Kage no Jitsuryokusha ni Naritakute! – Capitulo 67

Capítulo 67 – La fórmula de victoria segura del Dragón Dorado Victoria segura

 

El fin de semana ha llegado, y junto con él, el comienzo de las preliminares del Festival del Dios de la Guerra.

 

Estoy sentado junto a Hyoro en los asientos del público en el campo de batalla, viendo los combates. El sol todavía está alto en el cielo, y los espectadores son escasos. Bueno, estas son sólo las preliminares después de todo. Más bien, este número es muy bueno para las preliminares.

 

En realidad, ya había luchado en dos combates anoche. No en el campo de batalla, sino en lugares con hierba al azar. Sí, la primera y la segunda ronda de preliminares se celebran en las praderas fuera de la capital real. Nadie viene a ver esos encuentros. La calidad de mis rivales también fue la peor. Les gané a los dos noqueándolos con simple golpe con el brazo.* Ambas victorias fueron totalmente sin diversión. (EZ: *malditos modismos… quisiera decir en este caso al parecer es lenguaje de lucha libre, Lariat es a como escribí ahí un simple golpe con el brazo)

 

Luego, a partir del tercer encuentro, ¡finalmente es el campo de batalla! A estas alturas, la calidad de los encuentros ha alcanzado finalmente unos niveles apenas aceptables. Aunque pocos, hay al menos algunos espectadores, lo que también es una gran mejora. A lo que la mayoría de la gente se refiere cuando mencionan el Festival del Dios de la Guerra es al torneo propiamente dicho, después de todo.

 

“Oh sí, ¿dónde está Jaga?”

 

Le pregunto a Hyoro, que parece estar tomando notas de algún tipo.

 

“Dijo que se fue a casa a hacer algo de agricultura.”

 

(T/N: La broma aquí es que el apellido de Jaga es ‘Imo’, así que cuando lo juntas, su nombre es ‘Jagaimo’ = papa. Y está cultivando. Lol.)

 

“Ya veo.”

 

Hyoro sigue tomando notas con entusiasmo mientras ve el encuentro. Alrededor de su cuello está el collar de la Espada Sagrada, el recuerdo que le compré en Tierra Santa. Me alegro de que le guste lo suficiente como para usarlo. Pero más que eso, tengo dudas acerca de su sentido del gusto, para que le guste algo como eso………

 

“Entonces, ¿qué estás haciendo?”

 

“Estoy recopilando datos de la batalla. Los inexpertos apostarían sólo por su intuición, pero yo soy diferente. Recojo datos, aplico estadísticas y apuesto según las probabilidades”.

 

“Fu~n.”

 

Le echo un vistazo al bloc de notas de Hyoro.

 

“Probablemente fuerte” “Probablemente débil” “Ni idea” es lo que dice.

 

“Ganar en las apuestas se considera del total acumulado.”

 

Eso dice Hyoro con confianza mientras continúa con sus notas.

 

“Así es.”

 

“Los inexpertos apostarían por un combate y lo llamarían una victoria o una derrota. Pero yo soy diferente. No me fijo en los resultados de un solo encuentro. Aumento el número de pruebas, combino las probabilidades y gano en unidades de 10 encuentros”.

 

“Así es.”

 

“Porque soy un hombre que gana por totales….”

 

“Bien por ti”.

 

Bostezo.

 

“Es una conversación interesante la que están teniendo ustedes allá.”

 

En ese momento, aparece un joven detrás de nosotros.

 

“¿Nuestra conversación es interesante?”

 

“¡Claro que lo es!”

 

En respuesta a mi pregunta, el rubio guapo con un fondo casi visible de destellos sonríe con una pose.

 

“¡Tú, tú eres….!”

 

“¿Lo conoces, Hyoro?”

 

“¡Tú eres el mito invencible, Goldoh Kinmekki-san!”

 

(T/N: Cuando se lee junto, su nombre significa “dorado dorado/chapado”.)

 

Goldoh-san se cepilla el cabello en respuesta a la mirada reverencial de Hyoro.

 

“Ese apodo es bastante vergonzoso. Por supuesto, ¡llámame Victoria segura Dragón Dorado, Goldoh Kinmekki en su lugar!”

 

“¡Sí, seguro que sí! ¡Claro que sí, Victoria segura Dragón Dorado Goldoh-san!”

 

Eh, Pero yo prefiero “Mito invencible”.

 

“¿Estás recopilando datos de la batalla?”

 

“¡Sí, lo estoy!”

 

“Aspirante, espera. Yo también nunca renuncio a la recolección de datos de batalla.”

 

“¡¿E., es eso cierto?!”

 

“Desde luego. Siempre en busca de la victoria…. ¿ves?”

 

“¡TAN GENIAL! ¡¿Puede decirme más?!”

 

“Yare yare, sólo un poco entonces.”

 

Tengo la sensación de que esto va a llevar bastante tiempo.

 

Mi participación también está a punto de comenzar, así que es un buen momento.

 

“Voy a cagar”.

 

“Vete ya”.

 

Me cambio en el baño y luego me dirijo a la sala de espera de los participantes.

 

◆◇◆◇◆◇◆◇◆◇◆◇◆◇◆◇◆◇

 

Hyoro está escuchando la teoría de Dragón Dorado Victoria segura Goldoh Kinmekki con gran atención.

 

“Por ejemplo, mira. Toma el próximo encuentro como ejemplo.”

 

“¡Sí, señor!”

 

Resulta que los participantes del próximo encuentro están siendo llamados a la arena.

