Kage no Jitsuryokusha ni Naritakute! – Capitulo 69

Capítulo 69 – Malvado ** Asesino** Dragones!!

 

El que hace el primer movimiento es Goldoh.

 

Justo en el momento en que comienza el combate, cierra la distancia de una sola vez.

 

En el mismo movimiento, lanza un ataque de corte con su espada excesivamente ornamentada, dirigida directamente al cuello de Jimina.

 

El objetivo Jimina aún no ha desenvainado su espada. Sólo está de pie en su lugar, sin mostrar ninguna reacción en absoluto.

 

Seguro de su victoria, Goldoh muestra sus dientes.

 

En ese instante, se oye un sonido ‘koki’.

 

“¿Eh?”

 

El que exclama confundido es Goldoh. Pero no es sólo él, sino todos los ojos en la arena los que se esfuerzan por tener una pista de lo que acaba de ocurrir.

 

La espada de Goldoh había pasado por alto el cuello de Jimina y se había balanceado inofensivamente.

 

Cuando Goldoh recobra la conciencia, se da cuenta de que su torso está completamente desprotegido.

 

“Tch!”

 

La cara de Goldoh se rigidiza.

 

Viendo a su oponente en una postura tan comprometida frente a él, Jimina se mueve.

 

Y luego.

 

Jimina sólo saca lentamente su espada.

 

Eso es todo.

 

Pasando completamente por alto la oportunidad presentada por el error de Goldoh. Los movimientos de Jimina eran tan lentos que parecía como si no se hubiera dado cuenta de lo que había pasado.

 

Goldoh retrocede rápidamente fuera de alcance, y luego mira a Jimina.

 

“¿Me estás tomando a la ligera?”

 

La irritación se puede escuchar mezclada con el tono de Goldoh.

 

◆◇◆◇◆◇◆◇◆◇◆◇◆◇◆◇◆◇

 

“¿Lo viste?”

 

Quinton le pregunta a Annerose en los asientos del público.

 

“Apenas”.

 

Responde Annerose mientras mira a Jimina con ojos como de buitre.

 

“Como era de esperar. No pude ver nada. Realmente pensé que la espada de mito invencible había alcanzado el cuello a Jimina”.

 

“Realmente fue una sincronización que normalmente es inevitable. Pero…. justo antes de que la espada lo golpeara, Jimina se rompió el cuello.”

 

Hay un inconfundible shock en la voz de Annerose.

 

“¿Se rompió el cuello? ¿Qué demonios significa eso?”

 

“Sólo lo descifró, como siempre. Con un ‘koki’, luego otro ‘koki'”.

 

Diciendo esto, Annerose también ladea su propia cabeza, demostrando lo que está describiendo.

 

“Ok, espera, eso lo hizo aún más incomprensible.”

 

“Yo tampoco lo entiendo, ¿de acuerdo? Pero en el instante en que inclinó la cabeza, hubo un sonido koki, y la espada de Goldoh realmente falló”.

 

“Oi oi oi, tienes que estar bromeando. ¿Dices que inclinó la cabeza para romperse el cuello, lo que le permitió evadir la espada?”

 

“Sí, así es.”

 

“¡¿Me estás tomando el pelo?! ¡Como si hubiera sido una coincidencia!”

 

“¿Y si no fue una coincidencia?”

 

Los ojos de Annerose se agudizan.

 

“¿Qué…. estás diciendo?”

 

“Se rompió el cuello a una velocidad que incluso yo habría fallado si no me hubiera concentrado completamente en él. ¿Puede un humano normal hacer algo así?”

 

Esta es la lógica que una fractura de cuello súper rápida que los ojos al descubierto no pueden captar es normalmente imposible.

 

“¡Guh! Tienes razón…….”

 

“Tal vez para él, evadir la espada fue sólo algo secundario. Primero quiso romperse el cuello, pero sucedió que pasaba una espada, y sucedió que su cuello evadió la espada”.

 

“¡Qué diablos! Eso sí que es imposible! ¡La espada de Goldoh era rápida! ¡¿Y dices que fue evadido como algo secundario?!”

 

“También me siento extremadamente inseguro en este momento. Tal vez realmente fue una pura coincidencia. Pero si no fue una coincidencia, entonces….”

 

“!!- ¡¡Como si pudiera tragarme eso!!”

 

◆◇◆◇◆◇◆◇◆◇◆◇◆◇◆◇◆◇

 

Goldoh habla mientras sigue mirando a Jimina.

 

“Me haces enfadar. Acaba de dejar escapar una oportunidad de oro entre sus dedos. Esa fue la única oportunidad en toda tu vida de derrotarme, pero la dejaste pasar. Y aún así, ¿por qué sigues pareciendo tan tranquilo?”

 

Goldoh rechina los dientes de forma audible.

 

“Estar más aturdido por el arrepentimiento! ¡Llora! Lucha más, a tu antiestética manera! De lo contrario, sería un insulto para mí”.

 

Jimina simplemente escucha en silencio las palabras de Goldoh.

 

“No me digas, ¿ni siquiera te diste cuenta de que tenías una oportunidad? Si es así, entonces no hay nada que hacer, ya que no eres más que un pececillo/debilucho con un poder de batalla de 33”.

