I’m the Evil Lord of an Intergalactic Empire! | 26 – Barbacoa

26 – Barbacoa

 

“- Te pasaste.

 

“Lo siento.”

 

El caballero instructor estaba muy enfadado conmigo, no. Estábamos haciendo una barbacoa fuera del lugar de la fiesta.

 

Originalmente, se suponía que tenía que unirme a la fiesta en el interior, pero fui expulsado fuera como castigo por interrumpir el evento de ayer.

 

Desafortunadamente, los otros niños que recibieron el mismo trato que yo también fueron desalojados a la barbacoa.

 

“Aún así, creo que valió la pena.”

 

“Las caras que hicieron después de despertarse eran obras maestras.” (EZ: si fue muuuuy satisfactorio no?)

 

“Incluso si estuviéramos dentro, la forma en que nos tratarían no habría cambiado mucho de todos modos.”

 

De alguna manera, todos parecían estar divirtiéndose.

 

La barbacoa era barata.

 

Bueno, aún así fue mejor que el castigo que pensé que me daría el instructor.

 

Kurt estaba asando carne.

 

“Lo siento, está un poco quemada.”

 

Me entregaron un pincho cubierto de carne y verduras.

 

“No quiero los pimientos. Los odio.”

 

“No es bueno ser quisquilloso.”

 

Los pimientos verdes en el territorio del vizconde eran amargos.

 

Eran realmente malos.

 

El instructor se estaba riendo.

 

“Bueno, muchas cosas podrían haber pasado, pero siempre es mejor terminar las cosas con una sonrisa.”

 

Estoy totalmente de acuerdo con esa opinión.

 

◇ ◇ ◇

 

El lugar/ recinto de la fiesta.

 

Cuando fue invitado, Thomas, de la compañía Henfrey, estaba buscando a Liam en el lugar después de haber terminado sus saludos.

 

“No puedo ver la figura de Lord Liam en ninguna parte.”

 

Vistiendo un uniforme militar, Nias se le acercó y lo llamó,

 

“Thomas, ¿has visto a Lord Liam?”

 

Ante Nias, que parecía tener prisa, Thomas meneó la cabeza.

 

“No lo he visto. ¿Quizá se le hizo tarde?”

 

Nias también reflexionó sobre esto,

 

“No es alguien que pierde la noción del tiempo… Me pregunto si ha surgido algo…”

 

“- ¿Realmente estás hablando de negocios en un lugar como este?”

 

Nias apartó su mirada de la sonrisa complacida que se le acercaba.

 

Fue entonces cuando Eulisia apareció elegantemente con un vestido.

 

“No sabía que la Séptima Fábrica de Armas enviaría un representante”.

 

“…así que tú también estás aquí.”

 

Las chispas empezaron a estallar entre las dos, pero fue Eulisia quien se dio la vuelta primero.

 

“Para ser honesta, estoy aquí para agradecer al Conde Banfield por la gran cantidad de caballeros móviles que nos compró recientemente. Mientras estaba en ello, pensé que también podría venderle un acorazado de clase fortaleza”.

 

Nias pareció ponerse más nerviosa al oír eso.

 

“¿Por qué estás tratando de venderle una clase de fortaleza?”

 

“Recientemente anunciamos el nuevo modelo, así que llamamos a todos nuestros compradores potenciales, no sólo a él.”

 

Las chispas se esparcieron entre las dos que planeaban venderle a Liam.

 

Thomas apartó la mirada.

 

(Lord Liam la tiene difícil. Ahora ¿Dónde está él?)

 

Thomas, Nias y Eulisia, no eran sólo estos tres.

 

Había muchas personas que estaban aprovechando su participación en la fiesta para esta oportunidad.

 

La mayoría de las personas en la sala estaban buscando a Liam.

 

Fue entonces cuando la voz de Randolph resonó por todo el lugar.

 

“A todos, me gustaría agradecerles por venir a nuestra fiesta en esta ocasión”

 

Primero fue un simple saludo, al que siguió el anuncio del compromiso de su hija.

 

Pero su pareja era extraña.

 

“Mi hija Katerina, se casará con Peter de la casa Peetak.”

 

Era la casa Peetak la que fue presentada.

 

Nias aplaudió para coincidir con la atmósfera del lugar, pero los que la conocían- como Thomas, quedaron perplejos.

 

“Un chico vino aquí a entrenar, pero terminó comprometiéndose con la hija del lord, qué romántico.”

 

“¿Eh? No, eso es… ¿qué?”

