I’m the Evil Lord of an Intergalactic Empire! | 62 – La Flota Berkley

62 – La Flota Berkley

 

El hogar de la familia Berkley.

 

Cashmiro estaba parado frente a un soldado.

 

“…me has mostrado tus planes. Son increíbles, pero hay que hacer reformas importantes para derrotar a la casa Banfield”.

 

El soldado era Dolph, que fue ascendido a comandante.

 

Fue asignado a un puesto vacío donde no se esperaba que hiciera nada, pero eso le dio todo el tiempo que necesitaba para reflexionar sobre cómo podía derrotar a Liam y salir adelante en la vida.

 

Y ahora se reunió con Cashmiro.

 

Su encuentro fue de pura casualidad.

 

Y con eso, Dolph dedicó todo su cuerpo y alma a esta estrategia.

 

“Tomando lo que propusiste al pie de la letra, no es suficiente. Siendo realistas, con el tiempo y los fondos de que disponemos, aún tenemos potencial para más, los planes actuales sólo nos frenarán”.

 

“…¿es posible reemplazar a toda la flota mientras reorganizamos nuestra estructura de mando? Además, nunca he oído de nadie que creara una armada sólo con naves especializadas en combate a corta y media distancia”.

 

Dolph sacó una imagen holográfica.

 

La flota de la casa Banfield se proyectó ahí.

 

La aparición de ellos masacrando unilateralmente a una flota pirata era un espectáculo espantoso.

 

“Las fuerzas de la casa Banfield radican en la alta calidad de su equipo y personal.”

 

“¿Es imposible superar esto con números?”

 

“Aunque sólo tengan cien mil naves como máximo, si atraviesan un solo punto, ambos bandos terminarán sufriendo daños masivos. En el peor de los casos, incluso nuestra estructura de mando se derrumbará, y una vez que eso ocurra, ya estamos prácticamente perdidos”.

 

Luego Dolph presentó su estrategia.

 

“Dejaremos que nos ataquen, y luego los interceptaremos con contramedidas precisas. Por eso nos centraremos en conseguir naves para el combate a corta y media distancia”.

 

Para derrotar a la flota de la casa Banfield, Dolph sugirió crear otra armada de más de cien mil unidades que casi no tenía aplicación práctica en una batalla estándar.

 

Pero Cashmiro tenía muy en cuenta la opinión de Dolph.

 

(Todos y cada uno de ellos, todos dijeron que siempre y cuando tuviéramos igual número que el del mocoso, ganaríamos. Pero este tipo de aquí…. Nunca he visto a nadie con más empuje que este chico.)

 

Cashmiro intentó hacer una pregunta,

 

“¿Y qué supones que haremos si el enemigo decide luchar normalmente en esta situación?”

 

“Ciertamente estaríamos en peligro, pero un asalto total es la estrategia ganadora de la casa Banfield. Sería muy difícil para ellos cambiar sus hábitos de batalla que desarrollaron a lo largo de varias décadas”.

 

Cashimiro también lo entendió.

 

Eran personas que cazaban piratas agresivamente desde hace muchos años.

 

Ciertamente, sus tácticas de asalto se convirtieron en una especie de arte para ellos.

 

Sus formaciones nunca se rompían, y sus soldados parecían no conocer el miedo.

 

Se habían vuelto dependientes de estrategias agresivas como garantía para la victoria.

 

(Este tipo…. es el único que entiende esto.)

 

Dolph gritó un ferviente discurso,

 

“¡Todas las naves necesitan ser reemplazadas, y el personal tendrá que ser entrenado para esta operación! Aunque esto tomará una enorme cantidad de tiempo y dinero, ¡son gastos necesarios para ganar! ¡Así de alto evalúo al enemigo! ¡No podemos subestimar la casa Banfield!”

 

Sólo para derrotar a Liam, la flota de Berkley se convertirá en una armada inamovible.

 

Se volverían débiles en una batalla normal, pero nunca perderían contra un enemigo agresivo.

 

Todos los soldados con los que Cashimiro se reunió hasta ahora dijeron que ganarían siempre y cuando tuvieran el mismo número, pero él sabía que eso no era suficiente.

 

“…pero ¿lo haremos a tiempo? He oído que la casa Banfield también está aumentando su armamento.”

