Kage no Jitsuryokusha ni Naritakute! – Capitulo 104

Capítulo 104 – No te atrevas a robarme mi papel, chica.

 

Milia solía ser una subordinada de Elizabeth Reina de la Sangre.

 

Fue cuando los vampiros aún reinaban sobre la noche del mundo. Incluso entonces, Elizabeth era una de las más fuertes entre los progenitores.

 

Los vampiros cazaban y se alimentaban de humanos como si fuera un juego. Para muchos de ellos, los humanos no eran más que meros animales, hasta el punto de que incluso había países gobernados por vampiros.

 

Era la edad de oro de los vampiros.

 

No obstante, dentro de tal época, Elizabeth fue la única que desaprobaba alimentarse de los humanos más de lo necesario. Cazaba sólo lo suficiente para mantenerse, y no quitaba vidas indiscriminadamente. Había muchos vampiros que se oponían a su forma de vida. Así, a pesar de su gran fuerza, sólo tenía muy pocos subordinados.

 

Pero luego los tiempos cambiaron, y se convirtió en la era de la oscuridad para los vampiros.

 

Era una época de pesadillas donde los humanos cazaban vampiros. La caída de la primera monarquía de vampiros desencadenó una explosión de revueltas, haciendo que la población de vampiros cayera en un abrir y cerrar de ojos.

 

En ese momento, Elizabeth estaba sirviendo como señora feudal sobre un dominio fronterizo dentro de un pequeño reino, ayudando a proteger esa frontera y ese país. Ella y sus subordinados se unieron a los humanos que vivían ahí en la agricultura, en la caza de monstruos demoníacos y en el manejo de la tierra.

 

Dentro de su territorio, los vampiros no despreciaban a los humanos, y los humanos no temían a los vampiros. La razón por la que fueron capaces de construir y mantener esa relación fue porque los vampiros de ahí habían jurado no tomar sangre humana.

 

Los vampiros no pueden vivir sin alimentarse de sangre humana.

 

Esa afirmación que se pensaba que era de sentido común fue probada erróneamente por Elizabeth personalmente.

 

La compulsión alimenticia que sienten los progenitores es decenas de veces más fuerte de lo que sienten los vampiros normales. El dolor que soportaba era seguramente inimaginable. Pero se las arregló para seguir haciéndolo, sufriendo constantemente dolores parecidos a los de un brazo carcomido. Y sus subordinados también hicieron lo mismo.

 

Estos vampiros que dejaron de alimentarse de sangre perdieron gradualmente sus poderes, hasta que su fuerza se redujo a la de humanos normales.

 

Pero a cambio, ganaron algo.

 

Ese algo fue la capacidad de vivir bajo la luz del sol. Los vampiros que dejaron de alimentarse de sangre se volvieron capaces de vivir en el mismo mundo de luz solar y belleza que los humanos.

 

Además, también ganaron un corazón lleno de paz. Al abstenerse de la sangre y vivir bajo el sol, su obsesión por alimentarse fue diluyendo gradualmente. Fueron capaces de adoptar la misma mentalidad que los humanos.

 

Pero entre ellos, Elizabeth, como progenitora, fue la única que permaneció poderosa.

 

Su piel aún se quemaba cuando se exponía a la luz del sol, lo que la obligaba a llevar siempre una sombrilla negra cuando salía. No era tan malo que se convirtiera en cenizas, pero no era raro que los progenitores tuvieran cierto grado de resistencia a la luz solar.

 

Pero lo más importante es que, por mucho tiempo que se abstuviera de la sangre, su casi frenética compulsión por alimentarse nunca se detuvo.

 

Pero incluso dentro de esa agonía, ella se movía todos los días como todos los demás, con su sombrilla en la mano. Un día reunió a sus subordinados y les dijo: “Construyamos aquí una tierra de paz. Una tierra donde los humanos y los vampiros pueden vivir juntos en felicidad, sin miedo a la discriminación o la condena…”

 

Con eso, comenzó a aceptar a los refugiados vampiros de afuera y a ponerlos bajo su protección.

 

Por supuesto, eso fue con la condición de abstenerse de beber sangre. Entre ellos estaban los que la despreciaban y se oponían a ella. En todos esos casos, los expulsaría de su territorio con pesar pero firmeza. Si se negaban a obedecer, ella los acabaría con su propia mano.