 

No podía entenderlo.

 

(¿Por qué la casa Razel buscaría una conexión con la casa Peetak? No importa lo que yo piense de ellos, definitivamente son personas con las que nunca consideraría el matrimonio….)

 

Para Thomas, que conocía el funcionamiento interno de la casa Peetak, esta situación era muy extraña.

 

Eulisia pensaba lo mismo,

 

“Por casa Peetak… ¿se refieren a esa casa Peetak?”

 

“Sí, creo que sí. Estoy segura de que es el heredero de la casa Peetak”.

 

Proyectadas al aire sobre la sala, se mostraron las figuras de Peter y Katerina.

 

Eulisia estaba haciendo una expresión que decía no poder creerlo,

 

“La casa Peetak… ¿hay noticias de que hayan desenterrado una mina llena de metales raros?”

 

Thomas meneó la cabeza.

 

La casa Razel se especializó en la explotación y procesamiento de recursos mineros.

 

Si se pudieran excavar metales raros en el territorio de la casa Peetak, entonces podría haber una justificación detrás del matrimonio.

 

Sería posible entonces- pero no se han dado a conocer noticias sobre ese tema.

 

“No he oído tal cosa. Pensé que investigaron varias cosas sobre los niños que admitieron, así que no puedo entender el proceso de pensamiento del Vizconde Razel para apoyar este matrimonio”.

 

Muchos de los participantes también estaban confundidos al respecto.

 

Nias notó la atmósfera circundante, y-

 

“Um, ¿perdón? ¿Por casualidad sabes dónde está Lord Liam?”

 

Los tres estaban desesperados por obtener información sobre Liam, por lo que escucharon con interés la historia del camarero recién llegado.

 

El camarero era otro niño noble que estaba siendo entrenado.

 

“¿Quieren saber dónde está Liam? Ayer, golpeó a todos los que recibieron un trato preferencial y se rio de ellos, así que fue expulsado del lugar de la fiesta por el vizconde”.

 

El camarero era un estudiante de clase baja que estaba recibiendo el mismo trato que Liam.

 

“El Liam de entonces fue asombroso”, dijo mientras reía.

 

El rostro de Thomas se había puesto pálido.

 

“…echó a Lord Liam del lugar?”

 

Para la compañía Henfrey, Liam era su benefactor.

 

Además, el propio Thomas era el proveedor de la casa Banfield.

 

Se sintió con vértigo.

 

Nias lo atrapó por sus hombros,

 

“¡Rápido, guíanos hasta él!”

 

“¿Eh? Claro, no me importa pero-“

 

Eulisia se apresuró a llamar a alguien.

 

Mientras tanto, Thomas salió corriendo después de enterarse de la ubicación por el camarero,

 

“¡Lord Liaaaaaaam!”

 

 

◇ ◇ ◇

 

Thomas corrió hacia mí durante la barbacoa.

 

“¡Lord Liaaaaaaam!”

 

Puse los pimientos que no comí en un plato y se los di a Thomas.

 

“Cuánto tiempo sin verte, Thomas. ¿Así que también viniste aquí? Ven a comer con nosotros”.

 

Kurt estaba diciendo “Liam, eres terrible” en el fondo, pero es natural que un lord malvado sea desagradable.

 

Por eso estaba bien que yo hiciera esto.

 

“Gracias por la comida. -¡que amargo! Bleh! ¡Espere, no estoy aquí para eso! ¡¿Qué significa exactamente esto?! Lord Liam, ¿por qué lo expulsaron fuera del lugar?”

 

Estaba haciendo mucho ruido.

 

“El vizconde se enfadó conmigo. No hay necesidad de preocuparse, de todas formas no podría llevarme bien con él”.

 

En serio, fue un fracaso total para mí estar bajo la tutela de la seria y virtuosa casa Razel.

 

Thomas parecía aliviado.

 

No me digan, ¿creyó este tipo que podría convertirme en una persona virtuosa?

 

Después de todo, este tipo es mi Echigoya-no, es un mercader malvado.

 

“Voy a poner una queja con el vizconde. Venga, entremos”.

 

“No lo necesito. ¿Qué sentido tiene quejarse ahora? En vez de eso, tráenos algo de comer. Oh, y prepara algunas bebidas también.”

 

Thomas rápidamente hizo una llamada a su nave.

 

“Mis disculpas, no hay nada que pueda ofrecer como regalo. En cuanto al alcohol, ¿algunas de las marcas más caras bastarán?”

