I Became the Hero’s Bride – Capítulo 11

Capítulo 11 – Charla de almohadas

 

Al final hemos decidido dormir juntos. Nada inapropiado, tal como decía en el envase, simplemente dormir juntos. Cerrar ojo. Descanso. Dormir.(1) De acuerdo, no hay problema. Mientras salía de la ducha, Minwoo tomó una decisión y salió del baño.

 

Se rompen (tink tink). Ese fue el sonido de su resolución rompiéndose.

 

“Por favor, no me mires demasiado….”

 

Con una cara que parecía que se pondría roja si se la pinchaba, Clarice miró hacia otro lado. Minwoo quería huir.

 

“Clarice. ¿Por qué llevas eso puesto?”

 

Llevaba una blusa con volantes que le recordaba a uno de los delicados pétalos de flores. ¿Quién era? Clarice por supuesto.

 

Negligee. Un camisón de mujer que se parecía a un vestido. Normalmente se usaba para dormir, ya que era sexy y elegante, era ropa interior muy popular entre las mujeres de clase alta. No había manera de que Minwoo no se diera cuenta de ese tipo de ropa interior aunque quisiera. Tal vez era porque la sacerdotisa lo había usado constantemente en las noches para tratar de seducirlo, pero ya se había cansado de los Negligee hace mucho tiempo.

 

Hoh boy. Habiendo dicho que nunca pensó que Clarice lo llevaría también.

 

“Le pedí a Karina ropa de dormir que se ajustara a mis pechos y esto fue lo que me trajo… No es como si yo llevara esto porque yo quisiera hacerlo tampoco!”

 

“¡Lo entiendo, lo entiendo! ¡Lo entiendo, cálmate!”

 

Clarice sacudió su cuerpo mientras explicaba, sus blandos pechos rebotaron, boing, boing. Para empeorar las cosas, casi se podía ver a través de la tela si uno se concentraba, así que Minwoo retrocedía frenéticamente. Pero a diferencia de sus reacciones vergonzosas, Minwoo estaba muy emocionado por dentro. Esta fue la primera vez que se dio cuenta de lo seductor que era la ropa de noche llamada negligee. Cuando la sacerdotisa lo llevaba, era como perlas en un cerdo, pero como Clarice lo llevaba puesto, esto era….

 

Fue entonces. Mientras sus ojos miraban el negligé, Minwoo notó algo. Visible a través de la tela transparente, unos puntos rosas. Un par de puntos rosas. Minwoo se cubrió los ojos frenéticamente. Sus ojos se fijaron en ellos por accidente. Fue un puro accidente, así que hizo todo lo posible para ignorarlo. No hay forma de saber qué pasaría si no lo hiciera. Es decir, cosas que tienen que ver con su racionalidad.

 

“¿Qué pasa?”

“Nada”.

 

Simplemente se esforzaba por pensar en pensamientosfelices.

 

“Estoy cansado. Vamos a dormir. Mm? Por favor.”

““?”

 

Clarice inclinó la cabeza y pestañeó esos ojos inocentes. Esa fue realmente una mirada despreocupada. Por otra parte, ella era un hombre hasta ayer, así que no era como si tuviera conciencia de sí misma como mujer.

 

Clarice desabrochó la cinta que había estado sosteniendo su cabello. Su largo y hermoso cabello se deslizaba bajo sus hombros. Mientras Clarice se cepillaba el cabello como Karina le había dicho, Minwoo pensó que era una lástima.

 

Ah, esa Nuca. Estaba buena. (EZ: Fetiche muy único no creen?)

Después de que Clarice terminara de prepararse para dormir, Minwoo se detuvo antes de sentarse en el sofá. Clarice lo observó con una extraña mirada.

 

“¿Por qué estás tumbado ahí abajo?”

“¿Hm? Bueno, para dormir en el sofá, por supuesto…”

 

Aparte del hecho de atreverse a meterse en la misma cama que la realeza, Minwoo no tenía suficiente autocontrol para dormir acurrucado junto a una mujer. Me vino a la mente la sacerdotisa que se arrastraba a su cama, pero esa mujer estaba demasiado en celo para ser humana, así que la trató como una excepción.

 

“¿No quieres dormir conmigo Héroe-nim?”