 

Al poco tiempo, casi todos los vampiros supervivientes vinieron a buscar refugio bajo ella de los humanos que los perseguían. Su población comenzó a recuperarse, los humanos y los vampiros coexistieron, y su tierra prosperó. Debido a la influencia combinada de su propia fuerza y el apoyo del país de origen, incluso los cazadores de vampiros dejaron de aparecer en su territorio.

 

Ahí mismo, en ese mismo momento, existió realmente la “Tierra de Paz” que ella había estado buscando.

 

Rezaba fervientemente para que todos vivieran felices.

 

Sin embargo, esa Tierra de Paz se derrumbó en una sola noche.

 

Fue la noche de la Luna Roja.

 

Se había encerrado en su castillo para concentrarse en resistir la compulsión de alimentarse que crecía día a día.

 

En ese momento, Milia era su mejor ayudante, y Crimson era el segundo.

 

Los dos se turnaron para llevar comida a la habitación de Elizabeth. Y el incidente ocurrió cuando le tocó el turno a Crimson .

 

Había mezclado sangre humana en su comida.

 

La habitual Elizabeth podría haberlo notado antes de comer. Incluso si hubiera comido algo de ella, podría haber sido capaz de suprimir su compulsión.

 

Pero fue durante una Luna Roja.

 

Incapaz de suprimir el resurgimiento de la ingestión de sangre después de un período tan largo de abstinencia, se volvió loca. Entonces los vampiros bajo Crimson  también izaron la bandera de la revuelta.

 

Los vampiros que no podían ver a los humanos como algo más que ganado no podían soportar vivir juntos con dichos humanos.

 

El sueño de Elizabeth……… la Tierra de la Paz se convirtió en una ilusión.

 

Sólo le tomó varias horas a Elizabeth y a los que estaban bajo el mando de Crimson devorar a todos y cada uno de los humanos en su territorio.

 

Sus propios seguidores, que se habían abstenido de la sangre, eran impotentes y por lo tanto fueron masacrados junto con los humanos.

 

Con la única excepción de Milia.

 

Para detener a Elizabeth, eligió chupar la sangre de un cadáver, llorando constantemente.

 

Luego persiguió a Elizabeth, que ya había abandonado el territorio en ese momento.

 

El impulso de Elizabeth y de los demás era imparable. En ese mismo día, destruyeron el pequeño país que ella había estado protegiendo, destrozando al rey de buen corazón.

 

Milia no llegó a tiempo. Todo lo que podía hacer era llorar junto a los cadáveres del rey y la reina consorte y rogar por su perdón.

 

La masacre de Elizabeth continuó durante tres días enteros, durante los cuales tres países más sufrieron daños más allá del punto de recuperación.

 

Fue sólo en la noche después de que todo terminó que Milia fue capaz de alcanzar a Elizabeth.

 

Elizabeth estaba llorando mientras miraba a los países que había destruido.

 

“Para que este error nunca se repita, para que yo nunca vuelva a vivir, por favor esparce mis cenizas en el mar……”

 

Después de dejar atrás esas palabras, empaló su propio corazón con una espada.

 

Con eso, se suponía que se convertiría en cenizas.

 

Pero no lo hizo. La espada había fallado ligeramente en cortar sus signos vitales.

 

Dejó de respirar y su corazón dejó de latir.

 

Era exactamente como si estuviera muerta.

 

Pero aun así, ella seguía viva.

 

En el momento en que la sangre humana toque sus labios, ella seguramente volverá a respirar una vez más.

 

Por otro lado, si empujara un poco más la espada en la dirección correcta, seguramente se convertirá en cenizas.

 

Milia tampoco se atrevía a hacerlo.

 

Incapaz de desobedecer la voluntad de su maestra, pero también incapaz de matar a su maestra con sus propias manos. Entonces escondió a su maestra en un ataúd para que pudiera dormir por toda la eternidad, y juró hacer guardia por esa misma eternidad.

 

◆◇◆◇◆◇◆◇◆◇◆◇◆◇◆◇◆◇

 

“Fue una decisión estúpida. Habiéndome abstenido de la sangre, no tuve la fuerza para mantener mi juramento. Crimson se las arregló para arrebatarle a Elizabeth-sama, y ahora está intentando volver a usarla. Debo compensar el error que cometí hace mil años. Si Elizabeth-sama se ve obligada a volver a enloquecer, no sé cómo podré disculparme con ella…”

 

Milia sonríe con pesar.