 

Bueno, todavía estaba de buen humor por lo de ayer.

 

Esta vez le pagaré.

 

“Thomas, tráeme todo lo que puedas usar como regalo. Oh, y dale el alcohol a los hombres que han estado cuidando de mí. Nada más que las mejores marcas, y por supuesto, pagaré por ello.”

 

Incluso si pagara todo lo que acabo de pedir al por mayor, el saldo de mi cuenta bancaria no cambiaría en absoluto.

 

¿Cuánto he acumulado?

 

“¡L-les traeré todo de inmediato!”

 

Cuando Thomas se fue mientras llamaba a sus subordinados, más personas salían del recinto de la fiesta.

 

Kurt parecía un poco confundido.

 

“¿Huh? ¿Ya está terminado?”

 

“¿No acaba de empezar? Tal vez ya están tomando un descanso, o algún tipo de problema ocurrió”.

 

Mientras reflexionaba, esta vez fueron Nias y Eulisia quienes corrieron hacia mí sin aliento.

 

“¡Lord Liam, cuánto tiempo sin vernos! ¡Ahora, por favor, cómpreme una nave de clase fortaleza!”

 

Miré a Nias, que intentó venderme un acorazado mientras ella todavía me saludaba, con una mirada indiferente/fria.

 

Eulisia, que se limpiaba el sudor, tenía una expresión de asombro en la cara.

 

“-¿Estás sacando el tema de las negociaciones comerciales antes de terminar de decir hola? Mi lord, ¿por qué no ignora a esta mujer grosera de la Séptima Fábrica de Armas y habla conmigo? Hoy, me gustaría hablarle de nuestro nuevo acorazado de clase fortaleza. A diferencia de la versión anticuada de la Séptima Fábrica de Armas, la nuestra es un modelo muy reciente”.

 

¿No era ella exactamente igual?

 

Miré a la Eulisia que llevaba puesto un vestido con una expresión de asombro.

 

Tal vez notando mi mirada, ella empezó a sonreír.

 

“…no estoy interesado.”

 

Me recordaba a mi ex-esposa, que solía vestirse y perfeccionar su maquillaje cada vez que me engañaba.

 

En otras palabras, fue un rechazo.

 

“¿Huh?”

 

Eulisia parecía estar sorprendida por mi reacción.

 

En respuesta a eso, Nias empezó a reírse de ella.

 

“Qué mal~”

 

Después de decir eso, empezó a abrir los botones de la chaqueta de su traje desde el frente.

 

En lugar de tratar de seducirme, creo que solo tenia calor por haber corrido tanto.

 

Tal vez por eso, su sudor hizo que la camisa que llevaba debajo fuera transparente, lo que me permitió ver el sostén deportivo que llevaba puesto.

 

Al darse cuenta de que la habían visto, empezó a reírse nerviosamente mientras se cubría, avergonzada.

 

“N-no, no llevo esto porque mi paga fue descontada de las pobres ventas o algo así… ¡Sí! Sólo los llevo porque estoy tratando de ser más consciente de mi salud! Es ese tipo de cosas!”

 

Me acerqué a Nias, que intentaba desesperadamente inventar una excusa y-

 

“¿Cuánto es?”

 

“¿Eh?”

 

“¿Cuánto cuesta la nave de clase fortaleza que vendes?”

 

“¿Va a comprarla?”

 

“Supongo que no se puede evitar. Aquí, dame el contrato. ¿Es esto suficiente?”

 

“¡P-por favor, compre algunos destructores y cruceros también! Podrán ser modelos nuevos, pero le ofreceré un buen precio”.

 

“¿Qué harías sin mí? Entiendo, comprar trescientos deberían ser suficientes”.

 

Nias estaba tan contenta que empezó a llorar, y cada vez que se movía yo podía ver la ropa interior que no tenía atractivo sexual a través de su camisa.

 

Eran exactamente del tipo que yo prefería.

 

Como me enseñaron algo bonito, decidí ayudarla y comprar una nave de clase de fortaleza.

 

Eulisia me agarró apresuradamente el brazo.

 

“¡Espere, por favor, espere! ¡¿Por qué?! ¡Ni siquiera ha comprobado las especificaciones todavía!”

 

“…así que tú también eras una mujer decepcionante.”

 

¿O era que eran el único tipo de empleadas que contrataban las fábricas de armas?

 

Después de eso, más representantes de fábricas de armas y comerciantes vinieron a saludarme.

 

“Lord Liam, creo que esta es nuestra primera reunión.”