 

“3 Ronda, 12º encuentro! Gonzales contra Jimina Sehnen!”

 

Los dos espadachines mágicos se enfrentan.

 

“Mi teoría me permite medir la fuerza general de la mayoría de las personas incluso antes de que comience. Primero consideremos a Gonzales. Su fuerza física puede determinarse mirando su equilibrio muscular. Sus ojos y su expresión le confieren el aura de un veterano que ha recorrido muchos campos de batalla. De un rápido vistazo, su poder de batalla es de 1.364.”

 

“P-, ¿poder de batalla? ¡¿Qué es eso?!”

 

“Después de reunir y analizar los datos de batalla de un luchador, los cuantifico. El poder de batalla de 1.364 no es un mal número”.

 

“¡Increíble!”

 

“En contraste, Jimina Sehnen…….. fumu.”

 

Goldoh Kinmekki, el Dragón Dorado Victoria segura, mira a Jimina con ojos penetrantes y se queda callado.

 

“H-, ¿cómo está?”

 

“No, ¿cómo podría…? Pero, esto es….”

 

“G-, Goldoh-sensei?”

 

“Lo siento por eso. Sólo estaba un poco desconcertado.”

 

“¡¿Podría ser que Jimina es en realidad es….?!”

 

“De hecho, ese hombre…. Jimina Sehnen es… ¡un debilucho!”

 

“¿Eh….? ¿Debilucho?”

 

“¡No hay duda de ello! No tengo la menor idea de cómo se las arregló para llegar a la tercera ronda. ¿Quizás por un milagro?”

 

“Parece un poco débil….”

 

“¡Rostro débil, cuerpo débil y aura débil! ¡El poder de batalla de Jimina es 33! Jaja, es el último en el barril como un espadachín mágico!”

 

“¿Lo que significa que será la victoria de Gonzales?”

 

“De un solo golpe, probablemente. No habrá nada que ver en este encuentro”.

 

Entonces comienza el partido.

 

El que se mueve primero es Gonzales.

 

Con una velocidad que no corresponde a su gran cuerpo muscular, corre hacia Jimina, blandiendo su espada.

 

Sus movimientos están por encima de la mayoría de los demás participantes en esta tercera ronda. La evaluación de Goldoh de él como un veterano de la batalla parece no ser totalmente errónea.

 

Jimina ni siquiera reacciona al ataque de Gonzales.

 

Cada persona está segura de la derrota de Jimina.

 

Pero, en ese momento.

 

Gonzales…….. se tropieza.

 

Justo en frente de Jimina, Gonzales tropieza y rueda.

 

Luego, con el mismo movimiento, su cabeza golpea el suelo y pierde el conocimiento.

 

Toda la arena se queda completamente en silencio. Vamos, se va a levantar, ¿verdad? Es lo que todo el mundo está pensando.

 

Pero Gonzales ni siquiera se mueve.

 

Jimina envaina su espada y se gira para irse, antes de que el juez finalmente reaccione.

 

“¡Ganadora, Jimina Sehnen!”

 

“¡¿QUÉ DIABLOS FUE ESO?!”

 

“¡DEVUÉLVANME EL DINERO!”

 

Las burlas caen como lluvia sobre el inconsciente Gonzales.

 

Sin saber cómo reaccionar, Hyoro se asoma al rostro de Dragón Dorado Victoria segura Goldoh Kinmekki.

 

“Bueno, esto también pasa de vez en cuando.”

 

Eso dice el Dragón Dorado Victoria segura Goldoh Kinmekki con una cara ligeramente temblorosa.

 

“Los datos de la batalla pueden ayudarnos a predecir el resultado. Pero nada es seguro en una pelea. Esta fue una buena lección, ¿no?”

 

“N-, no me diga, Sensei realmente predijo que esto pasaría…?”

 

“Hmph…….”

 

Goldoh Kinmekki, el Dragón Dorado Victoria segura, simplemente sonríe en respuesta.

 

“Déjame enseñarte algo bueno.”

 

“¿Eh….?”

 

“Hay dos maneras de ganar una apuesta. La primera es buscar un participante fuerte y apostar por él. La otra forma es buscar a un participante débil y apostar por el oponente de ese participante”.

 

Goldoh Kinmekki, el Dragón Dorado Victoria segura, se levanta y le da la espalda.

 

“Mañana en la cuarta ronda, el sexto partido será Dragón Dorado Victoria segura Goldoh Kinmekki contra Jimina Sehnen.”

 

“¡Qu…. quiere decir!”

 

Dragón Dorado Victoria segura Goldoh Kinmekki se da la vuelta y señala a Hyoro.

 

“¿También has descubierto la fórmula de la “Victoria segura”?”

 

Luego se va mientras se cepilla su cabello rubio brillante.

 

“¡T-, tan genial…!”

 

Hyoro ve a Dragón Dorado Victoria segura Goldoh Kinmekki con una expresión aturdida.

 

“Oye, he vuelto de cagar.”

 

Un adolescente de cabello negro regresa a su asiento.

 

“¡Oye, Sid! ¡Mañana hay un combate con una victoria garantizada! ¡Apuesta todo tu dinero a él!”

 

“Eh, no quiero.”

 

“¡Sólo hazlo, finge que yo te engañé!”

 

“No, gracias”.

 

“Tch, olvídalo entonces. ¡No me vengas llorando después!”

 

Luego los dos vuelven a ver los encuentros.

 

 

 

Correcciones en los Comentarios


AnteriorIndiceSiguiente

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s