Kage no Jitsuryokusha ni Naritakute! – Capitulo 110

Capítulo 110 – El Maestro de Ella

 

La sombra que ha descendido ante Beta y el resto revolotea su abrigo largo y desenvaina su espada de color negro azabache.

 

“¡Tú eres——!” (Juggernaut)

 

“¡Tú eres——!” (Yukime)

 

“——¡Shadow-sama!”

 

Beta tiembla de alegría.

 

Hasta la fecha, su maestro ha barrido el suelo con cada uno de los oponentes a los que se ha enfrentado, por muy poderosos que hayan podido ser. Desde que ella y las demás eran débiles y jóvenes, su maestro había estado luchando frente a ellas. Beta había crecido mirando su espalda.

 

Por eso la fe de Beta en su maestro es absoluta.

 

No importa lo que pase, todo estaría bien si su maestro estuviera presente.

 

Debido a esa fe y tranquilidad, o posiblemente debido a no haber visto a su maestro por un tiempo significativo, la figura de su maestro parece un tanto más grande a los ojos de Beta. (EZ: no está más grande por tanta plata que lleva encima XD)

 

Pero no todos miran a Shadow como lo hace Beta.

 

“Ríndete, es imposible incluso para ti.” (Juggernaut)

 

“Shadow-han, ten cuidado.” (Yukime)

 

La mirada de Juggernaut es de desprecio, y la de Yukime es de ansiedad.

 

¡Qué falta de respeto!

 

Beta mira fijamente a los dos.

 

Su maestro puede manejar absolutamente cualquier cosa y absolutamente todo.

 

Incluso mientras esto sucede, la atmósfera entre Shadow y la Reina de la Sangre se ha vuelto cada vez más tensa.

 

Shadow levanta su espada de color negro azabache, y la Reina de la Sangre despliega sus garras rojas.

 

En ese momento, Beta lo nota.

 

La presión de la Reina de la Sangre sigue subiendo.

 

“¿Ese monstruo tiene un poder sin límites?” (Juggernaut)

 

“¿Todavía no estaba luchando con todas sus fuerzas….?” (Yukime)

 

Parece que Juggernaut y Yukime también lo han notado. La Reina de la Sangre se ha vuelto aún más poderosa que cuando luchaba contra Claire.

 

Sus ojos resplandecen como joyas rojas, y el vestido que lleva aparece aún más fresco y se retuerce con más energía.

 

La tensión de Shadow y Reina de la Sangre se eleva aún más, luego tentáculos de sangre y la hoja de color negro azabache hacen contacto.

 

Un incontable número de tentáculos asaltan a Shadow, pero Shadow  los corta todos.

 

Los trazos rojos y negros chocan repetidamente, siendo los movimientos de ambos tan rápidos que ni siquiera el sonido puede alcanzarlos.

 

Pero esto no es más que una distracción para los dos.

 

Repentinamente, la figura de la Reina de la Sangre parece parpadear, inmediatamente después de lo cual aparece repentinamente detrás de Shadow .

 

Garras rojas chillan hacia su espalda.

 

Sin embargo, esta vez es la figura de Shadow la que parpadea.

 

Las garras se abren mientras la hoja negra intenta perforar el pecho de la Reina de la Sangre por detrás.

 

¡Bashah!

 

Junto con el sonido del agua derramada, la Reina de la Sangre repele eso, enviando puntas de flecha de sangre a volar en el proceso.

 

Shadow las desvía a todas con su espada, y luego la Reina de la Sangre vuelve a su posición original.

 

Viendo a los dos en sus posiciones de inicio, es casi como si el intercambio anterior fuera sólo una ilusión.

 

“¿Qué demonios…?”

 

“Pensar que es así de hábil….” (Yukime)

 

La pelea a alta velocidad que nadie podía seguir con los ojos deja a todos atónitos y a Beta en éxtasis.

 

Este es su maestro.

 

Pero al mismo tiempo, Beta tiene una sensación de malestar que no puede expresar con palabras. Antes de que pueda averiguar qué es, la Reina de la Sangre se mueve nuevamente.

 

Corta dos de sus propios tentáculos, y luego usa la sangre para crear dos clones de sí misma.

 

“Esta es la razón por la que Elizabeth-sama fue llamada la progenitora más fuerte. Elizabeth-sama puede crear clones de sí misma con sangre y manipularlos a voluntad”. (Milia)

 

Con tres Reinas de Sangre como oponente, la lucha se reinicia.

 

Los ataques de los tentáculos son desviados por la hoja negra.

 

La misma escena de antes está siendo reproducida.

 

Sin embargo, lo que es diferente es que ahora hay tres Reinas de la Sangre lanzando ataques sorpresa.

 

A veces aparecía entre tentáculos, de espaldas, de arriba, de costado, atacando a Shadow una y otra y otra vez.

 

Pero Shadow se las arregló para evadir hábilmente todos los ataques.

 

La escena casi parece una lucha entre fuerzas naturales que continuaría por toda la eternidad.

 

Pero Beta siente que la sensación de malestar es cada vez más prominente.