 

“Lord Liam, por favor, siéntase libre de comprar cualquier cosa de nuestra fábrica de armas por todos los medios.”

 

“Lord Liam, si alguna vez me lo pide, estaré encantado de prestarle…”

 

Antes de darme cuenta, se formó una larga fila.

 

◇ ◇ ◇

 

En el lugar de la fiesta- Randolph se quedó atónito.

 

La mayoría de los invitados se habían ido.

 

Quedaba menos de un tercio.

 

El lugar que se había vaciado rápidamente era una vista asombrosa.

 

Haciendo expresiones de desconcierto, los invitados restantes tampoco parecían entender lo que estaba pasando.

 

“¿Q-qué significa todo esto?”

 

¿Qué demonios estaba pasando?

 

Mientras reflexionaba sobre ello y estaba a punto de dar una orden para investigar el asunto, uno de sus subordinados le dio un informe,

 

“¡Lord Randolph! Fuera del recinto! Afuera!”

 

“¡¿Qué pasó?!”

 

Saliendo corriendo, lo que vio fue… la barbacoa.

 

Robando a todos los invitados, Randolph asumió que los niños desalojados habían hecho algo.

 

Y en medio de todo esto estaba… Liam.

 

“¿Qué significa esto? ¿Por qué todos se reúnen alrededor del hijo de la casa Banfield?”

 

Los humanos eran criaturas muy honestas.

 

Si el aristócrata al que servían resultara ser incompetente, rápidamente lo abandonaría.

 

Pero, por otro lado, las personas se reunían rápidamente en torno a aquellos que creían que valían la pena.

 

No eran sólo una o dos personas, sino que todos los comerciantes parecían estar tratando de hacer conexiones con Liam.

 

“- mira en la casa de Banfield ahora mismo.”

 

“Pero mi lord, ya hemos investigado…”

 

“¡Sólo míralos! ¡Ve!”

 

◇ ◇ ◇

 

Un puerto espacial situado en el territorio de la casa Razel.

 

La flota de la casa Banfield había llegado, y estaba en espera.

 

Un transbordador aterrizó en el puerto y se preparaba para recoger a Liam.

 

Tia estaba ahí para supervisar todo.

 

Ahora mismo estaba hablando con uno de los oficiales del puerto espacial.

 

“¿No podemos tener permiso para usar la alfombra roja?”

 

“Debido a ciertas políticas, desafortunadamente tengo que pedirle que se abstenga de hacerlo. Puedo darle permiso para recrear la atmósfera con hologramas”.

 

“Y yo les digo que eso es demasiado soso! Después de tres años de entrenamiento, mi lord merece una recepción digna de él.”

 

Los caballeros y los soldados que estaban de pie en formación parecían estar nerviosos cuando las tensiones comenzaron a aumentar.

 

“Le dimos una gran recepción a su llegada, ¿no es suficiente? Por cierto, debo decir que la flota de la casa Peetak es increíble. Hasta el vizconde estaba impresionado y expresó su deseo de reunirse con usted-huh?!”

 

Casi inmediatamente, Tia había agarrado al oficial por el cuello y lo había levantado en el aire, mientras decía en voz baja,

 

“…ni siquiera puedes reconocer el escudo familiar de la casa Banfield de Lord Liam? A quién demonios se atreve tu vizconde a compararnos?”

 

Los caballeros y soldados de la casa Razel cercana comenzaron a reunirse mientras que los candidatos a caballeros de la casa Banfield comenzaron a sacar sus armas.

 

Tia lo dijo mientras se acercaba al oficial,

 

“Así es, somos la orgullosa flota de Banfield! No se tolerarán errores. Protestaremos más tarde”.

 

“Su-, suéltame-“

 

“No es suficiente, es demasiado tarde”.

 

Al sonreír mientras alcanzaba el mango de su espada, las puertas del ascensor del puerto espacial se abrieron repentinamente.

 

“¿Huh~? Así que ustedes son las personas que están aquí para recogerme?”

 

La atmósfera tensa pareció congelarse cuando la voz de Peter resonó.

 

Pedro se volvió para mirar a Tía,

 

“Oh, ¿eres una nueva caballero? Eres muy hermosa. Bien, tú serás mi escolta personal. Ya estoy listo para irme a casa”.

 

Tia soltó al oficial y lo tiró al suelo.

 

◇ ◇ ◇

 

El puerto espacial.