 

“Definitivamente podremos. No, yo haré que sea así. ¡Tenemos que empezar inmediatamente a reunir tantas naves como sea posible!”

 

Afectado por el entusiasmo de Dolph, Cashmiro se mostró decidido.

 

“Eso suena bien, hagámoslo.”

 

“¡Muchas gracias! En ese caso, quiero que reúna también a los piratas”.

 

“¿Qué?”

 

Para esta batalla, Dolph decidió que necesitaban presionar a los aliados de Liam.

 

Esto era para evitar que recibiera refuerzos.

 

“Hay rumores de que Liam formó una flota regular, y yo los he confirmado. Parece que está planeando usarla como su carta de triunfo”.

 

Una flota regular con decenas de miles de naves.

 

Al oír eso, Cashmiro decidió que los piratas probablemente no podrían hacer nada en su contra.

 

“…sé que hay gente en el ejército a la que no le agrada el mocoso Banfield. Puede que no sea una mala idea recogerlos también.”

 

“¡Oh, eso sería perfecto!”

 

Muchas flotas de patrulla controladas por nobles fueron disueltas.

 

Si sus restos fueran recogidos, sin duda alcanzarían una fuerza de decenas de miles de efectivos.

 

Y Cashmiro también tenía amigos fuera del ejército.

 

Las casas de los comerciantes, e incluso la primera y segunda fábricas de armas le prometieron su ayuda.

 

“Dolph, si reúno a los soldados, ¿puedes organizarlos en una flota?”

 

“Es posible, pero no creo que sean tan útiles. En todo caso, podemos usarlos como señuelos”.

 

Dolph no tenía ninguna expectativa con respecto a los recién llegados que salieron corriendo en el último minuto.

 

Cashmiro estaba igual.

 

“Contacta con las fábricas de armas y haz que estén adecuadamente equipados.”

 

“¿Seguro? El costo de esto no será pequeño, y esos soldados tienden a quejarse si su trato es un poco insatisfactorio”.

 

Mientras que Dolph dijo que no valía la pena gastar dinero en ellos, Cashmiro dijo que el presupuesto no debe preocuparle.

 

“¡No me importa! ¡Si voy a hacer esto, entonces lo haré a fondo! Aunque cueste un poco, no importa mientras trabaje para desgastar a ese mocoso hasta la más mínima cantidad”.

 

Dicho esto, Cashmiro aún tenía una carta más para perfeccionar sus contramedidas.

 

“Ahora vamos a enviar piratas a la casa de Banfield”.

 

“¿Les dará apoyo?”

 

“Sí, haremos que luchen más que nunca para asegurarnos de que se apeguen a las tácticas de asalto. Quiero mantener la situación en la que no haya la más mínima duda de que las maniobras agresivas les traerán la victoria”.

 

Dolph sintió escalofríos en su columna vertebral al escuchar a Cashmiro reírse fácilmente sobre el abandono de los piratas.

 

“…no, esto podría funcionar. Esto nos acercará un paso más a la victoria”.

 

No fueron sólo los piratas. Comerciantes, fábricas de armas y el ejército – Cashmiro decidió involucrar a todos ellos en la guerra contra la casa Banfield.

 

Y el guía lo vio todo desde el principio mientras aplaudía.

 

“…perfecto. Ambos están haciendo todo lo que pueden para derrotar a Liam, así que les daré todo el apoyo que necesiten de las sombras”.

 

 

“¿Qué es… esto?”

 

Cuando llegué a mi flota de patrullas designada, lo que me esperaba eran varias armadas de tamaño regular.

 

La vista desde el puente de un acorazado de superclase de más de tres mil metros de largo era una enorme flota compuesta por innumerables naves.

 

Los acorazados estaban alineados hasta donde alcanza la vista.

 

Mi imagen holográfica fue proyectada en el espacio exterior como una ceremonia de bienvenida a mi misión oficial.

 

A mi lado estaba Eulisia, que fue designada para apoyarme como mi ayudante, y Marie, que acababa de regresar de las fuerzas especiales.

 

Wallace también estaba aquí como personal de apoyo para el puente.

 

Y-

 

“¡Oficial de Estado Mayor, gracias por nombrarme capitán de esta nave! ¡Muchas gracias!”

