Tensei Youjo wa Akiramenai – Capítulo 04

Capítulo 04 – Mi hermano y yo

 

EZ: 4/5


Probablemente no me llevó ni una semana llevarme bien con mi hermano.

 

Mi hermano vino a visitarme como si estuviera compensando el tiempo que pasamos separados. Quiero decir, siempre está en mi habitación.

 

Primero, trajo una pequeña mesa, una silla y un sofá; y la habitación, que estaba vacía y sólo tenía una cuna en ella, se volvió un poco más acogedora. Mi hermano me dio la bienvenida.

 

Mi hermano no era molesto. Cuando viene por las mañanas, me abraza mientras no esté durmiendo y me deja en el suelo. Como me ponían en el suelo, ahora este tenía una alfombra y estaba mucho más limpio que antes.

 

Y mientras mi hermano estudiaba, yo podía rodar por el suelo a gusto. A veces, me sentaba y descansaba. Luego, cuando mi hermano dejaba de estudiar, me ponía de rodillas y me abrazaba con fuerza.

 

“Leila”.

 

“Niini, Aai.”

 

Y le encantaba que lo llamara ‘Niini’. Traía libros ilustrados que había leído cuando era más joven, y los dos nos tumbábamos boca abajo mientras me leía el libro.

 

También almorzamos y merendamos juntos. Pero, todavía estaba bebiendo la leche de Martha, así que lo acompañé mientras comía mi comida de bebé. Mi hermano me daba de comer comida de bebé con una cuchara mientras comía. Al principio, ponía demasiada comida en la cuchara, y me la clavaba demasiado en la boca, y yo gritaba a menudo con rabia: “Uu!”.

 

Pero recientemente, ha mejorado alimentándome. Pero eso fue sólo durante el día. Mi hermano comía con mi padre por la mañana y por la tarde, y mi padre, que trabajaba en el Castillo Real por la tarde, también estaba en casa por la noche, así que mi hermano no se acercaba a mi habitación despreocupadamente.

 

Continuamos pasando días agradables como este hasta que un día, mientras estaba sentada en el regazo de mi hermano y leíamos juntos un libro ilustrado, se paralizó de pronto.

 

“Luke, ¿qué estás haciendo ahí?” Había oído esa voz una vez antes de hace medio año.

 

“Otou-sama…..”

 

“¿Qué estás haciendo?” Esa persona repitió su pregunta.

 

“Estaba leyendo un libro a Leila.”

 

“¿Leila?”

 

La persona que llamó padre finalmente bajó los ojos para mirarme. Tenía una mirada fría y cabello rubio y largo y hermoso, que estaba atado con una cola de caballo en la espalda. Sus ojos eran violetas como los de mi hermano.

 

Estoy seguro de que ese padre, que me miraba, pensaba lo mismo que yo.

 

“Claire…..” murmuró, y me miró con una mirada aún más fría. Pero, desvié la mirada. Sólo voy a decir esto, pero no he perdido.

 

“Daai”.

 

No pude evitar que mi voz fuera más baja de lo normal. Para mi padre, puede que yo haya sido la causa de la muerte de mi madre. Pero, eso no era cierto. Si tenía que decirlo, entonces era la responsabilidad del padre que hizo a la madre, que no tenía un cuerpo sano, embarazarse de un bebé.

 

Pensé tranquilamente. Además, alguien que evita sus deberes como padre y no se ha presentado a ver a su hija ni una sola vez. Reflexioné. Si es un marqués, entonces debe tener dinero. Puede adquirir cosas que quiere tener y escapar en los lugares adecuados. Tengo recuerdos de mi vida pasada, así que sé que uno no podría vivir sin trabajar duro. Seré un parásito hasta entonces.

 

“Daau. Niini.”

 

Ya no me importa papá, así que, ¿quieres leer el libro? Le dí al libro cuando miré a mi hermano.

 

“Cierto, Leila”, asintió mi hermano.