 

Kurt y yo estábamos sentados en un banco esperando a que nos recogieran, mientras mirábamos un video que se estaba proyectando en el aire.

 

Fue el último episodio de un drama popular que se emitió en el territorio del vizconde.

 

Cuando los créditos finales empezaron a rodar,

 

“No parece que vayan a venir.”

 

Suspiré,

 

“Estoy feliz de haber terminado el drama que me interesaba, pero no estoy contento con la forma en que me mantienen- a su amo, esperando.”

 

Cuando sentí que mi frustración aumentaba, la puerta del ascensor se abrió y Tia salió disparada.

 

Prácticamente voló mientras se tiraba al suelo antes de deslizarse en una pose de sumisión ante mi.

 

-fue un poco divertido de ver.

 

“Mis más sinceras disculpas, Lord Liam! El oficial del puerto espacial nos llevó a otra zona por error. ¡Por favor, perdóneme!”

 

Hacia Tia, que me miraba tartamudeando excusas, le di un ligero golpe en la frente.

 

“No pongas excusas, el hecho es que me has hecho esperar.”

 

Tia hizo una expresión como si fuera el fin del mundo cuando le dije eso, aunque creo que estaba exagerando un poco.

 

Se suponía que tenía mucho talento, pero no se notaba con sólo mirarla.

 

¿Cómo es que sólo había chicas que parecían tener unos cuantos tornillos sueltos a mi alrededor?

 

“Entendido, me disculparé presentándote mi cabeza.”

 

Sacó su espada y se la puso en el cuello.

 

Esta chica realmente no estaba bien de la cabeza.

 

“Deja de hacer el tonto. Sólo lleva el equipaje, ya quiero irme a casa. ”

 

Mientras entregaba mis maletas, Tia empezó a llorar.

 

“¿R-realmente me perdonará?”

 

“Les daré un castigo adecuado más tarde durante el viaje. Kurt, ¿quieres que ella también te lleve el equipaje?”

 

Cuando le pregunté a Kurt,

 

“…Liam, no hagas que una chica te lleve las maletas.”

 

“No te preocupes, es su castigo por hacerme esperar. Ahora bien, vámonos. ¿A qué nave abordaremos?”

 

Contestó Tia mientras enderezaba su espalda.

 

¿Por qué tenía las mejillas enrojecidas?

 

“¡Sí! ¡Vas a montar en la nave insignia Var!”

 

Var, el buque insignia construido en la Tercera Fábrica de Armas, se acercó lentamente al puerto.

 

—era realmente enorme desde este ángulo.

 

Para que coincida con su gran tamaño, aparentemente sus especificaciones y rendimiento se incrementaron en consecuencia.

 

“Woah, es muy grande. ¿Es un acorazado de súper clase?”

 

Incluso Kurt parecía estar interesado.

 

Bueno, era un hombre después de todo. Era natural que le gustaran los acorazados y las armas humanoides.

 

“¿Por qué no compras uno también?”

 

“No puedo. Incluso si quisiera comprar uno, creo que sería mejor comprar un destructor o un crucero considerando los costos de mantenimiento”.

 

Hablando de eso, le compré muchos de esos a Nias recientemente, ¿no?

 

Considerando mi plan militar, no eran cosas que necesitaba, los compré por capricho.

 

Fui víctima de una compra impulsiva.

 

No obstante, no pude evitar maravillarme de lo fácil que era comprar acorazados en este universo.

 

“Si ese es el caso, ¿quieres mis excedentes?”

 

Cada vez que me compro cosas, Amagi se enoja y me regaña mientras se queja de que “Nuestros planes militares se han vuelto a retrasar”.

 

Así que vamos a empujarlos hacia Kurt,

 

“No, estoy bien, gracias. Las naves viejas pueden seguir utilizándose siempre y cuando se les dé el mantenimiento adecuado, y ya estoy satisfecho con la cantidad que tenemos ahora, aunque no sean muchas”.

 

…¿eh? ¿Era realmente correcto usar artículos de segunda mano?

 

Tia(*´∀`) “¡Me permitieron mantener la cabeza a pesar de mis transgresiones!”

 

Brian( ´・ω・`) “La candidata a ser nuestro primer caballero es una persona peligrosa que estaba dispuesta a decapitarse a sí misma sin dudarlo…. Es doloroso sólo el pensarlo”.

 

 

 

Correcciones en los Comentarios


Anterior – IndiceSiguiente

9 comentarios en “I’m the Evil Lord of an Intergalactic Empire! | 26 – Barbacoa

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s