 

Un hombre de gran cara y cabello corto y erizado me expresaba su gratitud.

 

Era el general de brigada recientemente ascendido [Cedric Noah Albalate].

 

Lo nombré capitán del buque insignia en el que abordé.

 

Después de mi reciente ascenso a Teniente Coronel, se me otorgó un puesto único de “Oficial de Estado Mayor Especial”.

 

Por cierto, Cedric era el medio hermano de Wallace.

 

Pero era sólo otro de los cientos de príncipes sin respaldo.

 

Wallace estaba asombrado,

 

“¿Estás lo suficientemente feliz para llorar?”

 

“¡Por supuesto que sí! No tienes idea de lo insatisfactorio que es patrullar el universo sin ninguna razón! En realidad, ¿cómo demonios eres tú el que encontró un patrón tan excelente?”

 

Cedric empezó a estrangular el cuello de Wallace por envidia.

 

“Give, GIVE!!!!” (EZ: si han visto este tipo de escenas [ser ahorcados] en algún anime esto es lo que dicen las personas regularmente según los japoneses y significa algo así como “me rindo!!” y demás)

 

Tia entró en el ruidoso puente con otro oficial.

 

“Lord Liam, traje al comandante.”

 

Era un hombre que parecía tener más de 40 años.

 

Así que debe ser de una edad bastante avanzada.

 

Con la tecnología antienvejecimiento actual, tener una apariencia de mediana edad era como una prueba de longevidad.

 

“Estaré a su cuidado, comandante”.

 

La otra parte estaba sonriendo.

 

“Nunca hubiera esperado que me pusieran a cargo del famoso Conde de todas las personas. Bueno, me aseguraré de hacer mi parte”.

 

Los halagos no parecían tener mucho efecto en este hombre, pero para que se le haya confiado una flota de este tamaño, debe tener las habilidades apropiadas para su posición.

 

Hagamos todo lo posible para no convertirnos en un enemigo de este tipo.

 

Recientemente he aprendido que no debería pelear con gente problemática.

 

como la familia Berkley.

 

Eran realmente molestos.

 

Tia me habló de nuestros planes futuros.

 

“Lord Liam, mañana llevaremos la flota a patrullar alrededor de la base fronteriza.”

 

“¿La base fronteriza?”

 

“Sí, piense en ello como algo similar a presentarse y al mismo tiempo asegurar la seguridad de nuestra ruta.”

 

Con una flota tan grande, ¿realmente íbamos a explorar la seguridad de nuestro camino?

 

Normalmente estas cosas se harían con flotas más pequeñas, así que sería un desperdicio hacerlo a esta escala.

 

“¿Por qué no dispersamos nuestras fuerzas mientras nos dirigimos a nuestro destino? Sí, convirtamos esto en una competición. Iremos ahí primero y daremos recompensas a los que lleguen después de resolver los problemas de los piratas en las áreas locales”.

 

Como no me iba a tomar esta posición en serio, la iba a convertir en un juego para mi diversión, aunque Tia parecía un poco decepcionada.

 

“¡Lord Liam, esta es una oportunidad para mostrar su figura digna! Tal operación de flota es–”

 

Sin embargo, hubo una persona que me envió un bote salvavidas.

 

Fue Marie.

 

“Oh, ¿refutas las órdenes de Lord Liam? ¿Segura que no hay problema? Hasta yo puedo decir que no tiene sentido mover una flota de este tamaño en conjunto”.

 

“También serviría como entrenamiento para cuando necesitemos movernos a esta escala. No es que tú lo entiendas”.

 

“Incluso si eso es cierto, sería mejor consolidarnos una vez que estemos en nuestro destino. Es una pena ver a nuestra caballero en jefe ser tan inflexible”.

 

Cedric empezó a susurrar a Wallace mientras ellas peleaban,

 

“Los caballeros de tu patrón… ¿no es la atmósfera entre ellas algo tensa?”

 

“Siempre son así, se acostumbrará pronto.”

 

Wallace se rió, pero ver mi caballero en jefe y segunda al mando pelear no me hizo ninguna gracia.

 

Eulisia hizo una sugerencia,

 

“Teniente Coronel, ¿seguro que quiere convertir esto en una competencia antes de que lleguemos a nuestro puesto?”