 

Clarice agarró las sábanas con una triste expresión. El corazón de Minwoo se estremeció.

 

“¡Nnnooooooo! Por supuesto que si! ¡Ja, ja, ja!”

 

Se lanzó hacia delante como una flecha y se sumergió en la cama. Justo al lado de Clarice. Mientras Clarice apagaba las luces, Minwoo cerró tranquilamente los ojos. Sin embargo, su propia fogata seguía ardiendo a través de la leña. Pensamientos felicespensamientosfelices….

 

Maldita sea. No importa cómo lo vea, soy demasiado blando con Clarice.

Si la sacerdotisa que había tratado todo tipo de cosas para tratar de seducirlo pudiera verlo ahora mismo, estaría agarrándose la nuca preguntándose por qué estaba haciendo esto. Para ser honesto, no era como si no pudiera entender el comportamiento de Clarice ahora. Más bien, lo entendió completamente al cien, mil veces. Incluso él estaba a punto de arrancarse el pelo tratando con esta troll de una familia real, pero cuánto más disparatado sería para Clarice, la persona misma sería la más afectada por todo esto.

 

“Eh heh heh heh. Y pensar que estoy durmiendo con mi amado Héroe-nim, se siente como un sueño…”

 

El problema era que estaba un poco loca.

Dicen que cuando una persona llega al punto de quiebre, la razón se va por la ventana. Esa era Clarice en este mismo momento. Para Clarice, que actualmente se aferraba a él, Minwoo pensó en pensamientosfelices y preguntó con esfuerzo.

 

“Um. ¿Clarice?”

“¿Sí?”

“¿Podrías alejarte un poco?”

 

Sus pechos lo estaban tocando. no lo rozaban, y no sólo lo tocaban, estaban siendo apretados y frotados sobre él. La camiseta que llevaba puesta en este momento era tan fina que se podían distinguir todos los detalles de sus pechos, y esa sensación era tan clara que le daba vueltas la cabeza.

 

Estaba subiendo.

La rigidez. La sensación de ‘cómo estás’.

Una vez más, la sacerdotisa que lanzaba sus ataques corporales cuando y donde se le ocurriera, pero esta sensación era francamente incomparable. Una vez más, si la sacerdotisa pudiera ver esto ahora, estaría agarrándose la nuca, pero no se pudo evitar. Incluso si un mono en celo frota sus pechos contra ti, te parecería desagradable.

 

“Lo siento…. me pasé de la raya y te molesté demasiado.”

 

Pero parecía que Clarice no se había dado cuenta del monólogo interior de Minwoo y lo consideraba como otra cosa. Minwoo quería llorar.

 

Sólo por qué me haces esto.

 

“No, no es eso…. Sólo me preocupaba que te resultara difícil dormir.”

“Ah…. En serio. No tienes que preocuparte por mí. El sólo hecho de poder dormir junto a Héroe-nim me hace muy feliz”.

 

Clarice parecía realmente feliz como si no pudiera pedir nada más. Minwoo empezó a sospechar que esto era lo que la pareja real había planeado. No, definitivamente lo hicieron. Para empujar a Clarice hasta sus límites y hacer que confíe en él.

 

…esos demonios.

 

“Clarice”.

“¿Sí?”

 

Minwoo se dio la vuelta para mirar a Clarice. La luz se había desvanecido, y sólo la luz de la luna que entraba por las ventanas iluminaba su mundo. En este espacio sin más intrusos y en este lugar tranquilo y pintoresco donde sólo existían ellos dos, Minwoo se dirigió a Clarice.

 

La luz de la luna dio a las mejillas de Clarice un brillo blanco marfil, y Minwoo susurró suavemente.

 

“¿Deberíamos huir?”

“¿Eh?”

 

Los ojos de Clarice se abrieron ampliamente.

 

“Estos imbéciles. Definitivamente están tratando de que nos casemos. A este paso, quién sabe qué podría pasarte.”

 

“Pero…”

“Sería mejor huir en vez de quedar a merced de ellos.”

““……..”

 

Clarice se perdió brevemente en un pensamiento silencioso, antes de sacudir la cabeza en silencio.

 

“Lo siento. Héroe-nim. Quiero permanecer en el reino.”