 

Goldoh se ríe por desde el fondo de su garganta.

 

“Pensar en que un pez pequeño me avergüence. Te golpearé con todo lo que tengo. No me culpes si accidentalmente terminas muriendo, ¿de acuerdo?”

 

Goldoh toma una postura con su espada, y luego comienza a acumular magia.

 

El aire vibra, y una gran cantidad de magia se reúne.

 

Un gran clamor se levanta del público.

 

“Te enseñaré algo como recuerdo del infierno. ¡Mi poder de batalla es de 4.300!”

 

Con eso, vuelve a cerrar y blandir la espada.

 

“DIOS MALIGNO・MUERTE INSTANTÁNEO・ESPADA DE DRAGÓN DORADO?!”

 

 

 

El flujo dorado de la magia parece evocar la imagen de un dragón dorado.

 

El dragón dorado ataca a Jimina.

 

O así deberían haber procedido las cosas.

 

Pero en realidad, después de un extraño sonido ‘kshuu’, el dragón dorado desaparece.

 

“¡Bubera!”

 

(T/N: Bubera es lo que la gente en el mangaka de Man☆Gatarou dice reflexivamente cuando es golpeada. Algo así como su palabra inventada para “ouch”).

 

Luego Goldoh vuela por los aires en picado.

 

El público se queda en silencio.

 

Todo el mundo se queda mirando en un silencio impactante mientras Goldoh golpea el suelo con un splat. Después de eso, ya no muestra ningún movimiento.

 

“¡Ganador, Jimina Sehnen!”

 

Entonces se eleva la alegría de la victoria mientras Jimina se da la vuelta y se va.

 

◆◇◆◇◆◇◆◇◆◇◆◇◆◇◆◇◆◇

 

“Y pensar que Goldoh Kinmekki es tan fuerte…”

 

Eso es lo primero que dice Quinton después del encuentro.

 

Después de escuchar a Annerose, Quinton de alguna manera estaba mirando hacia abajo a Goldoh en su corazón.

 

Pero pensar que puede materializar su magia hasta ese punto.

 

Ese último ataque suyo había contenido suficiente fuerza para despejar fácilmente los preliminares del Festival del Dios de la Guerra.

 

“Resulta que es mucho más hábil de lo que esperaba. Si hubiera dedicado su tiempo a apuntar más alto y luchar con gente más fuerte que él, podría haber sido un espadachín mágico aún más fuerte”.

 

“Entonces, ¿qué fue lo que Jimina hizo al final?”

 

Annerose cruza los brazos y suspira mientras responde.

 

“Si vi correctamente…….. estornudó.”

 

“¡¿Ah?!”

 

“Si tuviera que aventurarme a adivinar, sería porque el dragón dorado era demasiado brillante. La espada de Jimina cayó junto con un estornudo, en el que Goldoh atacó. De ahí la colisión.”

 

(T/N: “Se estima que los estornudos reflexivos inducidos por la luz, y la luz solar en particular, ocurren en el 18 al 35 por ciento de la población y se conocen como el reflejo de estornudo fótico (PSR)……..” [Científico Americano]) (EZ: fumu dato interesante no? XD)

 

“Espera, espera, eso suena absurdo. ¡¿Un dragón y un estornudo chocaron y el estornudo ganó?!” (EZ: en donde vez lo raro? XD)

 

“Eso es lo que pasó en realidad, así que, ¿qué puedo hacer? Goldoh había mencionado una oportunidad de oro, pero quizás para Jimina no era nada en absoluto. Jimina pudo haber derrotado a Goldoh en cualquier momento. Así que no había necesidad de aprovechar un error… no, más bien, tal vez a los ojos de Jimina, cada movimiento de Goldoh era aprovechable….”.

 

Annerose tiembla por su propia deducción.

 

De ninguna manera.

 

De hecho, esto es sólo una mera suposición…….. simplemente una sobrevaloración de la fuerza de Jimina.

 

“Qué retrasado”.

 

Quinton se ríe por la nariz y luego se levanta violentamente.

 

“Yo soy el idiota por escuchar seriamente. De ninguna manera reconocería a un tipo tan ridículo. Si Jimina sigue ganando, se encontrará conmigo en la final de las preliminares. Desenmascararé su verdadero yo para que todos lo vean”.

 

Quinton lanza una mirada hacia la arena que ahora está ausente de Jimina, y luego se aleja.

 

Annerose vuelve a su asiento y reflexiona sobre los movimientos de Jimina.

 

“¿Puedo hacer lo que él hizo….?”

 

Todavía se queda en su asiento, se tuerce el cuello y estornuda.

 

Una y otra vez. Más rápido cada vez, y con movimientos más pequeños.

 

¡Koki, kshun, koki, kshun, koki!

 

“Kshun, ah….”

 

Cuando finalmente se da cuenta de las extrañas miradas que todos los que están cerca la miran, se sonroja hasta la punta de los oídos y se va corriendo.

 

 

 

Correcciones en los Comentarios


AnteriorIndiceSiguiente

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s