 

Lo que sea que pueda ser——

 

¿Ha visto alguna vez a su maestro cruzar espadas con un oponente durante tanto tiempo?

 

No, no lo ha hecho.

 

Algo anda mal.

 

Hay algo raro con su maestro.

 

De repente, el malestar se apodera del corazón de Beta.

 

Beta mira cuidadosamente la lucha, buscando la causa de su semilla de duda.

 

Un paquete entero de tentáculos rojos asalta a Shadow, mientras que las tres Reinas de la Sangre intentan nuevos ataques sorpresa.

 

A medida que esto se repite en bucles, Beta finalmente se da cuenta.

 

Shadow está manejando hábilmente los ataques de las Reinas de la Sangre con paradas, pero nada de esto desemboca en contraataques posteriores.

 

¿Por qué Shadow no toma represalias? ¿O puede ser que no pueda?

 

Los movimientos de Shadow están sellados por los tentáculos que vienen hacia él sin cesar desde todas las direcciones, de tal manera que ha perdido por completo la iniciativa contra las Reinas de la Sangre.

 

¿Cómo puede estar pasando esto?

 

La razón… es porque las piernas de Shadow se han detenido.

 

El maestro que Beta conoce eludiría el uso del movimiento mínimo y luego pasaría inmediatamente al contraataque. Pero ahora mismo, su maestro sólo está parando las garras y tentáculos con su espada. Si se detiene, su contraataque se retrasaría en una fracción de tiempo. Dentro de ese tiempo, la segunda y tercera Reinas de la Sangre atacarían, causando que se perdiera la ventana para el contraataque.

 

¿Por qué…?

 

¿Por qué no esquiva, mi lord——?

 

Los pies de su maestro son pesados. Sus movimientos son rígidos.

 

Esta manera de luchar, de detener a los tentáculos y de mantener su posición, es casi como si estuviera protegiendo algo muy importante para él.

 

“——?!”

 

En ese instante, Beta finalmente se da cuenta.

 

Detrás de Shadow está Beta.

 

Además, detrás de Beta están las gravemente heridas 664 y 665 y 666 que el esta protegiendo y también la hermana inconsciente de su maestro…….

 

“Ah, aaaa……”

 

La voz de Beta está atascada en su garganta.

 

Su maestro ha estado tratando de protegerlos durante todo el combate.

 

Lo que es importante para él……….

 

Entonces, abruptamente, el equilibrio de la lucha se rompe.

 

Finalmente, Shadow tambalea.

 

Tentáculos rojos lo empujan fuera de su equilibrio, y luego las tres Reinas de la Sangre lanzan sus ataques de seguimiento, haciendo que Shadow se estrelle contra una pared.

 

“Sha-, SHADOW-SAMAAAAAA——!!!”

 

Beta ignora los gritos de dolor de su cuerpo, tratando desesperadamente de arrastrarse hacia la pared derrumbada.

 

“Te lo dije al principio, es imposible incluso para ti…” (Juggernaut)

 

“¿Ni siquiera Shadow-han puede hacerlo….?” (Yukime)

 

¡Eso está mal!

 

Si Beta y las demás no hubieran estado detrás de él, si no lo hubieran arrastrado hacia abajo, entonces la fuerza de su maestro no sería sólo este nivel.

 

“¡Shadow-sama, Shadow-sama!”

 

Su gateo desesperado lleva a Beta a la pared derrumbada. En ese momento.

 

Magia de color violeta se derrama desde el otro lado.

 

“¿¡Qué——!?” (Juggernaut)

 

“¿¡Qué esta——!?” (Yukime)

 

Ese poder abrumador hace que el aire tiemble y los escombros floten hacia arriba.

 

La luz de la Luna Roja está teñida de violeta por la magia desbordante.

 

Entonces Shadow aparece desde más allá de la pared.

 

“¡Shadow-sama!”

 

La cara de Beta está teñida de éxtasis.

 

Porque el maestro que tiene ante sí es finalmente el maestro que ella conoce.

 

Vestido de magia violeta, la figura de su maestro, que de alguna manera parece más pequeña que antes, emana sólo una palabra ——  PODER.

 

El impregna su bella magia violeta en su espada, y luego se enfrenta una vez más a la Reina de la Sangre.

 

“Parece que tengo que ponerme un poco serio….”

 

03

 

Esa voz que suena como una reverberación desde el corazón de la tierra envía escalofríos de euforia a la columna vertebral de Beta.

 

No queda ni una pizca de malestar.

 

Este. es. el. Maestro. de. ella

 

“Nn?”

 

Súbitamente algo brilla en el borde de su visión, así que Beta mira detrás de la pared.

 

Por alguna razón, hay un gran número de monedas de oro en el suelo ahí. (EZ: XD los sabía!)

 

Beta inclina su cabeza en perplejidad.

 

¿Por qué en un lugar como este….? Oh, bueno.

 

“¡Shadow-sama, ve por ella~~~~~!”

 

La alegría de Beta se convierte en la señal para que el combate se reanude.

 

 

 

Correcciones en los Comentarios


AnteriorIndiceSiguiente

4 comentarios en “Kage no Jitsuryokusha ni Naritakute! – Capitulo 110

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s