Isekai Shoukan ga Oosugite Megami-sama ga Buchigiremashita – Capítulo 33

Capítulo 33 – La abuela lavando la ropa en el río cuando el abuelo viene de río abajo con un ‘Donburako Donburako’.

 

La República de Keros, situada en el noreste del continente.

Esta zona, que cuenta con grandes extensiones de tierra fértil y fuentes de agua, ha estado prosperando gracias a la agricultura desde hace mucho, mucho tiempo. Hubo varios incidentes con países vecinos que invadieron Keros por sus campos, pero después de cada incidente, la cantidad de cosecha se redujo considerablemente, lo que provocó una gran hambruna en todo el continente.

 

Desde entonces, todos los países vecinos de Keros firmaron un acuerdo para prohibir cualquier invasión de la República de Keros, a cambio de lo cual Keros promete exportarles alimentos y mantiene una posición pacífica y neutral.

 

En la parte oriental de esta República de Keros hay un pequeño pueblo llamado Fito.

Aparte de estar situada casi en la misma frontera del país, así como en el cercano Bosque de los Perdidos, este pueblo es un pueblo normal y corriente. Pero últimamente, la atención se ha estado concentrando silenciosamente en este lugar.

 

La razón es por el volumen de cosecha es anormalmente alto. Métodos de cultivo nunca antes vistos en ningún otro lugar. Y una sola adolescente detrás de todos estos cambios.

 

“Haaah, es tan genial y se siente tan bien.”

 

El pequeño río que fluye junto al pueblo. La persona que está tomando un descanso con los dos pies en el agua es la chica del instituto que fue convocada desde Japón, Akashi Asuka-san.

 

Dado que aún no ha conocido a los elfos oscuros que la convocaron, y que no está involucrada en ningún tipo de lucha a pesar de haber recibido la bendición de Atenea, actualmente es el ejemplo perfecto de una persona japonesa que no está cumpliendo por completo el papel para el que fue convocada.

 

Por cierto, aunque hasta ahora no ha luchado, la bendición de Atenea le ha permitido cultivar nuevas tierras a una velocidad tres veces superior y realizar otras tareas relacionadas con la agricultura.

 

Realmente no hay forma de saber qué sería útil para qué en la vida.

 

“¡Oooi Asuka! ¿Todavía estás aquí?”

“Ah, es Saros-kun.”

 

En la dirección en la que Asuka mira está un solo chico cuya cara todavía tiene un poco de piel de bebé. Es probable que esté regresando de la agricultura, ya que lleva una azada sobre un hombro y sostiene una jaula en la otra mano.

 

“Si tu trabajo está hecho, entonces regresa ya. O si no, las abuelas se preocuparán de nuevo”.

“Mis piernas están cansadas. Pensé que mejoraría si los enfriaba por un tiempo”.

“Haah. Eso está bien, supongo. Pero ya sabes que las abuelas son propensas a preocuparse, así que tenlo en cuenta”.

 

Eso dice Saros-kun mientras sus ojos están fijos en las piernas desnudas de Asuka-san. No se puede evitar, es un chico después de todo.

 

En primer lugar, en esta aldea no hay niños de edad similar a la de Saros-kun, por lo que Asuka es la primera chica de su edad que conoce.

 

Es una orden imposible de decirle que no fantasee. En vez de eso, ya ha llegado al punto de que ‘si Asuka se queda en este pueblo, entonces yo soy su única pareja viable verdad!?’

Por otro lado, Asuka-san ya ha visto al menos el 80% de estas fantasías, y sólo lo está observando de forma reconfortante.

A pesar de su apariencia, ella es en realidad mayor que él, así que no hay manera de que las fantasías de Saros-kun se hagan realidad, al menos durante bastante tiempo.

 

“Oye, ¿no hay algo flotando desde río arriba…?”

“¿Dónde….eh?”

 

La cosa que está flotando a lo largo de la corriente desde aguas arriba hace que los dos dejen de moverse.