 

Estaba ignorando la posición del oficial al mando y tomando decisiones por mi cuenta.

 

Pero cuando miré hacia el comandante, encogió sus hombros.

 

“No es como si tuviéramos asuntos urgentes que atender, así que no veo ningún problema.”

 

Era un poco más grande de lo que esperaba, pero seguía siendo la flota que yo mismo había preparado, así que debería estar bien usarlo como quisiera.

 

“Sí, hagamos de esto una competición. Derrotar a los piratas les dará puntos. Las flotas a gran escala valdrán diez, e incluso prepararé recompensas dependiendo de los resultados”.

 

Esos eran mis pensamientos sobre el juego que estaba a punto de comenzar, y unos días después, los generales mayores que reuní parecían entusiasmados cuando les expliqué las reglas.

 

¿En cuanto a mí? Me tocó ver a todos competir entre sí desde el margen como un Lord malvado.

 

 

Dirigí tres mil naves hasta el punto objetivo, bueno, cierto planeta.

 

Estaba directamente bajo el control del Imperio y fue designado como un mundo aún en desarrollo.

 

La atmósfera alrededor de las personas que compiten por la recompensa pareció cambiar cuando empezamos, así que me pregunto cuándo llegarán?

 

Actualmente, estaba sentado en un lujoso asiento en el puente de la nave mientras me balanceaba la bebida dentro de la copa que tenía en la mano.

 

“Estoy aburrido. Wallace, haz algo”.

 

“¿Qué me pides que haga? Lo siento, pero ya me he quedado sin material.”

 

Ya he hecho esta petición irrazonable a Wallace docenas de veces.

 

No parece tener más buenas ideas.

 

Hemos pasado los últimos días esperando en este lugar desolado, y ahora estoy aburrido.

 

“Hay demasiado tiempo libre.”

 

Pensé que estaría bien relajándome en un crucero de lujo.

 

Y ciertamente, las instalaciones de esta embarcación eran considerables, hasta el punto de poseer un pequeño centro comercial. (EZ: Jajajaa que desperdicio)

 

Habían muchos no combatientes aquí, e incluso algunas cadenas de tiendas estaban abriendo negocios.

 

Estaba repleto de tripulantes que estaban de vacaciones, convirtiendo el barco en su propia minicolonia.

 

Pero… ¿qué sentido tiene que yo juegue en un lugar así?

 

Honestamente he pasado la mayor parte de mi tiempo libre en mi habitación.

 

Mis días los he pasado solo balanceando mi espada mientras entrenaba.

 

“Cedric, haz una imitación de algo.”

 

“Eso es imposible, mi señor, ya he usado todos mis materiales, e incluso entonces, la mayoría de las celebridades que he hecho son personas que ni siquiera conocías.”

 

Cedric también parecía no tener buenas ideas.

 

He agotado todas mis medidas para aliviar mi aburrimiento.

 

Entonces Marie hizo una sugerencia,

 

“Entonces, ¿por qué no empiezas a desarrollar este planeta? Los soldados pueden trabajar, y también están las flotas de suministros que se reunirán con nosotros antes de que lleguen nuestros aliados. ¿Por qué no intentamos construir un simple puerto espacial para ellos?”

 

Sólo porque estaba libre, ¿iba a empezar a jugar a un juego de desarrollo de colonias de la vida real? …supongo que estaba bien.

 

“Muy bien, hagámoslo. Ahora, ¿qué debemos hacer para el diseño?”

 

Eulisia hizo una propuesta,

 

“Lord Liam, hay pioneros en la superficie. Si empieza a apoyarlos, nos será fácil conseguir la cooperación de los residentes cuando usemos este lugar como estación de relevo en el futuro”.

 

Para ser honesto, no estaba tan interesado en los residentes originales, pero les echaré una mano ya que tengo tiempo para hacerlo.

 

Para mi territorio, le dejé muchas cosas a Amagi ya que ella sabía lo que era mejor para nuestros ingresos futuros, pero debería ser divertido hacer las cosas por mi cuenta por una vez.

 

Incluso si lo estropeaba y fracasaba, al final solo era el territorio del Imperio.

 

Así que no había ningún problema.

