“Matthew…. mamá.”

 

Me aferré suavemente a Hannah, que me abrazaba, y ella me abrazó sin pensarlo mientras nos balanceábamos. Espero que las dos podamos dormir un poco, ya que llevamos más de medio día tambaleándonos sobre este dragón. El dragón seguía corriendo cuando me desperté después de dormir. Hannah parecía dormida.

 

Recordé lo que había oído anoche. Parece que alguien está amenazando a Hannah por el trabajo de su madre y la medicina de su hermano. ¿Remington es un apellido?

 

Hace poco me enteré de que mi apellido es Albans. Leila Albans. Mi hermano es Luke Albans. Padre es Dean Albans. Nuestra familia tiene el poder mágico para sostener la barrera.

 

Tengo muy poca información. No me quedó más remedio que hacer lo que pudiera, pero el cuerpo de un bebé no podía hacer mucho. No pasó mucho tiempo antes del anochecer, y los dragones se detuvieron a lo largo de la carretera, donde pude ver la ciudad desde el horizonte.

 

“Dormiremos una siesta y comeremos aquí. Entonces, cambiaré los dragones en el próximo pueblo.”

 

Habíamos estado sacudiéndonos todo el día, pero el hombre también había estado montando el dragón durante todo un día. Estaba realmente cansado. Hannah y yo comimos nuestra comida obedientemente, y cuando fuimos al baño, los dragones se interpusieron en nuestro camino.

 

“Voy a ha-e pipi?” No puedo avergonzarme de esto. Me quejé con el dragón, pero aun así se interpuso en mi camino.

 

“Parece que has sido reconocido como una de su grupo. He oído que esto sucede de vez en cuando. Probablemente te está diciendo que es peligroso, así que no vayas muy lejos”, dijo el hombre riendo.

 

No tiene gracia. ¿Qué vas a hacer si tengo una fuga? (EZ: si se orina)

 

“Iré para allá, así que termina tus asuntos”.

 

Estaba desesperado y sólo podía hacer esto. Estaba de mal humor porque tuve la inusual experiencia de terminar mis negocios mientras era observada por un dragón. ¡Aunque dejaron que Hannah se fuera sola a hacer sus cosas! Pero, el hombre sacó una manta de su bolsa sin cuidado, así que también nos acostamos y dormimos un poco.

 

“Despierta”, Hannah y yo fuimos despertados por el hombre. Mi cuerpo se sentía pesado, pero aun así era mejor que dormir dentro de la canasta.

 

“La pequeña es muy animada. Bien” dijo mientras nos volvía a meter en la canasta y se dirigía a la siguiente ciudad.

 

La segunda ciudad era más grande y animada que la primera. Pensé que las personas estarían durmiendo, pero aún no era medianoche. El hombre se dirigió de nuevo a una taberna y llamó a la puerta trasera cuatro veces.

 

“¿Finalmente estás aquí? Llegas tarde!”

 

“Son las chicas. Tengo que dejarlas descansar un poco.”

 

“M-, muy bien. Pero los guardias del Reino comenzarán a moverse pronto. No tienes tiempo para descansar de aquí en adelante.”

 

Los hombres discutían algo mientras nos miraban. El hombre que nos trajo aquí nos miró y dijo: “He terminado aquí. Este tipo te va a llevar a ti”.

 

“Ya”.

 

Solté la mano que sostenía la de Hannah. Era un día completo para una bebé atrapada en un dragón oscilante. He llegado a mi límite. Ni siquiera puedo ir al baño libremente.

 

Me di la vuelta y empecé a caminar enérgicamente. Vamos a un lugar con muchas personas. Probablemente me ayudarán si les digo que estoy perdida.

 

Pero me atraparon inmediatamente. Parece que no estaba caminando rápidamente.

 

“¿No eras una buena chica?”

 

“¿Cómo lo digo? No intenta correr, llorar o armar un escándalo”.

 

Intenté agitarme, pero no tenía sentido. Si huir era inútil, entonces quiero que mejoren el trato que me dan.

 

“Jaa, quie-o esho.”

 

“¿Qué?”

 

“quie-o A-go ri-o.” (Lei dice; algo rico)

 

Me aburre el pan y el agua.

 

“¿Cómo te atreves a actuar de forma egoísta mientras estás secuestrada?”

 

“¡Caine! ¡dushe!” (Lei dice; ¡Carne, dulces!)

 

“Ja, ja, ja”, el hombre al final se rió.

 

“Entendido. Te los daré a ti. Ya metiste a estos tipos en el dragón”, le dijo al hombre que lo estaba reemplazando y desapareció en las bulliciosas calles. Nos dio un trago que estaba envuelto en hojas mientras estábamos sentadas en la canasta y puso algo en el bolsillo de mi poncho.

 

“Sé feliz”, dijo y desapareció en las concurridas calles sin mirar atrás. ¿Qué estás diciendo ahora? ¡Me secuestraste! Los dragones comenzaron a moverse.

 

“Hannah, a-be.” (Lei dice; Abre)

 

Dentro del envoltorio había carne picada envuelta en harina frita sazonada con especias saladas y dulces. Le di la mitad a Hannah y me lo comí. El dragón siguió corriendo. ¿Adónde diablos vamos?

 

 

 

Correcciones en los Comentarios


AnteriorIndiceSiguiente

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s