 

—- Donburako Donburako. (1)*

 

Flotando una manera que trae a la mente una cierta línea de la historia de un niño determinado en un tazón con un hermoso barnizado.

 

Ahora, la escena de un tazón barnizado flotando por un arroyo en otro mundo ya es digna de tsukkomi, pero lo que es aún más digno de replicar (tsukkomi) es lo que está sobre el tazón de la taza.

 

“Espera un, eh, la corriente es sorprendentemente rápida!”

 

Sí, montando. Una persona diminuta del tamaño de la palma de la mano de un humano.

El tazón ya era inestable mientras fluía río abajo, pero el río también lo empujaba, de tal manera que la persona se aferraba desesperadamente a la orilla.

 

“… Así que este mundo también tiene enanos.” (EZ: Kobito o dwarf traducido como persona diminuta o enano, en ingles tenia acá pulgarcito pero me gusta que este mas apegado a lo original)

“¡¿Lo aceptaste?! No, espera, es la primera vez para mí también, ver a alguien tan pequeño!!”

“Alguien, por favor, sálveme~”

 

Asuka está aceptando esta escena porque es de otro mundo, Saros-kun está Replicando (tsukkomi) porque es de otro mundo, y luego está el enano(temporal) que grita desesperadamente pidiendo ayuda.

 

Qué escena tan caótica.

 

“Haah, estoy salvado.”

 

Varios minutos después.

El enano(temporal) que fue salvado con éxito suspira aliviado. Sobre el regazo de Asuka.

 

“¿Por qué estás sentado ahí?”

“Ehh, vine en primer lugar porque tengo negocios con ella. Es más fácil hablar con ella desde esta posición”.

 

Saros-kun replica (tsukkkomis) con sus celos a todo ritmo, pero el Enano(temporal) le responde tranquilamente con un “qué es lo que está haciendo este tipo de todos modos”. Sólo por su apariencia, Saros-kun se ve bastante patético.

 

“¿Negocios conmigo? Umm…….”

“Ciertamente. Lo que me recuerda que aún no me he puesto nombre. Mi nombre es Sukunabikona. Ha pasado un tiempo desde la última vez que aparecí a los humanos, así que pensé en hacer mi escena de entrada más interesante, pero se descontroló por completo. Pensé seriamente que iba a morir allá atrás.”

 

“Sukunabikona-sama…….. Si mal no recuerdo, ¿ayudasteis a Ookuninushi-sama con la construcción del campo?”

“Ohh, seguro que conoces sobre mitologías. Por otra parte, parece que también sabías lo de Sarutahiko, así que tal vez es de esperar”.

 

De hecho, es Sukunabikona (2)*.

Al entrar al servicio de Ookuninushi-sama después de convertirse en el gobernante de Ashihara no Nakatsukuni (3)*, es el dios que ayudó a construir el país proporcionando diversos conocimientos.

 

“¿Eh, un dios? ¿Esta cosa?”

“¿Acabas de llamarme “cosa”, mocoso? ¿Quieres que te haga volar?”

“¿Quién es un mocoso, chibi!?”

 

Saros-kun no está haciendo ningún esfuerzo por ocultar su desconfianza en la afirmación de Sukunabikona-sama de ser un dios, mientras que el propio Sukunabikona-sama está hinchando su pequeño pecho en una muestra de intimidación.

 

Ambos están siendo inmaduros.

 

“Um, por favor, cálmese, Sukunabikona-sama. ¿Qué es este asunto que tienes conmigo?”

“Ohh, es cierto. No es nada grande. Sólo tenía que entregarte algo. Aquí tienes.”

 

Diciendo esto, Sukunabikona-sama se da palmaditas en el pecho, sacándose algo.

Luego hace un movimiento de lanzamiento, tras el cual una pequeña montaña de bolsas de aspecto pesado aparece en la orilla del río.

 

“¿De dónde sacaste todo eso?”