“… ¿Por qué?”

 

Preguntó Minwoo. Su voz no contenía una pizca de resentimiento o traición, sino simple curiosidad.

 

“No importa su maldad, no importa su carácter, siguen siendo mi padre y mi madre. Este es el país en el que crecí y mi preciosa patria. Sé que quedarse así es una tontería. Pero Héroe-nim, no quiero dejar atrás al reino, a mi familia, a mis súbditos, a mis amigos y huir”.

 

Como si se avergonzara de sí misma, los ojos de Clarice se dirigieron hacia abajo. Era una triste apariencia en la que incluso la luna más allá de la ventana se apiadaba.

 

“Lo siento.”

 

Minwoo sonrió. Puede que esté pensando demasiado, pero esa pareja de serpientes, puede que también hayan tenido en cuenta la personalidad de Clarice.

 

“Entonces yo también me quedaré”.

“¿Eh?”

“¿Qué. Te quedas, ¿así que por qué me voy a ir solo?”

 

Las miradas de Minwoo y Clarice se encontraron. Para que los inciertos y titubeantes ojos bajo la luz de la luna no se estremecieran más, Minwoo sonrió.

 

“Te lo dije. No quiero perder a mi persona importante por segunda vez”.

 

La sorpresa era evidente en sus ojos. Para ocultar su vergüenza, Minwoo acarició el cabello de Clarice como para enredar las hebras.

 

“Me halagas.”

 

Clarice se movía con su cabello malhumorado. Pero no parecía disgustada. Minwoo recordó algo, y dijo.

 

“Clarice. ¿Quieres ir al campo de entrenamiento mañana?”

“¿El campo de entrenamiento?”

“Dijiste que querías aprender esgrima conmigo no hace mucho. Por un cambio de humor, tengo ganas de enseñarte”.

 

“Ah.”

 

Inconscientemente, la esquina de la boca de Clarice se movió. Eso es lo que él había recordado.

 

“Es una buena noticia para mí. Héroe-nim, lo esperaré con gusto. Fufu.”

“…¿Debería haber sacado el tema. La tensión está alta ahora”.

 

La tranquila conversación entre los dos terminó ahí. Después de haber corrido tanto como él, Minwoo le dio las buenas noches a Clarice y cerró los ojos. Clarice miraba de costado a la cara de Minwoo y susurraba.

 

“Héroe-nim. ¿Estás dormido?”

 

No hubo respuesta de Minwoo. Como si estuviera tomando una decisión, Clarice tragó y abrió la boca.

 

“Héroe-nim”.

““……..”

“Gracias por ayudarme hoy. Yo, cuando Héroe-nimdijo que me protegería, no sabes cuánto palpito mi corazón”.

 

No hubo respuesta de Minwoo. Clarice no le prestó atención y continuó su silenciosa confesión.

 

“Aunque me da miedo vivir como mujer, creo que si Héroe-nim está a mi lado, todo estará bien. No, definitivamente estará bien. Así que…”

 

Clarice sonrió.

 

“Por favor, cuida de mí de ahora en adelante.”

 

Y Clarice se durmió poco después.

Los ojos de Minwoo se abrieron gradualmente. Su rostro, incluso a la tenue luz de la luna, estaba notablemente enrojecido. Con un gruñido, Minwoo se dio la vuelta, apartándose de Clarice, y suspiró.

 

Ahí va todo mi sueño por la noche.

 

 

Nota del autor

¿Charla de almohadas? Es una conversación entre “parejas” en la cama.

Hehekh

Lo siguiente es una historia paralela! (Side History)

 

(1) Originalmente en inglés. En realidad, ‘descanso’ y ‘ojo cerrado’ también eran sinónimos de sueño puro.

 

Lol, ¿cuántos de ustedes mordieron el anzuelo? Me sorprende que nadie haya comentado los tropiezos freudianos de Minwoo en el último capítulo….

 

Además, se escribe como “huir”, y se lee como “fugarse”. (lol)

 

(EZ: digan lo que quieran de mi pero me parece demasiado adorable Clarice)

 

 

 

 

Correcciones en los Comentarios


AnteriorIndiceSiguiente

2 comentarios en “I Became the Hero’s Bride – Capítulo 11

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s