 

“Bien, empecemos a cambiar las cosas en la superficie entonces. Wallace, voy a empezar a construir instalaciones allá abajo, así que te nombro como gerente”.

 

“Ehh~”

 

Decidí que el angustiado Wallace bajara a la superficie y comenzara la construcción de un edificio de oficinas gubernamentales.

 

“Sí, hagámoslo un edificio enorme que realmente emitirá un impacto ‘BANG’ cuando sea visto.”

 

Porque hacer cosas como esta era una buena manera de malgastar dinero.

 

Construyámoslo con énfasis en el diseño.

 

Tia me miraba con las manos juntas.

 

Sus ojos parecían brillar.

 

“Eso suena increíble, Lord Liam.”

 

Considerando cómo estaba tratando a los residentes como juguetes para un juego, no pensé que estaba haciendo algo que valiera la pena elogiar.

 

Bueno, era natural que los Lores Malvados pisotearan a otros.

 

Voy a desarrollar este lugar como yo quiera.

 

 

-La flota de Liam destruyó otra armada pirata local.

 

Este tema se estaba extendiendo medio año después de su asignación oficial.

 

Los ojos del Primer Ministro se abrieron ampliamente después de leer el contenido del informe.

 

“El es increíble.”

 

Se enviaron subordinados para investigar cuán poderosas eran las fuerzas de Liam.

 

Los espías fueron plantados como trabajadores en la flota.

 

Y la mayoría de ellos cantaron alabanzas suyas.

 

Uno de sus subordinados hizo una expresión de alivio,

 

“Parece que estaban compitiendo para ver quién puede cazar más piratas, pero más importante aún es el desarrollo que han comenzado para el planeta al que fueron asignados. Hemos dejado ese lugar solo por tanto tiempo porque los costos no valían la pena, así que esto es algo para celebrar”.

 

Había un planeta en el que las flotas competidoras de Liam fueron asignadas para reunirse.

 

Y Liam parecía haber hecho varias mejoras ahí mientras las esperaba.

 

Ahora que había un puerto espacial ahí, aunque simple, el planeta probablemente se desarrollaría más en el futuro.

 

De hecho, ya parece que los comerciantes se están reuniendo ahí con la esperanza de hacer negocios con Liam.

 

En cuanto a la superficie del planeta.

 

“Hmm… ¿Primero priorizó la construcción de las instalaciones necesarias? Tiene buen juicio”.

 

En primer lugar, no había instalaciones construidas sobre el terreno, por lo que los residentes estarían agradecidos sin importar dónde se construyeran.

 

Aunque parecían haber sido construidos con un énfasis en el diseño, eso todavía era razonable.

 

(Le daré unos ochenta puntos. Si gana un poco más de experiencia, entonces seguramente podrá alcanzar alturas aún mayores– es fácil de olvidar debido a todas las noticias sobre sus hazañas militares, pero la fama original del Conde vino de su habilidad en los asuntos internos.)

 

Originalmente, era muy apreciado por la forma en que revitalizó su territorio desolado, pero recientemente las únicas noticias que se han sabido de él parecen ser sobre sus cacerías de piratas.

 

Con la forma en que la situación parecería mejorar, incluso si lo dejara desatendido, el primer ministro sintió inadvertidamente que una sonrisa se le escapaba.

 

No obstante, no era el tipo de persona que creía/confiaba en los demás tan fácilmente.

 

“Con logros como este, ni siquiera el ejército puede quejarse. Debería ascender al conde a coronel. Incluso le daré una medalla”.

 

“¿Está seguro?”

 

“Algo de este nivel sigue siendo barato. Para el año que viene, ¿debería ascenderlo a general de brigada? Quiero que al menos sea Lugarteniente General antes de dejar el ejército”.

 

(Bueno, si esto no es suficiente para complacerlo, ¿debería darle algo más?)

 

Brian (´・ω・) “Lord Liam parece haberse convertido en una especie de leyenda por participar activamente en los asuntos internos y militares, pero es doloroso que el no parezca darse cuenta de ello por sí mismo”

 

 

 

Correcciones en los Comentarios


Anterior – IndiceSiguiente

Anuncios

Un comentario en “I’m the Evil Lord of an Intergalactic Empire! | 62 – La Flota Berkley

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s