“¿Ah? No te preocupes por los pequeños detalles.”

“Waahh, ¡tan increíble!”

 

Ante un espectáculo físicamente imposible, la reacción de Saros-kun es dar una replica (tsukkomi), mientras que Asuka lo acepta tal cual.

 

Saber cuándo dejar pasar las cosas es una habilidad muy útil sin importar el mundo, así que aprendamos todos de ella.

 

“¿Qué hay dentro? Parecen sacos de arroz”.

“Tienes razón en que es arroz, pero es arroz con semillas. Aparentemente ha habido un número abrumador de oraciones de ‘por favor, déjenme comer arroz’ de los japoneses que han sido enviados a este mundo. Pero como dice el refrán: “Dale a un hombre un pescado y lo alimentarás por un día”. “Enséñale a pescar, y eso lo alimentará toda la vida”. Por eso me han enviado a entregarle esto, ya que tu es el más adecuada para cultivarlos. Por cierto, ni siquiera sabemos cuál es el que mejor se adapta al suelo de aquí, así que he traído de varios tipos”.

 

Al igual que su pareja Ookuninushi-sama, Sukunabikona-sama también posee disposiciones hacia varias cosas, entre ellas los granos.

 

Por eso se le encomendó el trabajo de esta vez, que en realidad también incluye la selección de las especies de arroz. Pero la persona en sí es bastante descuidada, por lo que toda la consideración detrás de esta elección de personal se desperdicia en gran medida.

 

“Yo también suspiraba por el arroz, así que me alegro, ¿pero está bien llevar el arroz a otro mundo?”

“Amaterasu está manejando eso, así que no conozco todos los detalles, pero aparentemente está bien.”

 

Por cierto, los dioses en los que la gente en este mundo cree son los dioses del panteón griego, como estoy seguro que la mayoría de los lectores ya se han dado cuenta. Como era de esperar, la respuesta de Zeus a esta petición fue “entonces desnúdese”, como si fuera una reivindicación de la pérdida de la última vez en las tiras de piedra, papel y tijeras, en las que Ame-no-Uzume-sama saltó con “¡con mucho gusto!

 

Por supuesto, no hace falta decir que fue golpeado en negro y azul por su esposa después.

 

“Pero nunca antes había cultivado arroz. ¿Va a estar todo bien?”

“No te preocupes, te ayudaré”.

“¿Eh?”

 

El descontento de Saros-kun por las palabras de Sukunabikona-sama queda claro en su respuesta. Pero parece que Asuka no lo ha oído porque lo ignora.

 

“Wah, eso es muy tranquilizador. Sukunabikona-sama sabe muchas cosas, ¿verdad?”

“¡Puedes apostar! Déjamelo a mí, será pan comido cuando tú y yo trabajemos juntos”.

““……”

 

Asuka parece encantada, y Sukunabikona-sama parece ansiosa por irse. Luego está Saros-kun, que parece resentido y amargado.

 

“¡Yo, no perderé contigo!”

“Hah.”

 

El joven arde de competitividad frente al dios del tamaño de una palma, mientras que el dios se ríe de dicho joven en desacato.

 

…. También hoy, este otro mundo está en paz.

 

 

 

1 Esta es la onomatopeya de la historia de Momotaro cuando estaba en un melocotón que flotaba por el río. Y fue recogido por una abuela que por casualidad estaba lavando ropa en la orilla del río, de ahí el título de este capítulo.

 

2 También llamado Sukunahikona. Aparentemente Wikipedia no tiene una página sobre él, así que aquí está Britannica y Enciclopedia del Sintoísmo.

 

3 Ashihara no Nakatsukuni es el nombre de Japón, o el mundo mortal entero situado entre el cielo (Takamagahara) y el infierno (Yomi). Dependiendo de lo que se diga, Ookuninushi podría ser el único gobernante de la región de Izumo en Japón.

 

 

 

Correcciones en los Comentarios


AnteriorIndiceSiguiente

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s