 

“Esto es todo sobre mí. Lo siento por mantenerlo en secreto…”

 

“Está bien, yo también estoy igual. Mi secreto es que podría tener posesión demoníaca. Hace mucho tiempo, un moretón negro apareció repentinamente en mi espalda, y se hizo cada vez más grande. Pero un día, rápidamente comenzó a encogerse, hasta que desapareció por completo como si fuera una pesadilla. Por eso, antes de irme para siempre, obligué a mi hermano menor a que me acompañara hasta aquí, para que pueda obtener la calificación de Caballero. Pero fue secuestrado en el momento en que le quité los ojos de encima… Si algo le pasara a Sid, tampoco sabría cómo podría disculparme con él…”

 

“Así que eso es lo que era…”

 

Las dos comparten el silencio por un tiempo.

 

“No creo que la Tierra de Paz fuera una ilusión. Tampoco hay garantía de que el error se repita sólo porque ocurrió una vez. ¿Qué tal si tratas de hablar con Elizabeth una vez más?”

 

Pero Milia sacude la cabeza.

 

“Ya no deseo desobedecer las órdenes de mi maestra.”

 

“Entonces yo lo haré. Sólo tengo que secuestrarla y esperar al final de la Luna Roja. Entonces no se volverá loca, ¿verdad?”

 

“Probablemente sí, sí…”

 

“Cuando acabe la Luna Roja, la despertaré con mi sangre. Entonces tendré una charla con ella. Seguramente algo cambiaría de eso. Y todo será hecho por mí arbitrariamente, así que no estarás implicada”.

 

“Pero… no quiero que Elizabeth-sama sufra más tristeza…”

 

Milia está mirando hacia abajo mientras lo considera. Seguramente varios conflictos están chocando dentro de su mente.

 

“Sólo una vez más. Sólo una última charla. Es demasiado trágico para que las cosas terminen así. Por Milia, por Elizabeth, y también por todos los que han muerto…”

 

Claire mira a los ojos de Milia y sonríe.

 

Milia tiene dudas a los ojos. Incluso ella misma no quiere que las cosas terminen así.

 

Pero es aterrador.

 

La posibilidad de que el mismo error de antes se repita es aterradora. La posibilidad de hacer que Isabel pase por más tristeza es aterradora.

 

“La Tierra de Paz por la que ustedes dos lucharon no era ninguna ilusión. Eso es lo que creo. Así que démosle un final en el que todos se rían juntos”.

 

“Lo siento…. te molestaré entonces.”

 

Milia levanta la cara y asiente firmemente.

 

“No te preocupes por eso. Como dije, será algo que haré por mi cuenta”.

 

“También…. me disculpo por haberte dicho cosas malas antes, sobre cómo la posesión demoníaca no puede ser sanada. Hay un pueblo secreto de vampiros fundado por unos viejos amigos míos. Te ayudaré a preguntarles si saben algo”.

 

“No me molestó en absoluto. Y gracias. Entonces, demos un puñetazo a Crimón y secuestremos a la reina dormida”.

 

“Un. También salvaremos definitivamente al hermano menor de Claire”.

 

“Yo seré el que salve a Sid. No te atrevas a robar mi papel.”

 

“Ah, un….”

 

“Pero apóyame en mi hermoso y galante drama de rescate.”

 

“….de acuerdo.”

 

Luego las dos vuelven a subir la torre.

 

 

 

Correcciones en los Comentarios


AnteriorIndiceSiguiente

7 comentarios en “Kage no Jitsuryokusha ni Naritakute! – Capitulo 104

  1. Me acabo de fijar que en la imagen del principio el prota (me imagino) tiene un hilo de luz mágica alrededor de su brazo, no se que sera ni tampoco se por que esta junto a la reina blanca sin ocultar su identidad pero se ve genial.

    Vale, con esto se confirma que Elizabeth se unirá al Shadow Garden por que es buena y tiene circunstancias especiales así que cumple perfectamente el curriculum.

    Por mucho que lo piense creo que en realidad había formas muchísimo más eficientes para evitar que enloqueciera por abstenerse de chupar sangre, para empezar pudo reducir su consumo de sangre al mínimo teniendo contratado una cierta cantidad de sirvientes a los cuales se les recompensaría por su sangre, es verdad que este método lo podrían aprovechar la facción insatisfecha pero utilizando su situación especial como progenitor que le obliga a tomar sangre como argumento principal, acompañado de un buen manejo habría prevenido ese tipo de resultado. No se si me explique bien pero al menos creo que mi idea se entiende.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s