 

“Otou-sama, ¿qué deseas? Si no es nada, me gustaría leerle este libro a Leila”, dijo.

 

Mi padre, sin decir una palabra sobre mí, dijo: “Haz lo que quieras mientras termines tus estudios”, y se fue.

 

En ese momento, una joven sirvienta llamada Hannah murmuró: “Es su hija, ¿por qué?”

 

Esta persona parecía ser la sirvienta exclusiva a mi lado desde que mi hermano empezó a venir a mi habitación. No sé qué pensar de esta situación, ya que ella estaba a mi lado día y noche a pesar de que hasta ahora me había quedado sola, pero Sebas estaba contento de que mi hermano se interesara por mí y rápidamente me asignó esta sirvienta. Aparentemente, era una sirvienta recién contratada y referida aquí por sus parientes. Por lo tanto, ella no entendía el trato que estaba recibiendo en esta mansión hasta ahora.

 

Había muchos mayordomos en una mansión del Marqués, pero Sebas parecía estar a cargo del personal. El marqués había declarado que no tenía ningún interés en mí, así que no se me asignó ningún sirviente.

 

“Es un secreto absoluto que Luke-sama ama a su hermanita”, como siempre, sentí por qué le dice eso a un bebé?

 

No estoy interesado en mi padre de este mundo. Pero, no había razón para que él diera un paso al frente ahora, ya que había dicho: “Si no hubieras nacido”, y me había dejado sola durante más de seis meses. Estaba bien siempre y cuando trabajara mucho y pagara por mi propia educación.

 

“Leila. Leila, me tienes a mí”.

 

“Aai, Niini.”

 

Mi hermano me abrazó a mí y al libro de ilustraciones. Te estoy diciendo que algo va a salir. ¡Ayuda, Sebas!

 

Durante las vacaciones de verano de mi hermano, pude levantarme. Probablemente no fue tan rápido ya que han pasado ocho meses desde que nací. Y no sólo podía rodar, sino que finalmente podía gatear. Mi capacidad de moverme ha aumentado bastante.

 

Aunque, todavía no se me permitía salir de mi habitación. Mi hermano y Sebas estaban contentos de que yo pudiera gatear y pararme. Cuando la lactancia de Martha se redujo a dos veces al día, las vacaciones de verano de mi hermano terminaron y él regresó a la academia.

 

“Leila probablemente no sabe que me iré a la escuela. ¿Qué debo hacer si se siente abandonada de nuevo porque mañana desapareceré repentinamente?”

 

Mi hermano estaba agitado y parecía que iba a llorar. Sonreí y meneé la cabeza a la izquierda y a la derecha.

 

“Niini, Daau.”

 

Ya lo sé. No te preocupes. Luego le di unas palmaditas en las mejillas.

 

“Leila aguanta un poco”.

 

Sí, sí,. Hasta las vacaciones de invierno, ¿verdad? Me pregunto si podré caminar para entonces.

 

“Volveré los fines de semana, ¿de acuerdo?”

 

¡Tan rápido! ¿Los fines de semana? No pude evitar responder en mi mente. Miré a Hannah y ella me explicó: “Hay diez días en una semana, y dos de ellos son feriados. Así que, ehm, volverá después de que Leila-sama se vaya a dormir ocho veces.”

 

Ya veo, así que una semana son 10 días. Pero, incluso si te esfuerzas por explicar esto, un bebé no puede entender lo largos que son los ocho días. Sonreí.

 

“Ah, Leila-sama, esa expresión.”

 

¿Qué pasa? ¿Qué es?

 

“A veces sonríe como una adulta. Parece que lo sabes todo”.

 

Ooh, Hannah. ¿Eres muy lista?

 

“Aunque pongas esa cara, mi Leila es tan linda.”

 

Sin darme cuenta, mi hermano se convirtió en un sis-con. (EZ: jajajaja)

 

 

 

Correcciones en los Comentarios


AnteriorIndiceSiguiente

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s